LA BRONCA CONTRA UBER Y CABIFY

Los taxistas amenazan al Gobierno Sánchez con cerrar la frontera francesa: «Al taxi lo va a respetar todo dios»

Los taxistas de Barcelona amenazan con boicotear la primera reunión de la comisión bilateral Gobierno socialista – Generalitat

Los taxistas amenazan al Gobierno Sánchez con cerrar la frontera francesa: "Al taxi lo va a respetar todo dios"
Taxis en Barcelona. TB

Los conductores de más de 1.700 taxis en huelga que bloquean la Gran Vía de Barcelona y parte del Paseo de Gracia desde el viernes han anunciado que cortarán la frontera si no prosperan las negociaciones con el Ministerio de Fomento, con quien se reunían este lunes 30 de julio de 2018, a las 12.00 horas, en Madrid.

La huelga de taxis tiene a sus trabajadores en pie de guerra en Barcelona. Suman ya su quinta jornada de reivindicación y de momento no tienen fecha para cesar sus manifestaciones.

Uno de los portavoces de Élite Taxi asegura:

“El fin de los paros depende de Pedro Sánchez y su Gobierno”.

Y conscientes de ello, los taxistas ya plantean la posibilidad de bloquear los accesos al recinto donde el próximo 2 de agosto de 2018, se celebrará la comisión bilateral Estado-Generalitat.

El portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, ha explicado que acudirán a la reunión con dos reivindicaciones:

“El blindaje de la licencia urbana tiene que salir este viernes en el próximo Consejo de Ministros por Decreto Ley y, por otro lado, la transferencias de competencias a las Comunidades Autónomas“.

Ha manifestado que con esas dos concesiones se acabaría el conflicto, pero que, en caso contrario, están dispuestos a cortar la frontera norte junto con la colaboración del sector de los camioneros, y también han contemplado hacer lo mismo con el puerto:

“Nadie nos va a tomar el pelo y al sector del taxi lo va a respetar todo dios«.

Alberto Álvarez ha reconocido haber recibido el apoyo de muchas organizaciones, “sobre todo del sector de autónomos, mensajeros, estibadores o los pensionistas«, y ha destacado que no paran de recibir llamadas de apoyo, entre las que ha destacado un sindicato de taxis de Nueva York.

Preguntando por las expectativas del encuentro con el Gobierno central, ha indicado que su postura no es de máximos, que llevan 10 años negociando y ahora es “o todo o nada, no hay gris ya”, y ha valorado como viable que se cumplan sus reivindicaciones, al tener al sector del taxi español movilizado.

En el caso de que sus demandas no sean escuchadas, ha asegurado que habrá “alarma social, en Madrid y en Barcelona, saldrán los compañeros con los taxis o caminando” y que los coches no se moverán de la Gran Vía de Barcelona, aunque ha reconocido que no cree que haya una voluntad política de desalojarles.

Por último, ha celebrado que el Ayuntamiento de Barcelona “respete y defienda a los colectivos de trabajadores” y se ha despedido arropado por sus compañeros de profesión, al grito de “¡Ni un coche atrás!”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído