Las filiales más modestas del gigante automovilístico alemán alcanzaron récords históricos de ventas en 2015

Seat y Skoda alegran las cuentas del grupo Volkswagen

La marca española vuelve así a dar beneficios después de 6 años

Seat y Skoda alegran las cuentas del grupo Volkswagen
El presidente de SEAT, Luca de Meo The Motor Lobby

Seat vuelve a ser rentable seis años después. La filial del grupo Volkswagen registró un beneficio de 6 millones de euros después de impuestos  en 2015 (en 2008 obtuvo 44,4 millones). El presidente de la compañía, Luca de Meo, se mostraba orgulloso con la «notable mejora» que suponen estas cifras respecto a las de 2014, cuando Seat registró unas pérdidas de 65,7 millones de euros.

Además, Seat ha registrado un nuevo récord histórico en ventas, alcanzando los 8.332,1 millones de euros, lo que supone un incremento del 11% respecto a los 7.496,6 millones de 2014. Para el presidente de la marca, Seat ha iniciado el camino hacia «la rentabilidad sostenible y duradera». La recuperación financiera de la marca dará  además a los miembros de la empresa más confianza para afrontar los futuros retos de la compañía tras el escándalo del dieselgate, añadía.

Para mirar al futuro con esperanza en Seat cuentan además con otra buena noticia, pues De Meo ha anunciado que Martorell fabricará en 2017 un nuevo SUV urbano de pequeñas dimensiones que ha sido desarrollado en el centro técnico de Barcelona y que será el primero de esta categoría que tendrá todo el grupo Volkswagen. El comité de empresa ya daba por hecha la adjudicación del segundo SUV de Seat, algo que consideraban imprescindible ante el cese de producción del Audi Q3 en 2018. 

Sobre el escándalo de la manipulación de emisiones, el presidente de Seat ha asegurado que la prioridad para la compañía ha sido ofrecer una solución técnica a los vehículos afectados y garantizar a los clientes un «servicio rápido y con los menores inconvenientes posibles». En las próximas semanas se iniciarán las revisiones técnicas, cuyo coste será asumido íntegramente por el consorcio alemán, aunque no se ha hecho mención a la afirmación de Facua sobre que VAG no garantiza que no haya merma de prestaciones en este proceso. Tampoco se ha dicho nada sobre compensación económica alguna, un punto que los clientes estadounidenses sí están recibiendo. 

Skoda consolida su ascenso

El director financiero de Skoda, Winfried Krause, también saca pecho con el aumento en las ventas de vehículos, un mejor ‘mix’ de las versiones de modelos vendidos y la optimización de los costes materiales que han sido claves en este crecimiento rentable. El consejero delegado de la empresa, Bernhard Maier, apuntó que 2015 fue un año de nuevos récord en pedidos, ingresos y beneficios. Este comportamiento demuestra que la marca ha alcanzado un nuevo nivel de rendimiento. «Nuestro éxito es sostenible», ha añadido.

La facturación de la empresa con sede en Mladá Boleslav en 2015 fue de 12.486 millones de euros, un 6,2% más si se compara con los 11.758 millones de euros que ingresó en el conjunto del pasado ejercicio. Skoda registró un beneficio operativo el año pasado de 915 millones de euros, un 12% más, mientras que su resultado antes de impuestos mejoró un 9,2% en el conjunto de 2015, hasta 846 millones de euros.

La multinacional automovilística matriculó un total de 1,05 millones de vehículos en todos los mercados en los que opera durante el año pasado, un 1,8% más, y su plantilla creció un 2,9%, hasta 26.646 trabajadores. 

La matriz del grupo alemán, Volkswagen, sigue retrasando tanto la presentación de su balance de 2015 -prevista para el pasado día 10 de marzo- como la Asamblea General de Accionistas -que debía celebrarse el 21 de abril-, «debido a las cuestiones que siguen abiertas, y los cálculos de valoración resultantes, vinculadas al asunto de las emisiones de motores diésel», según ha informado la dirección.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído