Los turistas comen paella en una de cada tres ocasiones que se sientan a la mesa en Valencia

Al menos es lo que se deduce de una encuesta realizada entre sus clientes por el hostelero Grupo 374, que cuenta con cuatro locales en el centro de Valencia, de donde se extrae el dato de que los visitantes extranjeros se declaran amantes de la cocina tradicional valenciana.

El jamón como entrante y la paella como plato principal se sitúan en la lista de prioridades de los turistas que visitan el centro de Valencia. Suelen dirigir sus preferencias a lo que ellos conocen, a la imagen que tienen de nuestro país y de esta ciudad mediterránea. Según este estudio, la mayoría de las veces desconocen que la paella es denominación de origen de Valencia o que el gazpacho se refiere habitualmente al plato regional típico andaluz.

Para poder entender mejor lo que es el turismo gastronómico, el Grupo 374 ha realizado un estudio entre sus clientes del céntrico restaurante Ocho y Medio y determinar cuáles son sus gustos culinarios. Este restaurante sirve cada día a multitud de extranjeros que reconocen que la paella es el plato típico que mejor representa a España. En este sentido, los camareros hacen una buena labor ejerciendo de profesores, explicando que este plato se come directamente de la paella, aunque muy pocos se atreven a llevar a cabo la tradición. No es raro encontrar muchos encargos a cualquier hora del día, debido a la gran demanda que suscita entre los turistas, incluso hasta las doce de la noche.

Todos aquellos que visitan la capital valenciana reconocen que la gastronomía es un punto fuerte en la oferta turística. El entrante estrella lo encabeza todo un clásico nacional: el jamón. Y no importa si es de cebo o de bellota, lo importante es que sea jamón y esté rico. La sangría y el vino tinto o blanco son las opciones más solicitadas para acompañar un menú diario.

Otros datos referentes a la labor en la cocina de un restaurante, indican que aunque las mujeres suelen cuidar más la línea que los hombres, las dietas sin gluten o las veganas son aquellas que más problema suponen en la cocina. Transformar el menú o adaptar cada plato son gajes del oficio que obligan a los cocineros a hacer prueba de ingenio. Pese a este tipo de contratiempos, Ocho y Medio, según nos informan, trata de complacer a sus clientes. Por suerte la paella es fácilmente adaptable para vegetarianos optando por la de verduras y ninguna de sus versiones lleva gluten, por lo que facilita la labor del chef.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído