El Estado Islámico difundió las horribles imágenes en las calles de Raqqa

El vídeo del piloto ardiendo en las pantallas gigantes del EI mientras los niños ríen y la turba aplaude a rabiar

Un menor al contemplar las escenas: "Lo hubiera quemado con mis propias manos

En Raqqa, el bastión sirio de los yihadistas, todo eran vítores, risas, aplausos y consignas religiosas durante la noche del martes 3 de febrero de 2015. La turba enloquecida por el miedo y sus fanáticas creencias se había lanzado a la calle en masa. No era para menos: iban a poder contemplar otra ‘hazaña’ de sus adorados yhadistas a los que nadie parece querer parar con métodos expeditivos en el mundo civilizado.

El Estado Islámico había distribuido por las calles pantallas gigantes donde se proyectaba el vídeo de la atroz agonía del piloto jordano Moaz al-Kasasbeh. Mientras se quemaba vivo en la jaula la muchedumbre vitoreaba dando palmas,en el colmo del éxtasis. ¿El título de la ‘película’? ‘Musulmanes, la alegría en la quema del piloto jordano’.

Entre el público había niños, como el menor que aparece en la foto que aparece junto a estas líneas.

Exclamó, mientras sonreía de oreja a oreja:

«Lo hubiera quemado con mis propias manos».

El escalofriante vídeo está filmado en un estilo documental, utilizando cámaras de alta definición, y contiene logotipos y lemas asociados con los medios de comunicación de la organización terrorista. 

The IS held a viewing in Raqqah of the video of burning to death Kasasibah, and recorded the «joy» of men and a boy. pic.twitter.com/xjLErKTZy0

— SITE Intel Group (@siteintelgroup) febrero 4, 2015

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido