#Venezuela Reflexiones de Praxis política Por @Angelmonagas

El esposo de la reina no es el Rey. Es  solo su pareja,  su reino es el corazón.
Lamentablemente la historia no fue hecha por los que no hacen nada, siendo esa postura algunas veces, la más difícil de sostener.

La gente quiere ver en los gobernantes, la vida que no  ellos pueden vivir. Las figuras políticas, son públicas y terminan como “vedettes”. Sus admiradores o seguidores, no quieren complejidad ni realidad. La gente ya tiene eso, en sus propias vidas. Desean líderes, capaces de ayudarlos a escapar, para vivir el sueño de una vida, que muchos no tienen y algunos anhelan.

Todo el que aspire a conducir a otros, debe tener plena conciencia de esa tarea.

Los pobres, y no solo me refiero a los que están en la miseria, sino todos aquellos imposibilitados económica o socialmente, diariamente se enfrentan a un dilema. Aburrido. Pesado. Duro de soportar. Quieren tener un poco de “confort”, de calidad de vida. Esa es su esperanza. Esa mujer y ese hombre, montado en una “perrera”, en el metro, o en su viejo auto, o simplemente a pie, quiere creer que su vida tiene otro significado, más allá de su triste realidad. Cuando ven un líder, una estrella, en la televisión, en una revista, en el periódico o en un portal web, de alguna manera traslada su cotidianidad a esa persona. Si el político cumple esa misión, opera por simple empatía. La persona se convierte en su fantasía. Saldrá de su casa, de su trabajo, buscando algo que represente esa imagen, que mentalmente le permite romper la realidad. Ya no será tan inexorable. Renovará su fe en la vida, gracias a los ideales que ese personaje les ha transferido. No quiere ver un político pobre, mal vestido, enfermo. Es duro decirlo pero es así.  Si es una mujer, hasta una moda podrá imponer, e igual si es hombre. Ese objetivo es parte del oficio político y quien no lo cumpla, claro puede llegar, con un nivel de dificultad más alto. Pepe Mujica en el Uruguay, es conocido como la “oveja negra”. Esa clase de ejemplos, no siempre suceden, por eso se les llama “Cisne Negro”.

Guaido, por las razones que fuera, en esta circunstancia inspira a una nación. Ahora cuidado. La fragilidad acompaña. Por mucho “mercadeo”, las verdades asoman. Su enemigo es él mismo y quizá esa falta de “burdel político”, fortalece ante la gente y debilita a lo interno para distinguir las diferencias entre lo necesario, lo útil y lo urgente.

Carencias. Te entrenaron para recoger el bate, no para jugar ni ser cuarto bate. El problema es que te toca batear…

Circunstancialmente. Leopoldo luce en desventaja. María Corina también. Sin embargo es una carrera de 1200 metros y lo que pase en la primera curva, no necesariamente será lo que veamos en la meta llegar.

Aún Nicolás es una realidad. Temible no por él, sino por el sistema que representa.

LA POLITICA VENEZOLANA

El gran problema de nuestra clase política sigue siendo la misma: No abandonan su zona de confort. Muchos siguen sin arriesgar físico y tampoco quieren renunciar a sus privilegios. Es claro el juego de Maduro: intentar el desgaste, el cansancio, de la oposición. No lo subestimen. No se pelea contra un hombre, sino contra toda una mafia: comunismo, totalitarismo, dictadura.

 ¿Qué HACER CON EL CHAVISMO?

Como cristianos debemos perdonar. Lo hizo Jesús en la cruz, contra aquellos que lo condenaron, aunque pareciera un perdón condicionado cuando agregó “no saben lo que hacen”. ¿Por qué rechazar el ejemplo del hijo de Dios?

Los venezolanos debemos pedir perdón. Si aquí hemos tenido esta tragedia de 20 años, este infierno viviente, es por culpa de nuestra manera de actuar. Por seguir siendo presa fácil del populismo. Nos siguen cambiando oro por espejitos.

No podemos renunciar a ser auténticos cristianos. Yo oro cuando no puedo perdonar, no negare que es difícil, casi imposible en determinados casos.

Algo he aprendido de la soledad, en la dinámica política, no basta con tener la verdad, la razón, sino la capacidad para imponerla.

QUE SE SEPA:

Legalmente Trump si podría intervenir militarmente en Venezuela sin la aprobación del Congreso de su país.  El presidente puede tomar acciones militares por un máximo de sesenta (60) días y sólo está obligado a notificarlo al Poder Legislativo dentro de las 48 horas de haber comprometido a las fuerzas armadas. Sin una autorización del Congreso para el uso de la fuerza o una declaración de guerra de Estados Unidos, la norma sólo prohíbe que las fuerzas armadas permanezcan por más de 60 días, aunque dispone de un período adicional de 30 días para el retiro de tropas. Ya lo hizo Obama en una oportunidad. Aunque este columnista, sigue viendo de lejos esa posibilidad, dados los anuncios de los funcionarios de Estados Unidos.

LO VEREMOS

En esta fase, los venezolanos también observaremos a muchos que durante estos 20 años no fueron tocados. Algunos por acuerdos, otros por casualidad. En esta FASE TERMINAL para la mayoría de la Revolución, con menos de siete (7) días de vida según el senador estadounidense Marco Rubio, se mostraran perseguidos por el régimen, censurados, algunos se irán del país para luego entrar como los aliados en Francia durante la segunda guerra mundial, victoriosos. Los calculistas de la política nunca cesan. Muchos callaron. Sus denuncias no tenían peso porque eran pura “apariencia”. De la noche a la mañana, si hacían TV, sus programas serán “cerrados”. Maquinan,  para luego volver como los héroes de la película. El detalle: ciertamente veo un sistema comunista dictatorial de salida, lo que no sabemos es cuanto dure esa “transición” para llegar a la otra.

SEÑORES POLÍTICOS DEL ZULIA

Podrían abandonar su trabajo de adulancia en Caracas, Cúcuta, Miami y Washington y ocuparse del gravísimo problema eléctrico y del agua. Para esos temas, sobran dirigentes. Para la crisis del Zulia, nos faltan muchos con “guaramo”. Edificios, barrios, sectores completos sin agua por más de dos meses y otros con más de 57 días sin electricidad.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Ángel Monagas

Nacido el 12 de Mayo de 1963, Angel José Monagas ha sido Productor, locutor y comunicador de varios programas de radio desde 1983

Lo más leído