También generará la desaparición de agencias minoristas, especialmente de autónomos y pymes

La crisis de los Operadores de Viajes dejará a los viajeros desprotegidos

La crisis de los Operadores de Viajes dejará a los viajeros desprotegidos

FETAVE, Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas, constata que la crisis de liquidez derivada de la paralización de actividades con cero ingresos durante los últimos meses, a lo que se une la demanda de reembolsos por los viajes anulados por la COVID-19, está provocando concursos de acreedores en operadores de viajes, Trapsatur, Pullmantur Cruceros, etc., por lo que quiere llamar nuevamente la atención del Gobierno sobre los efectos de esas crisis para los viajeros y las agencias minoristas comercializadoras de los viajes de los operadores que ya han entrado en crisis o pudiesen entrar en ella.

Como consecuencia de la absurda e ineficiente económicamente, garantía solidaria entre operadores de viajes y agencias minoristas comercializadoras establecida por el Gobierno a instancias de Consumo como singularidad española, sin que fuese obligación comunitaria, las agencias de viajes minoristas comercializadoras vienen obligadas a ser garantes solidarios de los operadores de viajes, incluso habiéndoles trasladado los pagos recibidos de los viajeros.

En casos como el de Pullmantur Cruceros, cuyo concurso de acreedores puede afectar a unos 150.000 españoles, y con un montante de reembolsos que podría llegar hasta máximos de 100 millones y en todo caso no inferior a 50 millones de euros, en la medida en que el seguro que la compañía debía tener contratado y en posesión de los viajeros, que es donde debe dirigirse prioritariamente la reclamación de estos, no lo cubriera, y siendo responsable administrativo la Comunidad de Madrid como autoridad supervisora de su actividad, los minoristas que comercializaron esos cruceros, podrían ser objeto de reclamación arrastrando a muchos de ellas, en su inmensa mayoría pymes, a una situación inasumible dado que el dinero recibido para el pago del viaje fue ya ingresado en Pullmantur Cruceros.

La eventual situación de insolvencia de operadores turísticos que, incluso con la asunción por las compañías aseguradoras de los riesgos cubiertos por los seguros obligados por la normativa de viajes combinados, que las Comunidades Autónomas han debido vigilar que se cumpliese, podría generar una demanda por los importes no cubiertos y llevar al sector minorista a una situación de insolvencia cuyo resultado final podría ser una generalización de concursos de acreedores de operadores y minoristas.

Y, al tiempo, la consecuencia de esa cadena de concursos será que los viajeros a los que los seguros contratados no les cubra los importes adelantados, podrían quedar desprotegidos en sus derechos, ya que en procesos de liquidación de empresas, sus derechos, vía créditos, ocuparían un lugar muy bajo de preferencia y, como demuestran experiencias anteriores, finalmente, lo más probable, es que no obtendrían ninguna compensación.

Es por ello que la Comisión Europea, ante la generalización de esa situación, para proteger los derechos de los viajeros y al tiempo disminuir las tensiones de liquidez de los operadores de viajes y de los transportes, contribuyendo a consolidar las empresas y con ello los empleos en el sector, efectuó la Recomendación (UE) 2020/648 de 13 de mayo de 2020 relativa a los bonos ofrecidos a los pasajeros y a los viajeros como alternativa al reembolso de viajes combinados y servicios de transporte cancelados por la pandemia de COVID-19.

FETAVE reitera su solicitud al Gobierno, y reclama al Ministro de Consumo, cuyo Ministerio es responsable de los derechos de los viajeros (y lo fue de la introducción de la cláusula de garantía solidaria), que la apoye en el Consejo de Ministros para que se adopten las propuestas de la Comisión tanto en lo referente a plazos para atender las reclamaciones (propuesta numero 15), como avales de bonos de viajes y líneas de crédito para reembolsos en efectivo (propuestas 16 y 17) y asunción de los derechos de los viajeros en caso de quiebra de un operador de viajes o de transporte (propuesta numero 18) como forma de garantizar los derechos de los viajeros y evitar, en el actual marco legal de la garantía solidaria, una insolvencia generalizada del sector minorista de las agencias de viajes por hechos ajenos a ellas y, será responsabilidad  del Gobierno, si no se adoptan esas sugerencias de la Comisión y se producen tanto la pérdida de derechos de los viajeros, como una generalizada desaparición de agencias minoristas, especialmente de autónomos y pymes, como consecuencia de la garantía solidaria.

 

FETAVE, ante la evidencia e inminencia del problema sobre el que lleva previniendo desde hace casi tres años, vuelve a recordar al Gobierno la urgencia de eliminar esa garantía solidaria para sustituirla por la del operador de viajes y del minorista comercializador cada uno en su ámbito de actuación, lo que, además de que ahorraría al sector de viajes, y en último término a los viajeros, más de 165 millones de euros al año, que es el coste anual de la inútil garantía solidaria para el viajero, evitaría el riesgo de la quiebra generalizada del sector minorista de las agencias de viajes.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Paul Monzón

Redactor de viajes de Periodista Digital desde sus orígenes. Actual editor del suplemento Travellers.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído