El alcalde de Nueva York pide una evacuación inmediata

El alcalde de Nueva York pide una evacuación inmediata

Margene Jezo de Kitty Hawk realiza una carrera de 6 millas mientras el huracán Irene azota las islas Outer Banks en Kitty Hawk, Carolina del Norte, Estados Unidos. EFE

EFE/Archivo

Los estados de Nueva York y Nueva Jersey seguían hoy preparándose ante la llegada inminente del huracán «Irene», que tocó tierra a primera hora de la mañana en Carolina del Norte, y volvieron a urgir a la población a evacuar las zonas de mayor peligro por riesgo de inundaciones.

«Es mejor prevenir que lamentar. El tiempo se nos está echando encima, evacúen ya, la luz empieza a apagarse y cada vez está más cerca la tormenta», afirmó el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en su segunda comparecencia ante la prensa del día para informar sobre las últimas novedades sobre el huracán «Irene».

Pese a las advertencias, muchos residentes de las zonas costeras de ambos estados permanecían en sus domicilios pasadas las 20:00 GMT y en algunas playas de Nueva York, cerradas durante el fin de semana, se podía ver a gente paseando o incluso intentando pillar olas, desafiando los llamamientos de las autoridades.

«Quedarse es peligroso, una tontería y contrario a ley», había dicho Bloomberg en su primera rueda de prensa en Brooklyn, en la que recordó que la orden de evacuación es obligatoria y afecta a unas 370.000 personas que viven en las zonas de la ciudad por debajo del nivel del mar.

El regidor subrayó después que todas las predicciones dicen lo mismo, «Irene» continúa «imparable» en dirección a Nueva York y se espera que impacte en la ciudad a partir de las 01:00 GMT, por lo que urgió nuevamente a la población a tomar precauciones porque, según dijo, «si están en el lugar equivocado puede ser «fatal».

«Por diferentes razones hay gente que no está siguiendo nuestras instrucciones. Siento parecer un disco rallado, pero deben evacuar inmediatamente. No pongan su vida en peligro», añadió Bloomberg.

El alcalde, que dijo que «aún hay tiempo» para buscar protección en uno de los 91 refugios repartidos por la ciudad, confirmó que desde el mediodía (16:00 GMT) está cerrado el sistema de transporte público, por lo que invitó a la gente a abandonar las zonas de peligro en taxis, en coches particulares «o a pie si es necesario».

Bloomberg indicó que el servicio de autobuses, metro y trenes que gestiona la Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) permanecerá cerrado «al menos» hasta primera hora de la mañana del lunes, por lo que anticipó que será un caos cuando los neoyorquinos acudan a sus puestos de trabajo.

El alcalde de la Gran Manzana advirtió también de que hoy podrían producirse apagones de electricidad en diferentes zonas de la ciudad, especialmente en el sur de Manhattan, mientras que la empresa ConEdison indicó que de momento no hay planes de suspender el suministro de forma preventiva.

La mayoría de trenes de larga distancia que unen las principales ciudades de la costa este del país, Washington, Filadelfia, Nueva York y Boston, que ofrece la red Amtrak en el conocido como Corredor del Noreste, también fueron cancelados durante el fin de semana así como buena parte de los trenes que salen de Penn Station.

Además, los aeropuertos que sirven a Nueva York -John F. Kennedy, LaGuardia, Newark, Stewart y Teterboro- no permiten el aterrizaje de vuelos nacionales e internacionales desde las 12:00 hora (16:00 GMT) y las principales aerolíneas, incluida Delta, American Airlines y US Airways, han anunciado la cancelación de sus vuelos para el domingo.

Mientras, los neoyorquinos permanecía en tensa calma a la espera de la llegada de «Irene», con imágenes inusuales en algunos centros neurálgicos de la ciudad como la estación de Grand Central, prácticamente vacía por la suspensión de los trenes de cercanías, o lugares como la «zona cero» sin el típico aluvión de turistas.

El huracán obligó a cancelar todas las actividades previstas para el fin de semana en la ciudad, incluidos los espectáculos en los teatros de Broadway y los eventos previas al Abierto de Tenis de Estados Unidos, aunque los organizadores del torneo mantiene por ahora el inicio de los partidos para el lunes a las 15:00 GMT.

Los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey, Andrew Cuomo y Chris Christie respectivamente, se unieron a los llamamientos del alcalde Bloomberg y urgieron a los residentes de los lugares de mayor peligro a seguir las indicaciones de las autoridades y evacuar las zonas costeras, especialmente en la isla de Long Island.

Cuomo ordenó también desplazar a los alrededores de la ciudad de Nueva York a un millar de miembros del New York Army y de la Guardia Nacional para ayudar a los equipos de emergencia a prepararse ante lo que pueda ocurrir el domingo, y dijo que el gobierno «está haciendo su parte» y la población «tiene que hacer la suya».

«Somos neoyorquinos. Tendemos a creernos que somos tipos duros, pero también somos inteligentes y no queremos afrontar riesgos que no necesitamos afrontar», añadió el gobernador, quien instó a la gente a evitar en la medida de lo posible salir a las carreteras y aprovechar el tiempo que estén en casa para estar «en familia».

Por su parte, el gobernador de Nueva Jersey insistió en la importancia de que buscar refugio en el interior. «Si todavía no han evacuado la zona, por favor háganlo ya. Luego puede ser demasiado tarde», indicó Christie, quien confirmó que un millón de personas han abandonado la zona costera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído