Arrancan las obras del túnel AVE Atocha-Chamartín, «la gran vía ferroviaria»

Arrancan las obras del túnel AVE Atocha-Chamartín, "la gran vía ferroviaria"
La tuneladora que hará el túnel AVE Atocha-Chamartín se llama "la gran vía ferroviaria". Agencia EFE

El ministro de Fomento, José Blanco, asistió hoy al inicio de las obras del túnel ferroviario que permitirá unir la alta velocidad entre las madrileñas estaciones de Atocha y Chamartín y que definió como «la gran vía ferroviaria del siglo XXI».

Precisamente, la tuneladora que hoy comenzó a realizar la obra -una máquina de 125 metros de largo y 2.200 toneladas de peso-, se llama «Gran Vía», en homenaje al centenario de la calle madrileña.

Durante su intervención, Blanco, que no admitió preguntas de la prensa, destacó que el nuevo túnel va a ser «decisivo» para la alta velocidad en la Península Ibérica y «clave» para mejorar la eficiencia del sistema ferroviario.

«Esta mañana iniciamos la gran vía ferroviaria del siglo XXI, la gran vía de la alta velocidad y las modernas comunicaciones», dijo.

El ministro de Fomento -que visitó las obras acompañado por el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, José Ignacio Echeverría y la delegada del Área de Obras y Espacios Públicos del Ayuntamiento de Madrid, Paz González-, añadió que esta obra es un ejemplo de «unión y cohesión».

«La modernización y el impulso de la red ferroviaria en España no se puede entender sin este nuevo túnel», afirmó.

Por su parte, Echevarría destacó que proyectos como el AVE «unen a todos», y ofreció «lealtad institucional y colaboración» al ministro de Fomento para impulsar obras de este tipo.

Dentro del plan del Gobierno para modernizar las infraestructuras ferroviarias, Blanco anunció que este año se licitarán las obras para la ampliación de la estación de Chamartín, aunque no precisó cuantías.

«Más vías, más andenes, mejores accesos y más superficie para acoger aún a más viajeros», afirmó Blanco, sobre un proyecto que supondrá la «mayor transformación» en 30 años de esta estación, por la que cada año pasan 20 millones de viajeros.

El nuevo túnel entre Atocha y Chamartín, que supondrá una inversión de 206 millones de euros y estará terminado en un año, permitirá conectar todas las líneas de alta velocidad con origen o destino a la mitad norte con las de la mitad sur.

El túnel tendrá una longitud de 7,3 kilómetros, 6,8 soterrados, y la mayoría de trabajos se harán con la excavadora «Gran Vía», traída desde Alemania.

La obra discurrirá bajo ocho líneas de metro y los dos túneles de ancho convencional que ya unen Chamartín y Atocha.

La cabeza de corte de la tuneladora, que hoy han arrancado las autoridades, se mueve con 18 motores e irá perforando y extrayendo la tierra para situar después las piezas de hormigón armado de la obra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído