MANUELA CARMENA SIGUE SIN TENER EN CUENTA A LOS TRABAJADORES DEL CENTRO

Madrid Central reduce el consumo en el centro: Comerciantes, hosteleros y transportistas, en peligro

Se ha reducido en más de un 10% los consumidores en el centro de la capital

La Plataforma de Afectados por Madrid Central sostiene que desde que ha entrado en vigor el plan de Manuela Carmena de la restricción al tráfico en la almendra central, se han reducido en más de un 10% los consumidores, en el centro de la capital.

La Plataforma se ha reunido este jueves 13 de diciembre, trasladando sus quejas a la alcaldesa de Madrid. Esta plataforma reúne a cerca de ochenta asociaciones de comerciantes, hosteleros o transportistas, entre otros colectivos.–Las víctimas del caótico Madrid Central de Carmena son los más débiles: camareros, trabajadores con horario de noche y personas mayores–

En un comunicado, han asegurado que la caída de los flujos y consumidores del fin de semana, ha sido superior al 10% y lo comparan con el retroceso del 2,9% que se vivió en los peores momentos de la crisis.–Estas son las multas que te clavarán Carmena y los de Podemos si te metes por ‘error’ en Madrid Central–

«Podemos imaginar las consecuencias catastróficas que Madrid Central puede tener para los pequeños comerciantes, pymes y autónomos«, aseguró esta agrupación que considera que, hasta el momento esta medida se ha implementado como un ensayo experimental, condicionado por las obras en el centro y por el solapamiento con el dispositivo de seguridad de Navidad.

En los primeros tres días de implantación, el tráfico rodado se redujo, pero no se percibió un incremento proporcional del transporte público, lo que supone un retroceso a juicio de esta agrupación, que critica al Gobierno de Madrid Central por triunfalista.

Su principal reclamación es que los comerciantes sean tratados como residentes y no como vecinos de segunda para que puedan contar con los mismos permisos de cortesía (ahora tendrán 10 frente a los 20 de los residentes) tan necesarios en sus negocios.–Madrid Central: Guía para intentar sobrevivir a las trampas de Carmena y los de Podemos–

Piden flexibilidad en el calendario para poder adaptar sus vehículos contaminantes a la normativa de Madrid Central y horarios más amplios para la carga y descarga.

CARMENA QUITA A LOS AGENTES DE TRÁFICO DE LA M-30 PARA CONTROLAR MADRID CENTRAL

El cierre a la circulación de coches privados en el distrito de Centro, está suponiendo un problema para los efectivos de servicios ordinarios del resto de la ciudad.

Los equipos de control de la M-30, de los radares y de atestados de accidentes cuentan con menos uniformados desde que, el pasado 30 de noviembre, el Gobierno de Manuela Carmena diera el pistoletazo a esta improvisada medida.–La Policía Municipal de Madrid se niega a ejecutar las ‘identificaciones racistas’ de Carmena y los de Podemos–

La delegada de Movilidad y Medio Ambiente, Inés Sabanés, sacaba pecho sobre los diez primeros días de Madrid Central. Pero se le olvidaba, mencionar el ejercicio de casi prestidigitación que se está haciendo desde la Policía Municipal para lograr el equilibrio entre una plantilla severamente mermada y semejante despliegue.

Cada día se destina a un centenar de agentes de la Unidad Especial de Tráfico (UET) y de la de Atestados, así como otros aproximadamente cincuenta agentes de Movilidad a controlar las incidencias en la nueva APR en el centro.

«Se está quitando a personal que presta servicio en la M-30, que vigila los radares y tramita los accidentes de tráfico para llevarlos a la campaña de Navidad; es decir, para Madrid Central, porque el plan viene a ser el mismo, no existen dos», indican fuentes policiales.

Para colmo, el grueso de ese contingente de efectivos mencionado está conformándose por los que tocan por turnos y obligando a hacer horas extra al resto. Como ha venido ocurriendo este año en eventos y dispositivos especiales, se han solicitado voluntarios, pero apenas hay.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído