Esto es lo que hay

Miguel Ángel Violán

De cómo mi padre inventó Google

Desvelo un secreto de familia muy bien guardado (sólo yo lo sabía): en cierta manera, mi padre fue el inventor de Google…

Mi padre, Enric Violan i Tohà, era un hombre ciertamente ingenioso. Tenía eso que el psicólogo Abraham Maslow llamaba «creatividad primaria»: ocurrencias únicas, grandes ideas. Pero adolecía de lo que el mismo autor llamaba «creatividad secundaria»: saber poner las ideas en práctica.

A finales de los años sesenta (era analógica) mi padre (yo, niño) me dio cuenta del última negocio que se le había ocurrido: una agencia que lo supiera todo. La gente llamaría por teléfono y un equipo de recopiladores de datos atendería las llamadas con el compromiso -con un tiempo razonable- de contestarlo absolutamente todo.

La agencia se llamaría justamente TODO (mi padre, siempre ocurrente) y en buena lid hoy yo le añadiría como eslogan: «La agencia que puede con todo». (Mi querencia por los juegos de palabras viene de mi padre; ya de mayor yo le ganaba por goleada y él se quedaba pasmado y al mismo tiempo orgulloso).

Mi padre vislumbraba archivos y bibliotecas interconectados y personal perspicaz a la caza de datos erigidos en infalible ejército de sabelotodos.

La agencia nunca llegó a materializarse ni por supuesto a tener un plan de negocio. Pero cuando años más tarde -yo ya joven periodista- me convertí en uno de los primeros comentaristas de España en informar sobre el inminente fenómeno Internet (basaba mis análisis en la lectura de la prensa norteamericana, cosa que poca gente de mi gremio hacía por entonces), entonces mi padre se emocionó. Tanto es así que me animó a convertirme en emprendedor en Internet. Volvió a acertar: unos años más tarde algunos hicieron grandes fortunas en meses…pero yo no me apunté a ese carro. Mi padre se había vuelto tan pesado con ese tema que le di la espalda al fenómeno Internet por pura saturación (cuando mi padre se ponía pesado, se ponía realmente pesado).

Ahora que Google ha cumplido 20 años, es de justicia filial proclamar al mundo que mi padre fue un precursor analógico de Google. Nunca le faltaron buenas ideas. Sí, en cambio, pragmatismo y constancia. ¡Es tan difícil tenerlo todo!

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Violán

Miguel Ángel Violán, Barcelonés. Periodista y escritor. Formador de comunicadores con millares de ex alumnos repartidos por toda España y Latinoamérica. Es doctorando en oratoria y conferenciante.

Lo más leído