La Hora de la Verdad

Miguel Ángel Malavia

El PP y su “gran amigo” Hugo Chávez

Con el fin de dar su visto bueno para que empresas nacionales vendan material militar a Venezuela, el ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha ido un paso más allá y, hoy en el Congreso, ha calificado a su presidente, Hugo Chávez, como un “gran amigo” de España. A estas alturas y visto lo visto, no voy a sonrojarme ni a insistir en que Chávez, de quien no es muy amigo es, precisamente, de la libertad de expresión en su país. Tampoco, ¡para qué esforzarse!, voy a recordar el “por qué no te callas” del Rey. Sólo voy a hacer un simple ejercicio de hemeroteca. Y con casos recientes y poco conocidos, para que se aprecie hasta qué punto el PP, hasta ahora, denostaba a Chávez.

Octubre de 2008: la senadora del PP María Teresa Cobaleda acusó a Chávez de mandar “indiscriminadamente cocaína a nuestro país”. Cómo no, aprovechó para atizar al entonces presidente Zapatero y acusarle de “callarse” ante esta práctica de su “muy amigo” Chávez. Entonces, ¿quién es el amigo, Zapatero o Rajoy? ¿Y ya no se pasa droga? ¿O ya no importa?

Julio de 2010: el senador del PP Dionisio García Carnero participó en una mesa redonda con el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma (uno de los máximos críticos con Chávez), dando todo su “apoyo y ánimo” al movimiento opositor en su defensa de los derechos y libertades de los venezolanos. ¿Ahora el apoyo y el ánimo son para Chávez? ¿Ya nos hemos olvidado de esos opositores que, supuestamente, defienden la verdadera democracia?

Agosto de 2011: la portavoz del PP andaluz, Esperanza Oña, con el fin de criticar al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, lo comparó así Chávez: «Esto no es Venezuela, aunque se hace lo mismo que su presidente, Hugo Chávez: como me interesa quedarme, pues cambio la Constitución. Es una actitud ridícula y una pataleta de última hora”. ¿Esa crítica daba a entender que Chávez es un caudillo, un dictadorzuelo, y no un presidente democrático del que no cabe duda? Y si eso es así, ¿ya ni importa? ¿Es posible que sea en ese caso un “gran amigo” de España?

Para terminar, voy a citar un ataque del propio Hugo Chávez al PP. En ese caso, al Grupo Popular del Parlamento Europeo, al que envió una insultante carta en la que le acusaba de manipular su actuación en el cierre de Radio Caracas Televisión. Marzo de 2010: el Comandante enmarcó las críticas recibidas dentro de una “maniobra desestabilizadora de la ultraderecha internacional”. Al propio PP lo tachó de “herederos de la Falange Española, las hordas de Benito Mussolini y de los grupos de choque de Hitler”. ¡Vamos, casi nada! Pero, ahora, pelillos a la mar.

Allá el PP con su suicidio colectivo (pocos casos ha habido de un Gobierno que ha echado por tierra en tan pocos meses tantas y tantas promesas y principios), pero no quiero dejar pasar la ocasión para hacer una pregunta a ciertos medios que se pasaron las dos legislaturas de Zapatero resumiendo simplonamente su política exterior diciendo que era “amigo de Chávez y Fidel”: ¿Y ahora qué?

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

Autor

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Lo más leído