Forma parte de una campaña que se ha convertido en viral, y que ha incendiado las redes sociales

[Vídeo] La historia de los niños «quemados vivos» en una jaula por el Estado Islámico

Se trata de un montaje para llamar la atención sobre la muerte de menores en conflictos bélicos

El 'fake' se ha convertido en viral por parte de grupos defensores de los derechos humanos que trabajan en Siria

El Estado Islámico ha sido acusado de haber quemado vivos a un grupo de niños de corta edad, que confinó en una jaula. Pero afortunadmente no es verdad.

Según da cuenta ‘El Semanal Digital‘, y como puede comprobarse en el vídeo que acompaña a estas líneas, se trata de una campaña viral para denunciar los bombardeos sobre ciudades sirias por parte de la fuerza aérea del régimen de Al Assad, así como el uso de menores como escudos humanos por parte del Daesh.

Desde el pasado domingo se ha difundido por redes sociales una fotografía en la que pueden verse una docena de niños, vestidos con monos naranjas, con una antorcha encendida en primer plano de la imagen.

La versión que circula apunta a que el Estado Islámico ha «quemado» a los menores, siguiendo el cruel método de ejecución que aplicaron al piloto jordano capturado el pasado mes de octubre -conozca la simbología oculta tras este vídeo-.

Incluso se ofrecen todo tipo de detalles de la ejecución: se trata de menores hijos de cristianos sirios y desertores del ISIS, la escena fue presenciada por otros niños, o que incluso algunos fueron enterrados vivos. En las redes sociales pueden encontrarse estos días cientos de comentarios denunciando tal barbarie.

Un ‘fake’ denuncia

Sin embargo, nada de ello es cierto. Se trata de un ‘fake’ -un falsificación en el argot de las redes-, una campaña que ya se ha convertido en viral por parte de grupos defensores de los derechos humanos que trabajan en Siria.

El pasado mes de enero, cazabombarderos de las fuerzas leales a Bashar Al Assad bombardearon un barrio civil de la ciudad de Douma, donde se habían escondido miembros del Estado Islámico. En los ataques murieron cerca de 200 personas, algunos de ellos niños, a los que el ISIS utiliza en ocasiones como escudos humanos.

Por ello, un grupo de activistas decidió elaborar esta ‘performance’ con niños enjaulados para denunciar el «silencio» del mundo hacia la muerte de menores en países en guerra, comparándola con el eco mediático que tuvo la ejecución del piloto jordano Muaz Kasasbeh.

Los impulsores de esta iniciativa han grabado un vídeo en el que muestran como sucedió realmente la protesta. 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído