Los medios de comunicación norteamericanos se dividen

Jorge Ramos: “Trump ofrece horror, la utopía de un país blanco, sin inmigrantes”

El periodista de Univision de "autoritario" al magnate que le expulsó de una rueda de prensa

Aumenta el número de los que se atreven a decir que Ramos no actuó como un periodista, sino como activista político

El periodista Jorge Ramos es uno de los principales referentes informativos en Estados Unidos, especialmente entre la comunidad hispana.

Millones de personas se asoman cada día a la pantalla para ver su influyente informativo en la cadena latina Univision (Donald Trump expulsa de su rueda de prensa a un periodista hispano: «Vuelve a Univisión»).

De 57 años y nacido en México, Ramos se ha convertido de golpe en protagonista de la campaña electoral en EEUU tras ser expulsado de una rueda de prensa por el aspirante del Partido Republicano Donald Trump, el político-empresario que acapara más titulares y horas de televisión en la pugna por la Casa Blanca en los comicios del próximo año.

La imagen de Trump exigiendo a Ramos que se sentase cuando era cuestionado por sus iniciativas migratorias y ordenándole que se volviese a Univision ya ha quedado inmortalizada como uno de los grandes hitos de la carrera por la Casa Blanca de 2016.

 Un guardia de seguridad obligó a Ramos a salir de la sala en la que el aspirante republicano estaba hablando. Luego, tras las quejas de dos reporteros, Ramos volvió y consiguió formular las preguntas que llevaba preparadas.

Estas preguntas perseguían un objetivo: que Trump explicase, más allá de las soflamas, cómo iba a materializar sus propuestas migratorias.

«Trump está mintiendo. Sabe que no puede deportar ni construir un muro. Eso solo se puede hacer con el Ejército y deportando a la gente a los estadios. Y eso, a los latinos, nos recuerda a las dictaduras sudamericanas».

Jorge Ramos ha recibido un mayoritario apoyo de periodistas de Estados Unidos tras su enfrentamiento con Trump, pero no un respaldo total. Aumenta el número de los que se atreven a decir que Ramos no actuó como un periodista, sino como activista político.

Las últimas encuestas conocidas apuntan a que el 75% de los latinos desconfía plenamente de Trump.

Sus arengas contra los hispanos se producen cuando la mayoría de los candidatos corteja este voto, que se supone decisivo para las elecciones del próximo año.

Las estimaciones apuntan a que casi 16 millones de electores de origen latino votarán en los comicios de 2016 y la orientación de su voto puede ser decisivo para inclinar la batalla electoral por la Casa Blanca.

Ramos recuerda que el presidente Barack Obama ganó las últimas elecciones por solo cinco millones de votos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído