El blog de Otramotro

Ángel Sáez García

De tramas, risas y/o lloros

DE TRAMAS, RISAS Y/O LLOROS Cuando a las plazas de toros La gente pase a admirarlas Y de otro modo llamarlas; A saber, plazas de coros, De tramas, risas y/o lloros, España habrá progresado Y de verdad ingresado Donde se respeta al otro, O, como aduce Otramotro, Se tolera lo expresado. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Que no te coja el toro de improviso

QUE NO TE COJA EL TORO DE IMPROVISO En el supuesto de que a España se le siga comparando con una plaza de toros, el ruedo ibérico de Valle-Inclán, o con el espacio donde uno acostumbra a dar a otro, velis nolis, una conferencia, charla u homilía, ora a tiempo, ora a deshora, o, viceversa, el otro se la da a uno, del debate de ayer, lunes,

Entre los dos, me quedo con ninguno

ENTRE LOS DOS, ME QUEDO CON NINGUNO A veces (no siempre, solo en algunas ocasiones) el vate (y, tras elegir y decidir que dicho vocablo aparezca expresado precisamente aquí, le recomiendo al atento y desocupado lector, sea ella o él, con especial encarecimiento, que no pierda el tiempo, que es oro, intentando hallar en el párrafo inicial

Mi fe deposité en ti, infiel esposo

MI FE DEPOSITÉ EN TI, INFIEL ESPOSO No puedo permitir que mi existencia Esté supeditada a la de nadie, Aunque tu aura, Ramiro, paz irradie Allí donde radique tu presencia. No puede permitir mi ego o conciencia Fingir que soy parásita y lo radie, Como proclamó el cíclope que Nadie, Ulises, le cegó su quintaesencia. Mi fe deposité en

La verdad de las mentiras

LA VERDAD DE LAS MENTIRAS —La verdad es una manta Que o te deja los pies fríos O de lágrimas dos ríos, Asustada, como abanta Vaca que de alguien/algo se espanta. —Si eres mujer y suspiras Y dentro de mí tú miras, Acabarás encontrando Lo mismo que ando buscando, La verdad de las mentiras. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Poesías al momento

POESÍAS AL MOMENTO En la biblioteca municipal de Tudela (como un sendero poético más de los muchos que ha ido, ora desbrozando, ora tejiendo, de manera mancomunada, el capital humano que presta sus servicios en las bibliotecas públicas de la Ribera, fungiendo, ya de meros exploradores, ya de claras hilanderas), nada más entrar en la sala

¡Qué ave fénix, Campofrío!

¡QUÉ AVE FÉNIX, CAMPOFRÍO! Ayer, por primera vez (Si hubo otra antes la he olvidado), Me di cuenta, emocionado, Que quien versea, ¡pardiez!, Llorado había, ¡rediez!, Y sentido escalofrío Al ver que otro desafío La que se había quemado, Otro, había superado Con su anuncio, Campofrío. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Treinta y ocho años cumples de tebano

TREINTA Y OCHO AÑOS CUMPLES DE TEBANO ¿Treinta y ocho años es una edad mala? Son los mismos que tiene de vigencia Nuestra Constitución y los de ausencia De mi hermano José Javier. A gala Tengo o me precio de que nunca un bala Fuera (al menos, jamás en mi presencia); De que de la honradez la quintaesencia Lo juzgue quien jugó con(tra)

Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CCLXVIII)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CCLXVIII) Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor He vuelto a comprobar que el DRAE aún no ha admitido la entrada del vocablo “muete” (tan tudelano, que viene a significar mocete, mozalbete) y a confirmar que tres cuartos de lo propio ocurre con tu “moete”,

Epístola a Jesús, un epígono de Otramotro (CCXXXIII)

EPÍSTOLA A JESÚS, UN EPÍGONO DE OTRAMOTRO (CCXXXIII) Dilecto Jesús (ese que yo sé), epígono de este aprendiz de ruiseñor: Bienvenida la evolución, si trae mejora. Bienhadada y bienhallada toda evolución, siempre que traiga adelantamiento, que no miento, aumento, progreso y/o medro. Mutatis mutandis, me ha pasado con las corridas de

¿Qué en la arena lo rondaba?

¿QUÉ EN LA ARENA LO RONDABA? De Foxá polemizó Con Fernández Flórez sobre Los toros. Se batió el cobre. Uno al otro matizó. Otro al uno no atizó. Ortega y Gasset gozaba En los cosos. Le petaba Que alguien usara la suerte Para sortear la muerte, Que en la arena lo rondaba. Ángel Sáez García angelsaez.otramotro@gmail.com

Ángel Sáez García

Ángel Sáez García (Tudela, 30 de marzo de 1962), comenzó a estudiar Medicina, pero terminó licenciándose en Filosofía y Letras (Filología Hispánica), por la Universidad de Zaragoza.

Lo más leído