La Hora de la Verdad

Miguel Ángel Malavia

Ante el abismo… es la hora de UPyD

Pese a la ceguera de muchos, España atraviesa horas dramáticas. La crisis económica ha destapado otra aún si cabe más grave: la crisis del sistema. Cada vez son más los ciudadanos que no se creen nuestra democracia, despreciando a la clase política en general. Y eso es muy peligroso, como demuestra un simple vistazo a la Historia. La última encuesta del CIS es ciertamente preocupante: el PP, que hace solo siete meses consiguió la mayoría absoluta, pierde nueve puntos. Mientras que el PSOE solo gana ocho décimas. Uno cae en barrena y el otro se estanca. El bipartidismo también está en crisis. Una situación insólita hasta ahora en nuestra joven democracia. Lo cual no tiene por qué ser negativo.

¿Quién sube? IU y UPyD. Respecto al primero, sinceramente, ¿qué se puede esperar de un partido cuyo líder, ante la muerte hoy en accidente de coche del histórico disidente cubano Oswaldo Payá, se limita a decir esto: “Un fallecido más de los que se matan en las carreteras”? ¿Puede ser Cayo Lara una alternativa democrática en nuestro país? ¿Un evidente defensor de una rancia dictadura? ¿Un ciego que, obviando las denuncias de la familia de Payá de que este ha sido asesinado por el régimen de Castro, responde con una absoluta falta de tacto? No es humano quien, como en los peores tiempos del comunismo soviético, siente y muestra públicamente indiferencia ante el sufrimiento de un individuo que muchos identificaban en todo el mundo con una voz de defensa de la democracia y la libertad para todos sus conciudadanos. Para mí, Cayo Lara está inhabilitado como político en una democracia civilizada.

Por estas cosas, entre otras muchas, creo que la única esperanza para muchos españoles desengañados del sistema es UPyD. Porque tiene la fuerza de la novedad, porque ha cumplido todos sus compromisos en su corta vida, porque se ha mostrado coherente a la hora de renunciar a pactos partidistas y a la renuncia de privilegios… porque pide reformas profundas de este sistema en el que cada vez se tiene menos fe. El partido de Rosa Díez, en este tiempo de agotamiento y debilidad extrema, ofrece la robustez de quien hasta ahora, aunque en lo poco, porque no gobierna, no ha faltado a su palabra.

El bipartidismo puede morir. Ahí acabaría una etapa de nuestro presente. ¿El futuro? Si es más democracia, con más partidos creíbles, bienvenida sea. Yo aún creo en el sistema.

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA

Autor

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Miguel Ángel Malavia

Conquense-madrileño (1982), licenciado en Historia y en Periodismo, ejerce este último en la revista Vida Nueva. Ha escrito 'Retazos de Pasión', ¡Como decíamos ayer. Conversaciones con Unamuno' y 'La fe de Miguel de Unamuno'.

Lo más leído