Las líneas telefónicas siguen funcionando

Los golpistas de la Junta Militar cortan Internet en toda Birmania para acallar las protestas

Manifestantes recorren Rangún con proclamas a favor de la democracia y en contra del levantamiento

Los golpistas de la Junta Militar cortan Internet en toda Birmania para acallar las protestas
Niños soldado en Birmania. PD

La junta militar de Birmania ordenó este 5 de febrero de 2021 el corte del acceso a internet a escala nacional, para acallar las protestas.

El cierre de Internet coincide con las primeras manifestaciones masivas contra el golpe de Estado del pasado lunes.

La retransmisión en vivo en las redes sociales de las protestas fue interrumpida de manera súbita.

Las comunicaciones vía por aplicaciones de móvil han caído, aunque todavía las líneas telefónicas siguen funcionando.

La ONG Amnistía Internacional (AI) denuncia que el gobierno militar ha ordenado a todas las compañías de telecomunicación el cierre de internet hasta el próximo lunes.

MANIFESTANTES Y POLICÍAS

Hasta el momento solo se han encontrado con pequeños dispositivos policiales que no han podido hacer nada contra la masiva afluencia de personas, donde predominaban prendas o pañuelos de color rojo, que se identifica con el partido Liga Nacional para la Democracia (LND) encabezado por la nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

La depuesta líder del gobierno birmano se encuentra desde el lunes bajo arresto domiciliario y en «buen estado de salud», apuntó anoche en las redes sociales un portavoz de la LND.

El Ejército ha tratado de frenar el incipiente movimiento de desobediencia civil ordenando a las compañías de telecomunicación el bloqueo del acceso a Facebook, utilizada por cerca de la mitad de los 54 millones de birmanos.

Este sábado también se han experimentado cortes en la conexión de internet en varias operadoras.

Médicos, profesores, estudiantes universitarios, funcionarios de diversos ministerios y trabajadores de varios sectores, entre otros, se habían manifestado ya para mostrar su oposición contra la toma del poder por parte de los uniformados, aunque las protestas organizadas este sábado en Rangún son las más grandes hasta la fecha contra la asonada castrense.

El Ejército alega un fraude masivo en las elecciones de noviembre, donde la LND arrasó al imponerse en el 83% de los escaños en liza, para hacerse con el poder.

Los militares, que ya gobernaron el país con puño de hierro desde 1962 hasta 2011, han arrestado a al menos 147 personas, entre ellas Suu Kyi y el depuesto presidente, Win Myint.

Desacuerdo en el Ejército

Un comandante de un batallón del Ejército birmano fue arrestado tras manifestar, junto a un número indeterminado de oficiales y soldados, su rechazo al golpe de Estado perpetrado el lunes por los militares, lo que supondrían las primeras fisuras visibles dentro del cuerpo castrense tras la asonada.

Varias fuentes cercanas confirmaron la detención de Kyaw Soe Tun, al frente del batallón 903 de ingenieros de campo, que se encuentra en el nororiental estado Shan.

«Al unirnos al Ejército hicimos el juramento de proteger a los ciudadanos, a partir de hoy y junto a los birmanos resistiremos contra la dictadura militar. Nosotros somos el Ejército del país, no somos marionetas de dictadores», apunta un comunicado del batallón, integrado por unas 200 personas.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído