David Serrano ha logrado llegar a un acuerdo con los padres del niño que falleció tras caer en un pozo

Caso Julen: el dueño de la finca pagará el rescate, pero se libra de la prisión

Caso Julen: el dueño de la finca pagará el rescate, pero se libra de la prisión
El padre de Julen PD

El ‘Caso Julen’ logra llegar a su final. Tras dos años de la muerte del niño que cayó en un pozo ilegal, la justicia ha depurado todas las responsabilidades por el accidente que se vivió en el pueblo malagueño de Totalán. Tras un acuerdo entre las partes, David Serrano, el dueño de la finca donde se produjo el accidente, tendrá que pagar una indemnización a los padres de 179.058 euros y a la Junta de Andalucía de 663.982 euros por los gastos del rescate, pero se evita la cárcel.

El magistrado del Juzgado de lo Penal n.º 9 de Málaga validó el acuerdo alcanzado entre Serrano y los padres de Julen, quienes pasaron de pedir una pena de tres años y medio de prisión a solo un año. Sin embargo, el dueño de la finca no pisará la cárcel por no tener antecedentes penales.

«No considero que sea usted una persona peligrosa o que vaya a cometer delitos en el futuro», dijo el juez. Por eso, «el hecho de que entre en prisión no será preciso para que cambie cualquier tipo de conducta. Así que se va a considerar el beneficio de la suspensión», zanjó la autoridad judicial.

Como David Serrano no puede hace frente a estos pagos puesto que no tiene trabajo, de momento irá dando 50 euros al mes a los padres. Eso sí, si encontrase empleo, estaría obligado a comunicárselo al juzgado para ajustar este pago a su nuevo nivel de ingresos.

Durante la media hora que duró la vista, se dio la oportunidad al acusado de pronunciar algunas palabras. Aprovechó la ocasión para mostrar su arrepentimiento a los progenitores: «Quiero pedir perdón a los padres por el daño ocasionado. Yo en ningún momento quise que al niño le pasara nada».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído