Finca La Emperatriz Blanco 2020, un vino tan potente como de gran finura en una añada compleja

Finca La Emperatriz Blanco 2020, un vino tan potente como de gran finura en una añada compleja

Viñedos Hermanos Hernáiz iniciaron el pasado año presentando cambios sustanciales en su proyecto más emblemático, Finca La Emperatriz, el viñedo que en tiempos perteneciera a la emperatriz de Francia Eugenia de Montijo. Al lanzamiento de sus Finca La Emperatriz Gran Vino, los vinos de alta gama de la bodega, les siguieron El Jardín de La Emperatriz, Tinto y Blanco, que componían así la segunda marca nacida de la propiedad que los Hernáiz tienen en el extremo noroccidental de la D.O.Ca. Rioja.

Y hoy la noticia es que tras una más que cálida acogida de estas nuevas referencias por parte de la crítica y el público desde que se presentaran, y de lo que aquí en su día le hablamos, los Hernáiz lanzan ahora la segunda añada de El Jardín de La Emperatriz Blanco, siguiendo el trazo de los vinos elaborados en la propiedad y con la marcada personalidad frutal de esta etiqueta. El Jardín de la Emperatriz Blanco 2020 es un blanco joven elaborado con uvas de la variedad viura, que tienen como origen en su mayoría cepas con más de 60 años cultivadas en la finca -con criterios de sostenibilidad-, vendimiadas manualmente y prensadas en atmósfera inerte. Una vez en bodega, el mosto pasó a depósito de hormigón para macerar junto a la pulpa, y tras el desfangado y la fermentación alcohólica, permaneció con sus finas lías durante 3 meses. En este caso, además, la elaboración goza de los beneficios del efecto añada, ya que la 2020, a pesar de ser complicada, permitió alcanzar una maduración impecable en la finca, dando como resultado vinos que se muestran potentes, pero de gran finura.

El resultado es un vino con el perfil propio de esta etiqueta: aromas a flores blancas y notas cítricas, y un claro predominio de fruta blanca madura junto a una acidez fresca y persistente.  En definitiva, un vino concebido para disfrutar en momentos informales y que puede acompañar una gastronomía variada donde prevalezca la calidad del producto por encima del artificio de las elaboraciones.

Además la presentación de esta nueva añada viene a coincidir con la publicación del siempre esperado informe de la D.O.Ca. Rioja elaborado por el reconocido Master of Wine Tim Atkin, que en su edición para este año 2021, ha posicionado la bodega Hermanos Hernáiz en la segunda categoría – de un total de cinco- de su clasificación personal de Rioja. Una carta de presentación perfecta para los vinos elaborados por los hermanos Hernáiz.

Y como decíamos, el 2020 fue un año muy complicado, más allá de los efectos de la pandemia. El invierno fue suave, lo que propició una brotación temprana, diez días antes de lo habitual. Las precipitaciones en esta época fueron de 245 litros. La primavera continúo muy lluviosa. Casi todas las semanas caía algo de lluvia hasta totalizar los 233 litros. Esto complicó mucho las cosas, ya que hubo fuertes ataques de mildiu. El desafío es mayor aún cuando se trabaja con viñedo ecológico, como ya lo es la mitad del viñedo de la bodega. En el periodo de floración las temperaturas fueron muy bajas y con lluvias constantes, por lo que hubo un corrimiento generalizado en todas las parcelas. Muchas de las flores del racimo abortaron y no llegaron a convertirse en bayas. Racimos secos por el mildiu, corrimiento… Por momentos todo parecía un desastre. Pero la grandeza del campo está en que muchas de las situaciones que son catastróficas para la cantidad, se convierten en mágicas para hacer grandes vinos: cepas con poca carga y racimos muy abiertos con bayas pequeñas. Todo esto, sumado a un verano seco y caluroso, permitió conseguir una maduración increíble, que dio lugar a vinos que se muestran potentes, pero con gran finura.

Con esta añada se llevço a cabo una vendimia manual, entre el 17 y el 20 de septiembre en palots de 180 kg.  La uva refrigerada, 00 % viyra, entra en la prensa bajo atmósfera inerte y los mostos obtenidos por escurrido y prensado suave pasan a depósito de hormigón para macerar con su pulp a en frío durante 48 horas. Tras el desfangado estático por gravedad y fermentación a temperatura controlada de 15-16º y terminada la fermentación alcohólica, se eliminan las lías más gruesas y se mantiene el vino durante 2-3 meses con las lías más limpia, llegando a alcanzar un grado alcohólico de 13,5 %/Vol. Su PVP es de 8,60 €.

Viñedos Hermanos Hernáiz ampara todos los proyectos vitivinícolas de la familia Hernáiz, originaria de Cenicero (La Rioja). En 1996 la familia fundó Finca La Emperatriz a raíz de la compra de una finca histórica de Rioja, que había pertenecido antiguamente a Eugenia de Montijo, emperatriz de Francia.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído