Altos de Losada 2017, el producto de 17 pequeñas piezas de viñedo de mencía

Altos de Losada 2017, el producto de 17 pequeñas piezas de viñedo de mencía

Este vino tinto de denominado Altos de Losada Villa de Valtuielle de Arriba es un vino elegante, fragante y de compleja nariz que tiene su origen en 17 pequeñas piezas de viñedo viejo de mencía recuperadas por Losada Vinos de Finca, y que han sido cultivadas y elaboradas por separado. El encuentro entre las arcillas de su origen y sus 15 meses de crianza en barrica de roble francés, configuran un vino terroso, vivaz, carnal, y profundamente cautivador. Desde luego que en esta añada 2017 se trata de un vino que  conquista el paladar, dotado de mucha frutosidad, y resultando carnoso y equilibrado en boca. además ha sido merecedor de las mejores puntuaciones en las principales guías españolas e internacionales, como Wine Spectator y James Suckling. Está acogido a la D.O.Bierzo Y es muy adecuado para degustar embutidos, asados, carnes rojas, cordero o arroces con carne. Su PVP en tienda es de 17,50 €.

Además es de destacar que esta añada será la última con este etiquetado, ya que en la próxima cambiará. Y es que los primeros vinos D.O. Bierzo con el nuevo etiquetado en unidades geográficas han salido al mercado y Losada Vinos de Finca ha sido de las primeras bodegas en lanzar al mercado vinos bajo el nuevo etiquetado y denominándose “vinos de villa”. En la nueva normativa también se permite la utilización de dos históricas variedades autóctonas -merenzao y estaladiña-, así como la posibilidad de elaborar monovarietales de garnacha tintorera. Los nuevos vinos han superado un control exhaustivo por parte de los técnicos del Consejo. Este proceso se inicia antes de la vendimia en las parcelas en las que se tiene previsto elaborar estos vinos, siguiendo por la vigilancia de los rendimientos por parcela previstos en el nuevo pliego de condiciones y su identificación.

Los “vinos de villa” tienen un rendimiento de kilogramo de uva por hectárea un 20 por ciento menor al máximo fijado para los demás, mientras que en los de paraje el rendimiento es de un 25 por ciento menos. Es decir, se valora la calidad frente a la cantidad.

Los “vinos de paraje” podrán dar lugar a vinos de viña clasificada tras cinco años tipificados como vinos de paraje, siempre que su calidad sea reconocida por el comité de expertos del Consejo Regulador. Después de cinco años, pueden evolucionar a gran viña clasificada, con un rendimiento de uva un 35 por ciento inferior al máximo fijado. Lo que significa que los primeros vinos de viña clasificada del Bierzo podrían ver la luz en 2025 y habrá que esperar a 2030, como mínimo, para poder ver un gran viña clasificada.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído