Seúl,esquina Talmud babilonico (Como apreciar a los Judios…)

«Seúl,esquina Talmud babilonico» (http://es.wikipedia.org/wiki/Talmud ) es el titulo de un articulo escrito por Emily Amrussi y publicado el 15/10/2014 en «Israel Haiom». En este Mundo tan convulsionado, como suele suceder, los «Semitas», los «Judios», los «Sionistas», los «Israelies»…somos acusados de tener un importante papel en esa convulsion.
Pero hay quien ve las cosas distinto…

«En estos días en los cuales resoplan vientos antisemitas, es agradable encontrar que en el otro extremo del mundo hay millones de personas que aprecian la literatura religiosa Judia. Resulta que en el Este de Asia, en Corea del Sur, en Seúl, a las siete de la tarde ,cerca de 40 hombres y mujeres entran en la Casa de Chabad, se sientan en las sillas y en silencio miran al rabino Asher Litzmann, que inmediatamente comenzara su leccion de Torá. Al final de la lección se irán a casa a sus vidas como cristianos, budistas, o ateos. No tienen intención de convertirse al Judaismo. Ellos «ven en los estudios de judaísmo la mejor forma de mejorar la nitidez de pensamiento»,como dice Johnny, uno de los participantes.

La sabiduría del judaísmo tiene demanda en Corea del Sur: En los departamentos de estudios judíos en cada universidad. En cualquier librería se pueden encontrar toda clase de libros sobre la educación judía y el mundo espiritual judío. Hay 300 títulos diferentes que tratan del Talmud en lenguaje coreano, hay historia talmúdica para los niños, incluso «como hacer negocios con el Talmud «. «Talmud» escrito en lenguaje Coreano, es una colección de leyendas talmúdicas que sintetizan los complicados veinte volúmenes, escritos en arameo del Talmud original. Este es un popular presentación de literatura rabínica, cuentos y proverbios. Es uno de los libros más vendidos durante años en Corea y se encuentra en casi todos los hogares.

El «Genio» judío, que se refleja en que el 22 por ciento de los ganadores del Premio Nobel son Judios (cuando los Judios son dos décimas de uno por ciento de la población mundial) es una fuente de inspiración para la República Asiatica: Lo supuesto es que si quieres ser como los Judios, tienes que aprender sus textos antiguos.
En las escuelas públicas enseñan «Talmud» en todas las clases. A veces combinando en los libros citas de pensadores judíos como Albert Einstein o Sigmund Freud. Fue proyectado un documental en la televisión estatal de Corea filmado en la Yeshiva Mir para «descifrar el secreto de la educación judía». Hay más de un millar de miembros de la comunidad coreana cristiana de Jerusalén, que estudian educación en la Universidad Hebrea, cuando algunos de ellos fueron enviados por sus comunidades. Los expertos en educación de Corea visitan Israel para la formación de su Pais.

Kim Il-soo, el embajador coreano en Israel dice… «Vuestra fe es algo inusual. Sobre esas cosas me crié yo, como coreano:… las directrices en el Judaísmo sobre la vida familiar, la vida de matrimonio, las relaciones entre padres e hijos, la relación hacia las personas mayores, el respeto hacia los demás. Los valores de la familia en Israel son más fuertes que en Occidente Tambien el dia sabado tiene «valor familiar». Eso lo aprendi en mi familia en la infancia, de mis padres».
Il-Soo es un Coreano Cristiano que tiene 59 años de edad, y que creció segun las directivas de la Torá. «Toda madre coreana cree que si se le da a sus hijos el gusto de la sabiduría judía, tendrán la oportunidad de obtener un Premio Nobel», dice Jessica Cook (30), que se gana la vida vendiendo Biblias en Corea, o clips de audio, grabado en hebreo, a los coreanos. «El Pueblo coreano está dispuesto a gastar todo lo necesario por la educación de sus hijos. El judaísmo es visto como algo que le ayudará a tener éxito «.

