La sandía, características principales y beneficios para la salud- Sandía macerada al kirch

Esta recubierta de una gruesa cáscara de color verde veteado en la parte externa y su interior es blanca jugosa y refrescante e ideal para la estación en la cual madura, que es el verano, ayuda a combatir la sed, a quitar el mal gusto de la boca y a eliminar mucosidades.Sandía y bolas de

Es depurativa y antioxidante además de aportar una cantidad considerable de vitaminas A, C, E, potasio, magnesio y otras sales minerales.
Sandía decorada al k50
Es ideal para dietas hipocalóricas ya que aporta muy pocas calorías (32 calorías cada 100gramos).

Su aporte graso es mínimo al igual que su aporte en fibra.

Posee otra condición interesante y es su fácil asimilación, al ser digerida sin dificultad por el organismo.

La vitamina A que aporta la sandía es cuatro veces más que la naranja.

El aporte de calcio y hierro si bien no es alto tampoco es despreciable y por todos sus aportes es una fruta aconsejable de consumir durante las etapas de crecimiento y desarrollo.

Es también útil para prevenir enfermedades infecciosas.
Aconsejable para quienes padecen de gota, artritis, reuma y ciática por ser su jugo mineralizante que ayuda a eliminar los ácidos acumulados en el organismo limpiando la sangre y los tejidos de impurezas.

Puede ser ingerida (con moderación) por pacientes diabéticos. También para hipertensos y obesos.

Es buena para las madres que están amamantando puesto que fluidifica la leche haciéndola de más fácil digestión durante la lactancia del bebe.

Al ser pobre en aportes calóricos y de bajo contenido en hidratos de carbono la hacen apta para dietas hipocalóricas.

Tiene una acción ligeramente laxante al tener fibras en cantidades considerables. En caso de constipación intestinal mejora y acelera el tránsito intestinal.

Cómo saber cuando una sandía está a punto para comer.

La fruta debe estar firme, pesada y su parte externa debe estar poco brillante.

Para saber si está en su punto justo de maduración se golpea la superficie con los dedos y cuando se siente un sonido hueco, nos indica que está a punto.
Este sonido se produce cuando la sandía está llena de agua y es la señal de que debe ser consumida.

Si no está a punto se puede dejar madurar unos días a temperatura ambiente.
Algo más que interesa saber.
Es un fruto totalmente aprovechable ya que tanto la pulpa como el jugo, y cáscara son comestibles.
Su cáscara se emplea para hacerla confitada o glaseada.

Su pulpa además de disfrutarla sola se puede aplicar para diversas posibilidades como helados, ensaladas, sorbetes etc.
Conviene comerla entre comidas, media hora antes o tres horas después de las comidas. Nunca como postre, porque diluye los jugos digestivos y hace lenta la digestión, o durante el desayuno y la merienda.

Receta casera para la tos. Mezclar una taza de jugo de sandía previamente colado con 1 cucharada de miel. Calentar esta preparación y tomar 3 cucharadas cada dos horas entre las comidas o antes de comer.

Como todos estos ingredientes son saludables no perdemos nada con probar su resultado.

Interesante todas sus cualidades y además un fruto refrescante en el verano.

Presentar la sandía formando bolas que se maceran con unas gotas de kirch y el resto después de hacer las bolas se licuan y se sirve en copas o rcipientes adequados

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Mª Rosario Aldaz Donamaría

Mª Rosario Aldaz Donamaría, profesora de cocina y repostería, autora libro escuela de cocina navarra "El Bosquecillo" y abierta a cualquier sugerencia, opinión o comentario.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído