A Contracorriente

Enrique Arias Vega

Pitorreo de la Justicia

No me extraña que todas las asociaciones de magistrados hayan apoyado la huelga del personal de la Justicia en petición de más medios, más consideración y más independencia de los Tribunales. El último ejemplo del nulo respeto que se tiene a los jueces de este país lo ha evidenciado el actor Willy Toledo, quien ha dado un plante a

Lo importante es el relato

La verdad hace tiempo que dejó de existir. Lo importante no es lo que ha ocurrido, sino lo que se dice que ocurrió. ETA ha sido fiel a ello hasta el final. Su disolución no es la de una banda terrorista, sino la de un “grupo armado” que ha puesto fin no a matanzas indiscriminadas sino a la “lucha”. Ellos, pues, son los amantes de

Prostitutas, Trump y otros escándalos

Nunca se sabe cuándo ha sido el último escándalo de Donald Trump porque éstos se suceden a una velocidad de vértigo. El actual, las declaraciones de su abogado Rudy Giuliani de que pagó 130.000 dólares de su propio bolsillo a la actriz porno Stormy Daniels. Lo de las prostitutas, el sexo y sus comentarios derogatorios sobre las mujeres

¿Para qué sirve la Justicia?

La verdad es que solemos preferir la venganza a la justicia. Lo digo tras ver cómo reaccionamos los seres humanos ante fallos judiciales que no se corresponden con nuestros criterios o con nuestros prejuicios. Eso sucede lo mismo en el caso Urdangarín, en las actuaciones contra el proceso separatista catalán, en los tristemente famosos

Corrupción y Universidad

Más allá del escándalo político y académico que ha acabado, probablemente, con la carrera de Cristina Cifuentes, la mayoría de españoles son conscientes de dos cosas: de que el prestigio de la Universidad Juan Carlos I está por los suelos —¿quién presumirá, a partir de ahora, de haberse titulado allí?— y que toda la Universidad

¿Son violentos los CDR?

El precedente más claro de los Comités de Defensa de la República Catalana son sus homólogos de la Revolución Cubana. El papel de estos últimos no es ni ha sido violento, sino sólo el de practicar la simple delación de quienes no comulgan con las ideas del régimen castrista, dejando para otros la represión propiamente dicha. Pero

Un mundo absurdo

El mismo día en que Carles Puigdemont sale de la cárcel, entra en ella el expresidente brasileño Lula Da Silva. Al margen de otras consideraciones penales, mientras el catalán no hizo nada durante sus 21 meses de mandato, salvo gastar tiempo y dinero en su ensoñación separatista, el antiguo sindicalista latinoamericano modernizó su

¿Quién tiene derecho a la impunidad?

Oigo con particular estupor a Pablo Iglesias una frase que me pone los pelos de punta: “Es indecente que los corruptos tengan impunidad y que dirigentes catalanes vayan a la cárcel”. ¿A quién se refiere? ¿Quién tiene impunidad para él? Según mis cálculos, en estos momentos existen en España 90 personas encarceladas por corrupción,

Más demagogia que raciocinio

Acabo de leer un tweet en el que se reprocha a España que venda armas a países que luego las usan. Su autor es el mismo que en otras ocasiones pide más recursos para la dependencia, la sanidad, los jubilados o la investigación y el desarrollo. A mí también me gustaría que en vez de armas exportáramos globos de colores, que a lo mejor

Italia, perversa imagen de Europa

Hay quien recuerda, para justificar la ingobernabilidad de Italia tras las últimas elecciones, que siempre ha sido así y que, pese a todo, siguen sobreviviendo los italianos. El gran periodista Indro Montanelli lo decía hace medio siglo: “Este país funciona mejor cuando ha cesado un Gobierno y todavía no ha entrado el que le sustituye”.

Contra los yayoflautas

Estamos en plena moda reivindicativa de pedir más dinero para todo: desde equiparar los salarios de la Guardia Civil con la Ertzaintza, hasta mejorar las prestaciones por invalidez o las ayudas a la igualdad de género; peticiones todas ellas legítimas, pero a las que nadie aporta ideas de cómo financiarlas. Ahora le toca el turno al aumento

La inutilidad del Estado

Cada vez que el Estado (en el sentido institucional más amplio) abre la boca, mete la pata. Sólo así se explica que un país, como España, con una de las Constituciones más garantistas del mundo, una descentralización política y administrativa que sirve de modelo a otras naciones, el mayor sistema de libertades públicas y privadas

El himno español de Marta Sánchez

Como todo el mundo sabe, el himno español no tiene letra oficial. De los más de 200 países del mundo, compartimos semejante originalidad sólo con San Marino, Bosnia-Herzegovina y Kosovo. Grandes potencias internacionales, todos ellos, por lo que se ve. Ahora, la cantante pop madrileña Marta Sánchez acaba de tener la valentía y la delicadeza

El camelo de la solidaridad

Se ha descubierto ahora el escándalo de las orgías sexuales de Oxfam y otras ONG destinadas a ayudar a los más vulnerables y desfavorecidos en vez de dañarlos impunemente. Antes fueron los abusos sexuales de miembros de la Iglesia Católica, las violaciones habituales en el mundo de Hollywood o la pederastia en el ámbito deportivo. El

Las ventajas de la independencia

Los independentistas catalanes han puesto en circulación una decena de artículos, opiniones e informes internacionales según los cuales Cataluña ganaría económicamente si se independizase de España. Es decir, si deja que otros, como Ourense o Cáceres, se las compongan por sí mismos. Es un buen argumento de egoísmo insolidario. Como

El independentismo sigue allí

Por una vez tiene razón el diputado separatista Gabriel Rufián, al parodiar el célebre microrrelato del escritor Augusto Monterroso: “Al despertar —ironiza—, el independentismo seguía allí”. Efectivamente, la aparente victoria (¿pírrica?) de la ley, de la Constitución y del sentido común no ha acabado ni muchísimo menos con

Hipocresía y abusos sexuales

Resulta que todo el mundo conocía los abusos sexuales del productor de Hollywood Harvey Weinstein y callaba. Ahora, una vez hecha pública su continuada perversión y sus repetidos ataques a actrices y aspirantes a serlo, la lista de denunciantes se ha hecho enorme. ¿Dónde estaban éstos y por qué callaban mientras el depredador sexual

Vivir con tranquilidad

He seguido los consejos de mi médico y he decidido prescindir de determinados programas informativos, tertulias que viven de fomentar la crispación y otras actividades generadoras de estrés y hasta de odios diversos. Debo ser una persona sensible, a la que le sale más a cuenta amar al prójimo que andar siempre a la greña; y resulta que

Abandonar el catastrofismo

He decidido no escribir tantos artículos apocalípticos como vengo haciendo. No es porque crea que el mundo vaya ahora mejor, sino porque me estoy quedando sin amigos, que me acusan de agorero, de catastrofista y, en definitiva, de ser un aguafiestas de tomo y lomo. O sea, que a partir de ahora voy a dar la vuelta a mis argumentos y ver el

Los jugadores del Arandina

Doscientas personas se manifestaron el otro día proclamando la inocencia de tres adolescentes del club de fútbol Arandina, acusados de violación en grupo. Uno se queda anonadado cada vez que se produce una manifestación de este tipo —o del contrario—, como si los pleitos jurídicos que conllevan la culpabilidad o no de una persona

España está rota y lo peor es que aún no lo sabe

El que el partido que gobierna en España sea el último con representación parlamentaria en Cataluña demuestra la ruptura política existente en nuestro país. Por otra parte, el grupo político que acaba de salir como mayoritario en el Principado, Ciudadanos, no tiene ningún diputado en las Asambleas de Euskadi, Galicia o Navarra, por

La futura URSS catalana

En los cinco primeros años de la URSS bajo Lenin, los países del antiguo imperio zarista perdieron por hambre y por frío 30 millones de habitantes. El tiempo, el espacio y las circunstancias son muy distintos hoy día, por suerte, pero conviene recordarlo porque los anticapitalistas de la CUP, partido del que dependen las aspiraciones secesionistas

Administración inoperante

Acabo de leer el esclarecedor y divertido libro de mi amigo Vicente Climent titulado “Carmen Montón sin concesiones”, dedicado a la actual consellera de Sanidad de la Comunidad Valenciana. Quizá piensen ustedes que un texto consagrado a asunto tan concreto y, además, de un específico ámbito territorial, sea un pestiño para los no

El «maligno» Estado español

Ya en tiempos de la ominosa dictadura franquista, me encontré una noche con un marroquí habitual de la delincuencia: “Cuando me detengan —me confesó—, que sea en una cárcel española, son las mejores del mundo”. Oyendo ahora a algunos separatistas recién excarcelados, como Rull o Turull, el trato allí sufrido ha sido en casos

El agobio de Londres

Supongo que ustedes ya lo saben; pero en muchos aspectos Londres es una de las ciudades más agobiantes del mundo. Para empezar, el acceso a ella resulta laborioso, a pesar de contar con seis aeropuertos a su servicio. Sin ir más lejos, esta misma semana el transporte en autobús entre la terminal de Standsted y la zona nada periférica de

Propagadores del odio

El odio a los otros es tan antiguo como la humanidad misma. De ahí la leyenda de Caín y Abel. Claro que ahora, con los medios de comunicación de masas, el odio se extiende como la pólvora. El precursor de esta nueva técnica, dicen, fue Adolf Hitler, trasfiriendo el rencor colectivo hacia grupos humanos concretos, principalmente los judíos,

Mentiras, redes sociales y desinformación

Se dice, ante el uso masivo y solitario de artilugios electrónicos por cualquier adolescente, que los humanos estamos menos interconectados que nunca. Mentira. Jamás en la vida ha habido más mensajes sociales que ahora. Jamás la gente ha tenido tantos amigos como en la actualidad, aunque no conozca de nada a los llamados como tales en

Barcelona no volverá a ser Barcelona

Al menos para mí, Barcelona no volverá a ser aquella ciudad maravillosa a la que tanto amé. Fui a vivir a ella, con empecinado y deliberado interés, en octubre de 1967, anteponiéndola a Madrid, París y Londres, las tres capitales que entonces conocía. Su efervescente actividad cultural e ideológica la convertía en un oasis de relativa

Estado de caos

Supongo que a algunos les parecerá un avance, pero en gran parte de Cataluña hemos pasado del estado de derecho al estado de caos. Por supuesto que la vida sigue. ¡Faltaría más! La gente sigue haciendo el amor, como tenía por costumbre (siempre que no haya roto con su pareja, a cuenta del procès), come todos los días (si aún le llega

Nacionalismo no independentista

La ideología independentista ha conducido a la otrora madura y desarrollada sociedad catalana a un cruce de desencuentros, de ignorancia dogmática y de retroceso en la convivencia. Pase lo que pase y acabe esto como acabe, se trata de un auténtico desastre. Y la eventualidad de que puedan repetirse los mismos resultados electorales en una

¿A quién interesa la Historia?

Parto de la base que a casi nadie le interesa la Historia como no sea para manipularla a su conveniencia. Por eso, puede ser cierto o no ese vídeo de hace dos años en el que Pablo Echenique afirmaba que Aragón no era una nación histórica, a diferencia de Cataluña que, digámoslo de paso, históricamente fue un estricto condado del primero.

El enfado de Europa con Rajoy

Me dicen que una cosa es el apoyo incondicional, sin fisuras, de la Unión Europea contra el desafío secesionista catalán, manifestado públicamente el viernes por sus tres principales dignatarios, Jean-Claude Juncker, Donald Tusk y Antonio Tajani, y otra muy distinta su enfado personal con Mariano Rajoy por haber permitido que el separatismo

Cuándo fue la independencia…

Para mí es indiferente la respuesta de Puigdemont a Mariano Rajoy: en la Cataluña actual, el Estado español es ya algo tan lejano y tan abstracto para sus ciudadanos como pueda serlo la Administración de Lituania o de Azerbaiyán. ¿Y a quién de nosotros le gustaría ser gobernado por lituanos o por azeríes? A nadie, por supuesto. O

¿Independencia o revolución?

No toda la amalgama de políticos soberanistas quiere tan sólo la independencia de Cataluña. Anna Gabriel, Eulàlia Reguant, David Fernández,… y demás miembros de la CUP (Candidatura de Unidad Popular) pretenden simultáneamente la revolución social y política. En otras palabras, poner patas arriba todos los valores del sistema democrático

El «supremacismo» catalán

La gran mayoría de alemanes que vivieron en el III Reich eran buenísimas personas, seguro, pero en 1938 creían que Hitler era el mejor dirigente que habían tenido nunca y se convencieron de la supremacía aria. Hasta los austríacos votaron en un 99,73 por ciento a favor de su integración en la Alemania nazi. Eran otros tiempos y otras

Nada que no sea Cataluña

Varios amigos, catalanes y no catalanes, que publican en los papeles me han mostrado su desazón por no saber escribir de otra cosa que no sea el intento secesionista en marcha. —Me gustaría reflexionar sobre el paro, los próximos presupuestos, la evolución de la izquierda o el futuro de las pensiones, pero nada: toda mi atención la

Razones para el pesimismo

Ni siquiera durante mi actividad antifranquista (dos años y medio en el PSUC) pude aventurar que mi país viviría 40 años tan maravillosos como estos últimos. Con todas sus imperfecciones, el peor de ellos supera con mucho en bienestar, libertades y derechos al mejor durante la dictadura de Franco. En esta hora de pesimismo histórico

Un mundo de ex amigos

Quienes hemos nacido en el País Vasco y hace tiempo que decidimos vivir fuera de él conocemos de primera mano la ruptura social e incluso familiar que conlleva el extremismo nacionalista. Dos generaciones han vivido con la consigna de que el silencio era el mejor antídoto para evitar hasta rompimientos y disoluciones conyugales. Recuerdo,

Golpe de Estado en Cataluña

Una simple mayoría parlamentaria (que no social) aprobó ayer la Ley del Referéndum, con la que pretende la ruptura de España en poco más de tres semanas. Tan segura está de su éxito, que otra Ley, la de Transitoriedad Jurídica, regula cómo será esa Cataluña independiente e idílica el día después. Salvando el tiempo, la geografía

Kim Jong-un y Puigdemont

El norcoreano Kim Jong-un y el catalán Carles Puigdemont son mucho más parecidos de lo que podría creerse en un principio. El primero supone la mayor amenaza para la paz en el tenso continente asiático, y el segundo, de muy diferente manera, en la amodorrada Europa. Ninguno de los dos, además, ha sido elegido democráticamente. El primero

Enrique Arias Vega

Periodista y economista bilbaíno, diplomado en la Universidad de Stanford (USA), lleva escribiendo casi cuarenta años. Sus artículos han aparecido en la mayor parte de los diarios españoles, en la revista italiana Terzo Mondo y en el periódico Noticias del Mundode Nueva York.

Lo más leído