A los coreanos les gusta el Talmud no sólo porque lo ven como la promoción de «genialidad», sino porque encontraron en el valores cercanos a su corazón como la piedad, el respeto por la tercera edad y la familia. Dadas sus simpatías hacia el Judaismo, tienen simpatía por todo lo que significa el espíritu de Israel: En las librerías se pueden encontrar la Hagadá de Pesaj, junto con obras de SY Agnon, Amos Oz, Ephraim Kishon, asi como traducciones de obras Israelies clásicas para los niños: «Un hecho sobre cinco Globos» de Miriam Ruth, «Apartamento en alquiler» de Lea Goldberg, o libros de Ron-Feder, Uri Orlev, Alona Frankel y muchos otros.
Los libros de la serie «Tio Levi» que escribió Mintz Levi fueron traducidos al Coreano directamente del hebreo y se convirtieron en best-sellers. Alli encuentran historias dentro de los elementos de la curiosidad y el sofisma del judaísmo, hacer preguntas y no dejar de hacerlo. Este es un elemento sustantivo del desarrollo de la persona desde la infancia, y los coreanos carecen de la iniciativa personal, la audacia, y el sentido de la importancia de esta. La educación alli es una prioridad, pero la educación es obediente. A ellos les gustaría adoptar los modelos de innovación y el emprendimiento de Israel».

Otro libro que será lanzado en Corea es «secretos de entrenamiento judíos», escrita por el entrenador Benjamin Gal cuya edición digital en Inglés se considera un éxito de ventas en Amazon. Los derechos del libro fueron adquiridos por la editorial más grande de Corea. Gal es el primer koacher en Israel y desarrolló un modelo de fe judía. «La iniciativa partió de ellos», dice Gal, «Hay alli una tremenda curiosidad, e incesantes interrogatorios sobre el genio judío. Ellos quieren pasar a ser inventores, no sólo ser los que hacen bien lo que el mundo ya ha inventado. Su interés en entender la Torá Oral, el Talmud es nada menos que la realización de la visión de los profetas». Gal escribió el libro basado en la teoría del Ari, que define la estructura de la mente y hace un descubrimiento revolucionario en el poder del hombre. El Ari difunde la idea de la totalidad de la reparación espiritual, el es el sucesor del Baal Shem Tov». La idea revolucionaria de pone el enfoque en el individuo, en oposición al pensamiento que ve en el centro al grupo coreano, les cautiva».

Un tercio de los ciudadanos de Corea del Sur son cristianos, en su mayoría católicos, y la conciencia religiosa implica temas de la Biblia como el Éxodo y los «Envia a mi pueblo «, que son relevantes para la lucha contra la ocupación japonesa que gobernó Corea durante décadas. Igual que los Judios, tambien los coreanos fueron perseguidos durante miles de años por otras naciones, chinos y japoneses, y se consideran a sí mismos como quienes tienen una historia antigua, al igual que los Judios.
Decenas de miles de turistas Coreanos visitan anualmente Israel en forma continua, independientemente de la situación de seguridad en la región.

«Un tercer aspecto es la relación hacia la educación en Corea. Se trata de una sociedad competitiva, que comienza desde el nacimiento hasta la Universidad.Cada familia invierte 20 a 30 por ciento de sus ingresos en el estudio de los niños. La escuela privada, que complementa a la pública, dura desde las dos de la tarde hasta las altas horas de la noche.
La curiosidad es mutua.En la ultima década se puede encontrar cursos sobre Corea y los coreanos en las distintas universidades de Israel .

«Hay un gran interés del público en el Talmud,» dice el embajador Il-soo, «episodios del Talmud son conocidos por el público, y los libros son muy populares en todos los hogares. El Antiguo Testamento se enseña en el plan de estudios, y el Talmud se enseña en las escuelas que complementan. Esa es la manera en que criamos a nuestros hijos para el éxito. Algo especial es la relación Judia entre Dios y los seres humanos. Vivísteis sin un Pais miles de años y estaban orgullosos de ser judíos. Ese es su secreto».

«La simpatia por Israel es un fenómeno único. Se podría decir que la persona en la calle en Corea es realmente un fan de Israel, algo que no existe por Israel en ningun otro país en el mundo. Ambas naciones no tuvieron ninguna historia conjunta que creara una oportunidad para que crezca hostilidad entre ellos. Existe un parecido entre los dos pueblos: Judíos y Coreanos han desarrollado Estados económicos y democráticos en una situacion compleja en términos de seguridad. El éxito se basa en el capital humano. Recuerdo que Israel era considerado un modelo, recuerdo la guerra de seis días, cuando el profesor nos mostró a David y Goliat en el mapa».
La elevada evaluación hacia Israel ha estado presente en Corea desde la década de los 50. Existe un parecido entre los dos países. Ambos son independientes desde el mismo año, 1948, ambas iniciaron a partir de cero, enfrentan una amenaza existencial, y sin embargo lograron fortificarse económicamente y académicamente. Ambos países están rodeados de grandes fuerzas, sin recursos naturales y mantienen una independencia financiera. Los Coreanos no distinguen entre el judaísmo e Israel. son la misma cosa. La generación que creció en los 50, 60, 70 lo hicieron segun el modelo israeli».

Existen relaciones de seguridad y economicas entre Israel y Corea del Sur. Israel le vende a Corea equipos y tecnologías militares. La Fundacion Corea-Israel para la Investigación, «Co-Il», ha apoyado 130 proyectos conjuntos en materia de ciencia e investigación industrial durante los 13 años transcurridos desde su creación. Desde el comienzo de la década de los 90 es considerado el mercado de Israel como «central» para los inversores Coreanos en Oriente Medio, y corporaciones coreanas invierten en el mercado israelí. Marcas como Daewoo, Hyundai y Kia en el campo de la automoción, Samsung y LG en computadoras y teléfonos celulares, prosperan aquí. Tambien marcas israelíes disfrutan de éxito en la península Coreana.. entre otras, incluye a Netafim (equipos de riego), Scopus (emisión digital), Orbotech, ICI Telecom, Ishkar, ICL, Haifa Chemicals y Makhteshim.

En febrero pasado, el gobierno Coreano estableció una Fundación para Iniciativas Empresariales, con $ 200 millones para el desarrollo de empresas de nueva creación, bajo el nombre hebreo «Iniciativa». El programa Talpiot de la IDF (formación de jovenes para la investigación y el desarrollo de la seguridad) ha sido copiada en el ejército de Corea, bajo el nombre hebreo «Talpiot». «Ellos admiran los logros de nuestra científica y económica», dijo el embajador Israeli en Corea, Gutman.»El Prof. Aaron Ciechanover, Premio Nobel de Química, es un invitado habitual aquí. Muchos premios Nobel judíos visitan Seúl. El Presidente del Instituto Weizmann, el presidente de la Academia Nacional de Ciencias y los principales científicos del mundo académico Israelí estan aquí a menudo».

La actual Presidente de la República de Corea del Sur, Pak Gun-Ser, recomendo publicamente el libro «Estado del Start-Up»» («La historia de Israel: milagro económico»), libro de los Judios Américanos Saul Singer y Dan Sinor que analiza a Israel, y que ha sido traducido a 20 idiomas, incluyendo el Coreano, y vendieron millones de copias en todo el mundo. El Presidente anterior otorgo el libro a los ministros del gobierno y dijo que este es el modelo preferido. «La actual Presidente hizo hincapié en la dirección creativa de la economía, y dijo en un discurso público que Israel es un modelo», dice Gutman. «Ella espera promover los motores de crecimiento a través de las ideas en el libro».

P.D. Que agregar al articulo?

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Shimshon Zamir

Nacido en Argentina. Vive en Israel desde 1972. Casado... tres hijas... 8 nietos. Trabajó 30 años en la industria Química Israelí, hoy pensionado. Graduado en Sociología.

Shimshon Zamir

Nacido en Argentina. Vive en Israel desde 1972.
Casado... tres hijas... 8 nietos.
Trabajó 30 años en la industria Química Israelí, hoy pensionado.
Graduado en Sociología.

Lo más leído