HOMEXPLORER: TU NUEVO ASESOR INMOBILIARIO

Las tres pesadillas habituales a la hora de mudarse

Las tres pesadillas habituales a la hora de mudarse
La mudanza es siempre un quebradero de cabeza. HE

Mudarse puede aparecer en la lista de experiencias traumáticas en la vida de una persona… a no ser que tomemos ciertas medidas de precaución. Te las contamos.

Los problemas pueden surgir en cada una de las etapas de la mudanza, sin embargo las pesadillas más comunes podemos separarlas en tres categorías. Así es como se dan y como debemos actuar para evitarlas.

Contratar una empresa de mudanzas “chapuza”.

La mayoría de las historias de terror involucran a empresas deshonestas y/o incapaces.

  • La empresa se retrasa o no aparece en ningún momento. La hora acordada se acerca pero no se ve ninguna señal de que el camión llegue. Independientemente de las excusas que reciba, el resultado inevitable será mucho estrés y tiempo perdido.
  • El personal de la empresa es descuidado o inexperto. Si tu empresa de mudanzas llega tarde o carece del equipo adecuado para manejar tus pertenencias de manera segura y eficiente, tu mudanza puede convertirse rápidamente en una pesadilla.
  • La empresa es una estafadora. En el peor de los casos, puedes ser víctima de una estafa en tu propia mudanza. Se pueden detectar porque a menudo solicitarán mucho más dinero del que se negoció anteriormente, basándose en supuestos servicios adicionales. También pueden retener tus pertenencias como rehenes hasta que pagues una “tarifa” adicional como rescate o incluso sustraer tus pertenencias más caras.

La buena noticia es que hay una manera fácil de evitar tales pesadillas. Todo lo que necesitas hacer es investigar cuidadosamente sobre la empresa de mudanzas antes de contratarlos para asegurarte de que estás tratando con profesionales con licencia y experiencia en los que se puede confiar. También es una buena idea adquirir un seguro apropiado para tus pertenencias, por si acaso.

Problemas de trafico

Mucho tráfico también puede convertir tu mudanza en una verdadera pesadilla.

  • Atascos. El camión de la mudanza se retrasa y es posible que no tengas suficiente tiempo para terminar con la mudanza según lo planeado.
  • Accidentes de tráfico. Si ha habido un accidente en la carretera, el camión de la mudanza tendrá que esperar hasta que se restaure el tráfico normal. Sin embargo, la historia podría empeorar mucho más: podrías perder todas tus posesiones o recibirlas gravemente dañadas si el camión de la mudanza es el que se estrella, se incendia o queda atrapado en algún lugar complicado debido a condiciones climáticas adversas. Incluso es posible que unos ladrones puedan entrar en el vehículo y robar tus bienes.
  • Averías. Si el de la mudanza se estropea en la carretera, tendrás que esperar a que la compañía de mudanzas te envíe otro vehículo. Además, tus pertenencias pueden dañarse fácilmente mientras se transfieren de un vehículo a otro.
  • Problemas de aparcamiento. El camión de la mudanza tiene que dar vueltas por el barrio durante horas hasta que se quede libre un espacio de estacionamiento adecuado, o el personal de la mudanza tiene que aparcar lejos de la entrada de tu nueva casa. En tales casos, no solo perderás un tiempo valioso, sino que también tendrás que pagar una tarifa adicional por el retraso o una tarifa adicional de larga duración.

Por supuesto, no hay nada que pueda hacerse para prevenir accidentes de tráfico o averías, pero al menos puedes reservar un lugar de estacionamiento directamente en frente de la casa antigua y la casa nueva y elegir una compañía de mudanzas que tenga conductores experimentados y varios vehículos en buen estado.

Mala organización

Mudarse implica atar muchos cabos sueltos y una pequeña distracción puede resultar en una situación desastrosa.

  • El caos de empaquetar. Te das cuenta de que has empaquetado más cosas de las que habías acordado con la empresa de mudanzas y algunas cosas no se pueden cargar en el camión. O tal vez no etiquetas las cajas correctamente. Lo peor de todo, es posible que no esté todo listo cuando lleguen la empresa de mudanzas.
  • Problemas con los muebles. Si tus muebles grandes no entran por las puertas, es posible que tengas que dejar atrás bienes preciados o solicitar servicios de grúa que te costarán caro y retrasarán tu mudanza.
  • Problemas de papeleo. Si olvidas cambiar la dirección de tus suministros, no tendrás electricidad, gas ni agua en el día de la mudanza. Si olvidas cambiar tu dirección, no recibirás tu correo en tu nueva casa. El hecho de no actualizar todos tus documentos seguramente te causará problemas en el futuro.
  • Gastar demasiado. Si reservas la empresa de mudanzas en el último momento, solicitas muchos servicios adicionales, negocias un presupuesto no acorde a tus necesidades, terminarás pagando mucho más de lo que esperabas.
  • Problemas de seguridad. Haz todo lo posible por evitar lesiones y accidentes en el día de la mudanza, ya que lesionarse es una de las peores y más comunes cosas que te pueden suceder durante tu mudanza.

La única forma de evitar problemas al mudarse de casa, es planificar cada fase de la aventura de forma meticulosa y estar siempre un paso adelante. De lo contrario, es posible que te encuentres frente a cualquiera de estas pesadillas tan comunes.

Recuerda, que para encontrar la casa de tus sueños, puedes utilizar una herramienta como Homexplorer, tu asesor inmobiliario que te ayudará a buscar y analizar según tus preferencias tu mejor opción.

Autor

Miguel Díaz

Miguel Díaz es socio fundador de Homexplorer y CTO de la compañía.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Experto
Miguel DíazVivienda

www.homexplorer.es es tu nuevo asesor inmobiliario digital gratuito, que te ayudará en la búsqueda, análisis y toma de decisiones.
Ponemos a tu disposición la tecnología más avanzada del sector inmobiliario para que dispongas de información relevante, actualizada y completamente gratuita.
Prueba nuestro buscador, ajusta tus preferencias y verás que nunca ha sido tan fácil encontrar el inmueble deseado.

Lo más leído