ISRAEL y A.SAUDITA revelan conversaciones secretas para frustrar las intenciones de Irán

La revelacion publica de que Israelíes y saudíes mantuvieron conversaciones secretas para frustrar las intenciones de Irán fue analizada a principios de Junio del 2015 por Eli Lake-http://www.bloombergview.com/
Segun ella, desde principios de 2014, hasta esa revelacion, los representantes de Israel y Arabia Saudí han tenido cinco reuniones secretas para discutir como enfrentarse a un enemigo común, Irán. A fin de cuentas, los dos países «salieron del armario» mediante la revelación de esta diplomacia secreta en el Consejo de Relaciones Exteriores en Washington.

Entre los que siguen de cerca el Medio Oriente, ha sido un secreto a voces que Israel y Arabia Saudita tienen un interés común en frustrar Irán. Pero hasta ese entonces, la diplomacia real entre los dos Paises nunca fue reconocida oficialmente. Arabia Saudita sigue sin reconocer el derecho de Israel a existir. Israel aún tiene que aceptar una oferta de paz saudí hecha para crear un Estado palestino.

La revelacion publica no fue un caso típico de think-tank de Washington. No hubo preguntas de la audiencia. Después de una introducción, hubo un discurso en árabe de Anwar Majed Eshki, un saudí-asesor del general retirado, el príncipe Bandar bin Sultan, ex embajador saudita en los EE.UU. Entonces Dore Gold, ex embajador de Israel ante las Naciones Unidas, que es actualmente el director general del ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, pronuncio un discurso en Inglés.

A pesar que estos hombres representan países que han sido enemigos históricos, su mensaje era idéntico: Irán está tratando de apoderarse de Oriente Medio y debe ser detenido.

Eshki fue particularmente alarmante. Expuso una breve historia de Irán desde la revolución de 1979, destacando los actos de terrorismo, toma de rehenes y la agresión del régimen. Terminó su discurso con un plan de siete puntos para el Medio Oriente. En lo alto de la lista figuro el logro de la paz entre Israel y los Arabes. En segundo lugar figuró el cambio de régimen en Irán. También en la lista una mayor unidad árabe, el establecimiento de una fuerza militar regional árabe, y un llamado a un Kurdistán independiente compuesto de territorios que hoy pertenecen a Irak, Turquía e Irán.

El discurso de Gold era un poco menos grandioso. Él también advirtió de las ambiciones regionales de Irán. Pero no llamó a derrocar al gobierno de Teherán. «Nuestro conversacion hoy en día en esta etapa no significa que hemos resuelto todas las diferencias que nuestros países han compartido en los últimos años», dijo de su relacion a Arabia Saudita. «Pero nuestra esperanza es que seremos capaces de abordar esas diferencias plenamente en los próximos años.»

No es ninguna casualidad que las reuniones entre Gold, Eshki y algunos otros ex funcionarios de ambas partes tuvieron lugar a la sombra de las conversaciones nucleares entre Irán, los EE.UU. y otras grandes potencias. Arabia Saudita e Israel son sin duda los dos países más amenazados por el programa nuclear de Irán, pero a ninguno de ellos se les permitio participar en las negociaciones con Iran.

Las cinco reuniones bilaterales se produjeron en la India, Italia y la República Checa. Uno de los participantes, Shimon Shapira, un general israelí retirado y experto en el grupo militante libanés Hezbollah, dijo: «Hemos descubierto que tenemos los mismos problemas y los mismos desafíos y algunas de las mismas respuestas.» Shapira describió el problema como las actividades de Irán en la región, y dijo que ambas partes habían discutido formas políticas y económicas de actuar, pero no entro en ningún detalle más.

Eshki dijo que ninguna cooperación real sera posible hasta que el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, acepte lo que se conoce como la Iniciativa de Paz Árabe para poner fin al conflicto Palestino-Israelí. El plan fue presentado en el 2002 por difunto Rey Abdullah de Arabia Saudita, entonces príncipe heredero del reino.

Las relaciones «secretas» de Israel con los Estados árabes del Golfo se remontan a la década de 1990 y el Proceso de Paz de Oslo. En ese entonces, algunos países Arabes como Qatar permitieron a Israel abrir misiones comerciales. Otros permitieron la presencia de miembros de la inteligencia Israelí, incluyendo Abu Dhabi, capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Estos lazos se hicieron más centrados en el tema Irán durante la última década, como lo demuestran los documentos publicados por WikiLeaks en 2010. El 19 de marzo de 2009 el director general del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, Yacov Hadas, dijo que una de las razones para el calentamiento de las relaciones era que los árabes sintieron que Israel podría adelantar sus intereses frente a Irán en Washington. «Los Árabes del Golfo creen en el papel de Israel no solo debido a su percepción de la estrecha relación de Israel con los EE.UU., sino también debido a su sensacion de que pueden contar con Israel en contra de Irán», dijo Hadas.

Pero ahora la cooperación abierta entre Arabia Saudita e Israel se convierte en una posibilidad. Para Gold, esto representa un cambio radical. En 2003, Gold publicó el libro, «el Reino de odio», sobre el papel de Arabia Saudita en la financiación del terrorismo y el extremismo islámico. Ahora explicó Gold que escribió ese libro «a la altura de la segunda intifada, cuando Arabia Saudita era la financiadora y la recaudadora de fondos para el asesinato de los Israelíes.» Hoy en día, dijo Gold, es Irán, quien está trabajando principalmente con los grupos Palestinos que siguen abrazando el terrorismo.

Gold llegó a decir que Irán está ahora preparando a grupos como Hezbolá en Líbano con misiles de precisión, a diferencia de los cohetes no guiados que Irán ha proporcionado tradicionalmente a sus aliados en el Líbano. También dijo que las fuerzas de la Guardia Revolucionaria Iraní que apuntalan el régimen de Bashar al-Assad, ahora están cerca de la frontera entre Israel y Siria.

Hace unos años, se trataba sobre todo de Israel, que hizo sonar la alarma sobre el expansionismo Iraní en el Medio Oriente. Es significativo que ahora a Israel se unió en esta campaña Arabia Saudita, un país que ha deseado su destrucción desde 1948.

Las dos naciones se preocupan hoy de que los esfuerzos del presidente Barack Obama para hacer la paz con Irán fortifican la agresión que el régimen Irani hace en contra de ellos. No está claro si Obama conseguirá detener la carrera nuclear Irani. Pero de cualquier manera, es posible entender que su mayor logro diplomático será que su acercamiento a Irán ayudó a crear las condiciones para una alianza Saudí-Israelí en contra de ella».

SUPERCHOLLOS

DESCUENTOS SUPERIORES AL 60%

Una agrupación de miles de ofertas increibles. Nuestro catalogador automático
te facilita el encontrar las mejores oportunidades de una amplia selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Shimshon Zamir

Nacido en Argentina. Vive en Israel desde 1972. Casado... tres hijas... 8 nietos. Trabajó 30 años en la industria Química Israelí, hoy pensionado. Graduado en Sociología.

Shimshon Zamir

Nacido en Argentina. Vive en Israel desde 1972.
Casado... tres hijas... 8 nietos.
Trabajó 30 años en la industria Química Israelí, hoy pensionado.
Graduado en Sociología.

Lo más leído