Nueva gama de quesos de Sierra de Monfragüe

Son tres las variedades: curado, al vino y al pimentón ahumado y así Sierra de Monfragüe presenta su nueva línea de quesos de cabra con tres variedades que completan su catálogo de productos.

Jamones y Embutidos Sierra de Monfragüe se complace en presentar su nueva línea de quesos de cabra sin féculas ni gluten, que vienen a completar su ya amplia gama de productos disponibles. La firma extremeña incorpora tres variedades, fruto de su acuerdo con un nuevo productor de la región, a saber: queso de cabra semicurado con pimentón de La Vera extremeña y un característico color rojo; queso de cabra curado con leche cruda y corteza natural; y el queso de cabra curado al vino, una variedad exclusiva que supone una fusión de dos productos característicos con sabores marcados, como son el propio queso y el vino de la región.

El queso de cabra, como ocurre con la mayoría de variedades, aporta a la dieta diario un alto valor nutritivo, y ocupa un lugar destacado en la pirámide alimenticia a la hora de aportar vitaminas, sales minerales y proteínas al organismo. Contiene una adecuada proporción de ácidos grasos y resulta fácilmente digerible, además de favorecer la flora intestinal. Las tres novedades son estas:

– Queso de cabra semicurado Sierra de Monfragüe, realizado con leche pasteurizada de cabra y cubierto con pimentón de La Vera extremeña. Es el de color rojo.

– Queso de cabra curado Sierra de Monfragüe, realizado con leche cruda de cabra y con corteza al natural.

– Queso de cabra curado Sierra de Monfragüe al vino, es el de color más oscuro, se fabrica también con leche cruda de cabra y se sumerge en vino, y por ello la corteza tiene ese color vino. Se recomienda consumirlo con corteza, con el fin de apreciar la fusión de sabores queso-vino.

Precio de venta recomendado: 6,50 €/pieza. Se comercializan en cómodos envases al vacío.

Fundada en agosto de 2004, Jamones y Embutidos Sierra de Monfragüe se ha consolidado dentro del sector de productos ibéricos gracias a su método tradicional de elaboración y a sus sorprendentes apuestas de presentación de los mismos. Con sede en la localidad de Malpartida de Plasencia en la provincia de Cáceres, la empresa se halla cerca del Parque Nacional de Monfragüe, todo un reclamo turístico declarado por la UNESCO como reserva de la biosfera, además de considerarse una Zona de Especial Protección para las Aves.

Especialistas en la fabricación de jamones y embutidos de forma artesanal, la empresa, dirigida por Marta Recio (no somos familia, al menos que yo sepa, aunque mi padre era de Badajoz, eso sí), busca abrirse hueco en un mercado consolidado, pero con un cambio radical en el tratamiento de los productos. Su catálogo lo componen sus jamones ibéricos de cerdo de cebo, el chorizo, el salchichón, lomo, morcilla patatera y morcilla de calabaza entre otros, en cuyo proceso de curación se sirve de uno de los productos más típicos de la dehesa extremeña, como es el pimentón de La Vera.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído