Esto es lo que hay

Miguel Ángel Violán

Moviestar Plus: un despropósito

Llevo una semana sin servicio de Moviestar Plus. Mi amplificador de señal wifi apareció fundido al regreso de mis vacaciones y no hay manera de que me sustituyan el aparato de marras. Es un calvario: llamadas diarias, pérdida de tiempo y energías y la sensación de que esta compañía -en teoría de bandera- está francamente mal organizada. Y de compensaciones, nada de nada. El comercial de turno te remite a la página web.

Es el viejo truco de dar siempre facilidades a quien quiere darse de alta y hacer la vida imposible a quien desea darse de baja.

Si quieren que les atiendan la llamada con rapidez, indiquen al 1002 o al 1004 que desean contratar un nuevo producto. Raudo y veloz un comercial les atenderá de viva voz. Si no es así, prepárense para un viacrucis de líneas saturadas y estridente música de fondo que solivianta los ánimos del más bregado. Y lo peor es cuando se pasan la llamada los unos a los otros y hay que repetir la historia desde el principio, lamentable remedo del día de la marmota.

(Cuánta calidad de servicio falta todavía en este país…)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Violán

Miguel Ángel Violán, Barcelonés. Periodista y escritor. Formador de comunicadores con millares de ex alumnos repartidos por toda España y Latinoamérica. Es doctorando en oratoria y conferenciante.

Lo más leído