El tirano chavista mpone restricciones inciertas ante un escenario de descontento popular por su mandato

El podemita Maduro se inventa que le van a dar un ‘golpe’ y decreta el estado de excepción en Venezuela

El decreto es una carta en blanco que, según los opositores, intenta apaciguar la presión popular

Venezuela, asfixiada por la más alta inflación del mundo (180,9% en 2015) y una crítica escasez de alimentos y medicinas, parece estar a punto de un violento e incontrolable estallido social

El podemita Nicolás Maduro se inventa que le van a dar un ‘golpe’ y decreta el estado de excepción en Venezuela (Podemos fuerza a Maduro a censurar a Periodista Digital en Venezuela para impedir que se puedan leer las investigaciones críticas con el populismo que Pablo Iglesias quiere imponer en España).

Y lo ha hecho con toda la caradura:

«Esto es para proteger a nuestro pueblo».

El inepto presidente de Venezuela, saltándose la legalidad y en una desesperada maniobra para seguir en el cargo, ha decretado el estado de excepción y emergencia económica este viernes ante la posibilidad de un supuesto «golpe» contra su Gobierno (El donante anónimo que inyecta dinero a los ‘narcosobrinos’ de Maduro).

El decreto es una carta en blanco que, según los opositores, intenta apaciguar la presión popular que busca activar un referendo que ponga fin a su mandato este año («A Nicolás Maduro lo echarán a patadas los militares venezolanos»).

El mandatario no ha especificado el alcance de esta medida. Solo ha adelantado que el decreto le da poder para atender la acentuada crisis económica que sumerge al país en un inminente colapso y evitar una conspiración contra su Gobierno mediante medidas excepcionales:

«Esto nos permite durante los meses de mayo, junio, julio, y toda la extensión que vamos a hacer constitucionalmente durante el año 2016 y seguramente el año 2017, recuperar la capacidad productiva del país».

Venezuela, asfixiada por la más alta inflación del mundo (180,9% en 2015) y una crítica escasez de alimentos y medicinas, parece estar a punto de un violento e incontrolable estallido social.

En solo tres semanas se han agudizado los intentos de saqueos a comercios y las protestas callejeras en varios sitios del país.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído