El tenista, mucho más discreto que la modelo, ha cobrado un pastón por hablar con Bertín Osborne

Feliciano y Alba o el arte de forrarse contando ‘cuernos’, vicios y cochinadas

'Supervivientes': Alba Carrillo sigue empeñada en despellejar a Feliciano López

Feliciano y Alba o el arte de forrarse contando 'cuernos', vicios y cochinadas
Feliciano López y Alba Carrillo. TN

No es el número uno ni el más rico pero a sus 35 años Feliciano pasa por ser el más atractivo del ranking tenístico mundial

Consumado su divorcio de Alba Carrillo, el tenista Feliciano López vuelve a ser uno de los solteros de oro del tenis de élite y, aunque no hay hasta ahora constancia gráfica de compañía femenina, ya se le ha visto salir y divertirse.

El último invitado de Bertín Osborne en Telecinco ocupa el puesto 25 de la ATP y las cifras oficiales le adjudican a lo largo de su carrera ganancias de ‘apenas’ trece millones y medio de dólares (solo en concepto de premios) frente a los 77 de Nadal, los 98 de Federer o los 101 de Djokovic.

No es el número uno ni el más rico pero a sus 35 años Feliciano pasa por ser el más atractivo del ranking o al menos uno de los más deseados. Su esbelto y atlético cuerpo, de casi 1,90 metros de estatura, y sus ojos verdes hacen de él uno de los hombres más admirados por las mujeres.

Feliciano López, Feli en el mundillo tenístico, ha hecho carrera en el deporte de la raqueta, aunque se le hayan resistido los títulos en casi 20 años de trayectoria en el circuito profesional.

De hecho, el más importante lo consiguió el años pasado sobre la tierra batida de Roland Garros, donde triunfó en dobles al lado de Marc López. Pero la alegría no era completa para el toledano en aquellos días del torneo parisino porque ya mascullaba lo que acabaría siendo más noticia que su primera victoria en un grande: su ex mujer, Alba Carrillo aparecía en la portada de Hola diciendo que su marido le había pedido el divorcio once meses después de casarse, de forma «fría y distante».

Con la ruptura del matrimonio, que estaba a punto de cumplir un año, Feliciano López sumaba un nuevo fracaso amoroso a su agitada vida sentimental.

LA PROGRESIVA MARCHA DE ALBA CARRILLO HACIA LO INDECENTE

Con Alba Carrillo, la ex de Fonsi Nieto, parecía haberle llegado la estabilidad emocional y también deportiva: tanto es así que, después de anunciar su boda, el pasado año, Feli alcanzó su puesto más alto en el ranking internacional; durante diez semanas, entre marzo y mayo de 2015, ocupó la posición número 12 del circuito, como tercer mejor tenista español, detrás de Rafa Nadal y de David Ferrer, ambos en el top ten. Feliciano López está ahora en el puesto 25.

La relación con Alba Carrillo (Madrid, 12-08-1988) se hizo pública en enero 2013 y, desde entonces, Feliciano López ganó varios importantes títulos que lucen en sus vitrinas.

Fueron los dos individuales en la localidad inglesa de Eastbourne (2014 y 2015) y los dos de dobles de este año junto a Marc López, en Doha y en Roland Garros. Y este año ha vencido en Queens: cuatro años y medio de éxito profesional y personal, tanto para él como para ella.

LA MODELO SE FORRA A CUENTA DEL TENISTA

Porque la relación con Feliciano López (Portillo de Toledo, 20-09-1981) le ha reportado grandes beneficios a la modelo. Según un estudio realizado por la agencia Personality Media en 2011, mientras Alba salía con Fonsi Nieto, solo era conocida por un 17% de la población.

Sin embargo, su popularidad subió hasta el 26% a finales de 2014, cuando ya se había hecho oficial su compromiso con Feli. El tenista era conocido por el 73% de los españoles. Tras el paso de la modelo por Supervivientes no sabemos cómo andará el dato pero se ha disparado sin duda alguna.

El contagio de esa popularidad, por tanto, le ha permitido a Alba llegar a Supervivientes, presentar programas como Hable con ellas y en definitiva subir el caché en todas sus apariciones.

Incluso se atrevió con el diseño de moda, puesto que ha lanzó su propia firma infantil, Cocó&Cocoilo, ropa para padres e hijos, según anunció ella misma en el blog Mummy Mummy Cool de Telva. Ahí se presentaba como la mamá de Lucas (hijo fruto de su relación con Fonsi Nieto), «modelo, viajera y adicta a los dulces».

Los beneficios de Feliciano López en el tenis también aumentaron como consecuencia de su mejor rendimiento en los torneos y con sus éxitos deportivos en estos últimos tres años y medio.

A día de hoy, el zurdo toledano acumula unas ganancias en la ATP de más de 13 millones de dólares. Pero eso es solo en premios: su caché como modelo, su imagen, sus apariciones retribuidas en fiestas y promociones y sus negocios y propiedades sitúan la fortuna del tenista en una cifra no menor de 25 de millones de euros. Su entrevista con Bertín ha supuesto una cantidad de cinco cifras, según una fuente cercana a la negociación con Mediaset.

LOS SOFISTICADOS GUSTOS DE FELI

A Feli la mayor parte de público le conoce casi tanto por el tenis como por su vida sentimental en la que ha mostrado una clara preferencia por las modelos. Y eso que su primera pareja estable fue una tenista, la salmantina María Antonia Sánchez Lorenzo, a la que estuvo unido tres años, desde 2002 a 2005.

Después llegaron las dueñas de la pasarela. Primero, la sevillana María José Suárez, con la que mantuvo la relación más larga hasta ahora en dos partes (2005-2008 y 2009-2010), la argentina Belén Aveledo (2008) y su escarceo con la ex de Kiko Rivera, Jessica Bueno (2010). La periodista Nira Juanco (2010) y la actriz Úrsula Corberó, desde finales de 2011 a abril de 2012, completan la lista de conquistas del toledano fuera de las canchas.

De todos esos noviazgos, el que más dio que hablar fue, sin duda, el que mantuvo con María José Suárez. La relación fue tormentosa. Tan mal acabó todo que la que fuera Miss España 1996 publicó en su perfil la siguiente frase justo después de conocerse la ruptura:

«La vida sin darte cuenta te va colocando donde debes estar».

Luego María José escondió la mano después de tirar la piedra y aseguró que lo de su Instagram no se refería ni a Feli ni a Alba.

Lo cierto es que la relación con María José fue un complicado culebrón pero catapultó a Feli al olimpo del Photocall, la fiesta pagada y el caché de canapé: sus ingresos por estos conceptos se multiplicaron y desde entonces se ha convertido en uno de esos deportistas que hablan cuando el patrocinador le pone delante de las cámaras. Cuando llegó Alba, el asunto se disparó.

Sin embrago, mientras subía su fama remunerada, tras la primera ruptura de la relación con María Feliciano López, que había logrado ascender hasta el puesto 22 del ránking ATP, sufrió un retroceso para caer hasta la posición 41. Alba y su estupendo saque, su revés cortado y su velocidad en la red, le dejan en el 21.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído