A Contracorriente

Enrique Arias Vega

Por qué va a durar el Gobierno

Hay quienes creen que las enormes tensiones entre los miembros del actual Gobierno de coalición van a acabar con él y, por consiguiente, habrá elecciones anticipadas. Craso error. En primer lugar, porque la aritmética parlamentaria no cuadra. Sumando todos los opositores al tándem Pedro Sánchez- Pablo Iglesias no alcanzan para derribarlo

El jodido micromachismo

Me llamo Enrique y soy una víctima del micromachismo. Ese trascendental descubrimiento se lo debo a una concejala de Unidas Podemos que acusó a su consistorio de poner el aire acondicionado demasiado fuerte en un pleno municipal como acto de micromachismo. Acabáramos. Eso mismo me pasa a mí, que me muero de frío en los grandes almacenes

Qué hacer con el dinero

Me refiero al dinero de la Unión Europea, que es el único que vamos a tener durante mucho tiempo. Hay quien cree, incluidos los miembros podemitas del Gobierno, que se trata de un dinero para gastar en lo que se quiera una vez vencidas las resistencias maximalistas de Mark Rutte y los países llamados frugales, cuando resulta que no, que

La moda de la intransigencia

Vivimos tiempos en los que quien se aparta de lo políticamente correcto lo tiene crudo. La moda afecta hasta a las estatuas de Cristóbal Colón, por no haberse quedado en casa y llegar a donde no pensaba. Lo paradójico, digo, es que quienes más presumen de liberales y abiertamente cosmopolitas son quienes más desatan la furia contra el

Magisterio del insulto

Lleva Pablo Iglesias una semana larga repartiendo insultos tras su implicación en el robo de la tarjeta telefónica de Dina Bousselham. Y no se trata de unos insultos cualesquiera dado el magisterio con que los propina: incluso desde la tarima donde se explican los acuerdos del Consejo de Ministros. Hay quienes piensan que esa actitud chulesca

Adiós a la generación del cambio

La muerte por COVID 19 de personas mayores ha puesto sobre ellas el foco de la atención pública. Se ha llegado a hablar, siempre en términos exagerados, como el adiós a una generación. Es verdad que, por poner una fecha, nos estamos refiriendo a la generación de Mayo del 68, que hace más de medio siglo trasmutó los valores tradicionales

La era del malestar

Siempre ha habido malestar en la sociedad, por supuesto, porque siempre existe una diferencia profunda entre nuestras expectativas y nuestros logros. Pero el de hoy es un malestar generalizado, que va desde las primaveras árabes a los indignados de Hong Kong, desde los chalecos amarillos franceses a las revueltas antirracistas en todo Occidente.

Evadirse de la realidad, cada vez más difícil

Soy de los que creen que hay que evadirse de la realidad de vez en cuando, porque la realidad no está precisamente para echar cohetes. No basta con abrir la ventana al pavoroso mundo del coronavirus, en el que los episódicos intentos relativizadores de botellones, orgías, concentraciones masivas y demás no hacen sino ahondar el problema

Revolución negra (revisionismo histórico)

A todos nos gustaría que las cosas de nuestro pasado, personal y colectivo, hubiesen sido mejores de cómo fueron. Pero el pasado es como es y no como debería haber sido. Eso no parecen tenerlo en cuenta los revisionistas de todo racismo, real o presunto, cruel siempre en el imaginario colectivo, que pretenden expurgar la Historia de personajes

El coronavirus y las autonomías

Las autonomías españolas son más autónomas después del coronavirus que antes de él. No en la teoría constitucional, claro, pero sí en la práctica. Me explicaré. Pese a la omnipresencia de Pedro Sänchez en los medios de comunicación y los sucesivos estados de alarma, dada su necesidad de aparente consenso en su toma de decisiones,

Disfrutar de los nietos

Como todo el mundo, estaba deseando que empezara la desescalada del confinamiento. Y no para realizar botellones y otras fiestas estúpidas y peligrosamente prohibidas. ¡Faltaría más! Tampoco, lo digo ya, para alternar con gente de mi edad y discutir si el Gobierno lo ha hecho mal o peor y cómo podremos afrontar el desastre económico

¿Quién invertirá en este país?

En esta época de coronavirus hay muchísimos más gastos que dinero posible para afrontarlos. ¿Quién va, pues, a invertir en España para reactivar nuestra economía? De entrada, lo hará la Unión Europea, con un gigantesco paquete de fondos públicos que, no obstante, están condicionados a su finalidad y a sus resultados. Pero hace falta

En busca de dinero

Nunca he visto tanta gente desesperada en busca de dinero, es decir, de algo que al final puedan llevarse a la boca, para ellos y para sus familias. Es la primera consecuencia trágica, después de la sanitaria, derivada del coronavirus. Lo he notado de manera abrumadora en las ofertas de alquileres de pisos que me puse a buscar hace más

Por qué nos desmadramos en el confinamiento

No sólo han sido los comportamientos dignos de multa y/o detención. En cuanto se permite algo de relajamiento de las medidas anti virus tendemos a comportarnos digamos que con normalidad. Tampoco, así lo creo, hay tanta gente insolidaria, malvada o imbécil para ponerse a sí misma en riesgo y hacerlo con los demás. ¿Por qué, pues, esa

Viviendo entre neologismos

Estamos en el inicio de una terrible debacle económica y en vez de eso se habla ya de una hipotética recuperación “en forma de V asimétrica”, para no reconocer la imposibilidad de salir del agujero con la misma vertiginosidad con la que entramos. Ese falso optimismo es el mismo que llevamos a cuestas durante un mes que el que afirmamos

Los réditos políticos de la pandemia

Como decía el humorista francés Wolinski, “todo es política en la vida”. Así, pues, la gestión de la pandemia del covid19 tendrá sus consecuencias electorales el día en que toque. Y, eso, al margen de lo bien o lo mal que se haya gestionado la lucha contra el coronavirus. El ejemplo clásico de cómo la victoria a todo trance contra

Ex comunistas

Frente al nuevo y taimado comunismo de Unidas Podemos y sus afines, no deja de ser curioso que se alcen bastantes comunistas de antaño, totalmente desengañados de esa sangrienta utopía. No hace falta recurrir a los nombres de Jiménez Losantos, Pío Moa, Tamames o Sánchez Dragó, porque somos bastantes más los que en algún momento militamos

Del estado de alarma al estado de depresión

Llevamos cientos de horas hablando del covid19 y aún no sabemos ni sus causas ni cómo combatirlo. Todo lo que tenemos es un estado de alarma que nos deja más o menos indefensos ante la pandemia. Con el tiempo, el estado de alarma, en su prórroga arbitraria, está siendo sustituido por el de la depresión. ¿Cómo saldremos de ésta? ¿Cuándo

La pandemia vista al gusto de cada uno

Si algo pone de manifiesto la pandemia del Covid19 es que cada uno valora sus efectos según sus previos criterios ideológicos y políticos. O sea, que para aquel que creía que el Gobierno lo iba a hacer bien, así lo ha hecho, y para quien opinaba que iba a ser un desastre, así lo ha sido. Eso se deduce de la encuesta de Sigma Dos, en

La demagogia de los partidos politicos

En plena crisis del coronavirus, Las Corts Valencianas decidieron que sus diputados se subieran el 2 por ciento del sueldo. Ahora, asustados con la que está cayendo, han tomado la “generosa” decisión de dejarlo en suspenso. Ahora, digo, con la gente del común abocada a un paro pavoroso y sin medidas inteligentes que lo palíen, la clase

Este Gobierno ha venido para quedarse

Las evidentes contradicciones del Gobierno ante la actual catástrofe nacional animan a algunos a pronosticar que quedará en minoría parlamentaria y que se abrirá así un período electoral. Quia. Es precisamente en la contradicción y el desconcierto donde mejor se mueve Pablo Iglesias, a quien la crisis le ha venido de cine. Ya, ante

Amigos de Face Book

No sé si también les sucede a ustedes, pero últimamente me llegan decenas de peticiones diarias de ser amigo de alguien por medio de Face Book. Al principio creí que eso se debería al confinamiento causado por el coronavirus, ya que, entre el aburrimiento del personal y el recurso a la nostalgia como paliativo físico y hasta ético,

Insolidarios

He leído estos días en WhatsApp argumentos a cuál más peregrino tratando de justificar la estampida semanal de algunos barceloneses, bilbaínos, madrileños o valencianos hacia sus segundas residencias, en plena cuarentena del coronavirus. Se argumenta que cada familia iba de un confinamiento a otro y que mantenían el tal confinamiento,

Humor e intrascendencia

Como es imposible sustraerse a la tragedia del coronavirus, la gente se la está tomando con humor. No me extraña. Es la mejor terapia. La de la intrascendencia. En vez de tirarse por la ventana, la gente enclaustrada en casa se dedica a imaginar diversiones para ellos y para los demás. A riesgo, incluso de bloquear las redes sociales, hacerse

Después del coronavirus

No hace falta esperar al final de la epidemia del coronavirus para saber que a partir de entonces nuestra vida va a ser muy diferente de la de hasta ahora. En primer lugar, por nuestra sensación de vulnerabilidad, tras una época de continuos avances tecnológicos y económicos que nos hacían creernos merecedores de todos los derechos, por

Las mujeres aquí y allí

Los varones, por fortuna, estamos rodeados de mujeres —madres, hermanas, compañeras, hijas,…— casi siempre mejores que nosotros, con lo que unos y otras salimos ganando. Se ha puesto de moda, sin embargo, la tesis de que los hombres son genéticamente malvados por lo que la división de sexos —perdón, géneros— debe superarse y

Adiós a las clases medias

Ya nada es igual a hace unas décadas. Ni en política. Por eso, no sirven las pegadas de carteles y en cambio se amplifica el uso de fake news en las redes sociales. Lo único cierto es la disminución de la clase media en las sociedades desarrolladas y que, para dirigirla, basta muchas veces el recurso a decretos del poder Ejecutivo, práctica

Lo siento, yo fui feminista

Parodiando a Monsieur Jourdain, protagonista de El burgués gentilhombre, de Molière, resulta que yo he sido toda mi vida feminista sin saberlo. Desde la primera vez, hace más de medio siglo, que hube de buscar una persona para sucederme en mi puesto, elegí para ello a una mujer, mucho mejor preparada que todos los aspirantes masculinos.

Minimalismo e irrelevancia política

Ya son 24 los municipios partidarios de la independencia autonómica del antiguo Reino de León, en su convencimiento de que así les va a ir mejor, se supone. Asistimos, pues, a una especie de moda de minimalismo político, gracias al cual territorios más pequeños que los actuales aspiran a lograr mayor poder institucional. En el fondo

Fracaso contra la violencia de género

Me perturban extraordinariamente las manifestaciones de apoyo tras el asesinato machista de una mujer, con aplausos y demás parafernalia. Para algunos pervertidos, eso hasta podría considerarse como una celebración, con efecto imitación y todo: mis impulsos homicidas —podrían pensar— no son algo anormal, sino que también les suceden

No querer ver las noticias

Lo vengo advirtiendo desde hace tiempo: cada vez hay más ciudadanos hartos de ver las noticias en los medios de comunicación general. Normalmente se trata de personas mayores, pero no sólo ellas, incapaces de entender unas noticias llenas de erratas, narradas en un ininteligible lenguaje llamado inclusivo, de las que no se sabe ni la fiabilidad

Condenados al ostracismo

En términos generales, los tertulianos, conferenciantes y demás creadores de opinión tienen poco que rascar hoy día si no se encuadran en el progresismo dominante. A lo mejor sólo es cuestión de mercado. No hay más que ver las encuestas públicas que siempre ensalzan a los políticos de izquierda frente a sus antagonistas; los recientes

¿Cuál es la diferencia entre fascismo y comunismo?

La pregunta ingenua le fue hecha en 1937 por una estudiante inglesa a Rudolf Hess, entonces presidente del Partido Nazi de Adolf Hitler. En vez de enfadarse, el hombre se echó a reír: “No tengo ni idea”, dijo. La anécdota la recoge la escritora Julia Boyd, en su reciente y revelador libro Viajeros en el Tercer Reich. La cuestión se

¡Qué bueno ser de izquierdas!

De pequeño fui socio del Athletic de Bilbao, lo que no proporcionaba muchas alegrías más allá del masoquismo. Ahora me gustaría ser de izquierdas, no sólo porque es lo que se lleva, sino por las ventajas que supone. La sociedad, al menos la española, parte de que los de izquierdas son superiores moralmente a los de derechas; por eso,

El radicalismo como forma de hacer política

Un yerno mío británico se asombraba, no hace mucho, de que los españoles gritásemos tanto en la calle, sin dejarnos hablar unos a otros ni en las reuniones familiares y, en cambio, nuestros parlamentarios fuesen tan corteses, turnándose en el uso de la palabra y no interrumpiéndose: “Justo lo contrario de lo que sucede en el Reino

Entre la conveniencia y la desconfianza

Se dice que vamos hacia el primer Gobierno de coalición en más de cuarenta años de democracia. Y no es así. En ese tiempo ha habido numerosos Gobiernos regionales pactados entre partidos diferentes, empezando por los de Euskadi y Cataluña. Así que las razones que se arguyen para su dificultad ni son exclusivas de ahora ni han supuesto

Los que odian a España

Se puede odiar a España, por supuesto. De hecho, durante toda la Edad Moderna así lo ha hecho la mayor parte de los países europeos: Francia, Gran Bretaña, Italia, Holanda… El suyo era un odio racional y lógico, basado en la premisa de los vasos comunicantes: cuando más se vacíe el potencial de España, más crecerá el mío. Los

Una sociedad cada vez más fragmentada

Los informativos están llenos de algaradas y de violencia en los cinco continentes. No se trata como antaño, de conflictos entre unos países y otros, sino en el interior de las mismas sociedades. Acabo de leer un artículo del pensador Moisés Naím, que nos aproxima al tema. Alianzas repugnantes, lo titula, y explica que cada vez más

La Confederación Hispánica

Sé que muchos de ustedes no se lo creerán, a pesar de los muchos indicios que apuntan en ese sentido, pero quizá dentro de tres años no les quedará otro remedio que rendirse a la evidencia. El primer indicio, el pitorreo que se traen con nuestra Constitución, al menos la tercera parte de nuestros políticos. No es sólo su sistemático

¡Viva el consumismo!

A pesar de la enorme Deuda Pública de la mayoría de los Estados, entre ellos el español, y del crecimiento sin freno de su Déficit Público, se ha impuesto entre la izquierda y sus intelectuales —como los sobrevalorados Premios Nobel de Economía Paul Krugman y Joseph Stiglitz—, la tesis de que para prevenir y combatir la crisis que

Enrique Arias Vega

Periodista y economista bilbaíno, diplomado en la Universidad de Stanford (USA), lleva escribiendo casi cuarenta años. Sus artículos han aparecido en la mayor parte de los diarios españoles, en la revista italiana Terzo Mondo y en el periódico Noticias del Mundode Nueva York.

Lo más leído