Sopena y María Antonia, los centinelas del ‘eslabón perdido’ del felipismo

Sopena y María Antonia, los centinelas del 'eslabón perdido' del felipismo

(PD).- Mientras el diario El Mundo está desvelando el apestoso caso de Chaves y la ‘ayuda’ a la empresa en la que trabaja su hija Paula, los medios adictos tratan de enturbiar la información repicando con altavoces la versión oficialista. Los «opinadores que antes de que pasen los acontecimientos ya tienen decidida la postura que van a tomar», según les ha definido Pedrojota Ramírez, están haciendo lo que está en su mano. María Antonia Iglesias y Enric Sopena, por supuesto, no defraudan. Son los centinelas del ‘eslabón perdido’ del felipismo.

«Están haciendo lo mismo que hicieron cuando El Mundo destapaba los numerosos casos del corrupción y el GAL».

«Estos periodistas perezosos», ha dicho Pedrojota Ramírez en la tertulia de la Cope, están tratando de matar al mensajero -como se está haciendo desde el entorno de Manuel Chaves y como ha hecho él mismo-, para tratar de desacreditar la información sobre la subvención de 10 millones de euros por parte de la Junta de Andalucía a la empresa de la que es apoderada la hija del actual vicepresidente tercero del Gobierno de Zapatero.

Prisa está haciendo lo que puede, pero las voces que plagan las tertulias en radio y televisión, las plumas destacadamente fieles en periódicos de papel e Internet, están también aportando su granito de arena.

Entre los dos más destacados, Enric Sopena y María Antonia Iglesias. Ambos responsables de la televisión pública en los momentos más grises de los Gobiernos de Felipe González, se han puesto en pie de guerra a defender a Manuel Chaves.

María Antonia Iglesias reconoció este miércoles en la tertulia de Luis del Olmo, en Punto Radio, que era «amiga personal» de ex presidente de la Junta, y argumentó para desmontar la información de El Mundo que «ha tenido muchas ocasiones durante los muchísimos años que ha sido presidente de Andalucía para robar y sin dejar ni rastro. No lo va a hacer en el último momento y de estas maneras». La culpa es de la derecha y de El Mundo.

De la misma manera, Enric Sopena, en El Plural, diario que dirige en Internet, escribe: «La Brunete Mediática, siempre a punto».

«A la derechota –la política y la mediática- le parece muy mal que la Junta de Andalucía, con Manuel Chaves de presidente, subvencionara a la empresa Matsa, que es una multinacional canadiense, que ha invertido en la Sierra de Huelva más de 257 millones de euros, ha creado más de 500 puestos de trabajo directos y más de 1.200 indirectos. Se trata de una comarca tradicionalmente deprimida y sin apenas alternativas productivas».

Traga versión oficialista -como siempre- y ejerce de altavoz:

«¿Por qué, pues, los ultramontanos, maquillados algunos de postmodernidad ficticia, han desatado una nueva tormenta? Porque, por una parte, el PP y sus adyacentes tienden a gozar –aunque lo disimulen- con el crecimiento del paro y esta empresa ha creado unos mil puestos de trabajo. Y, sobre todo, porque hay que frenar como sea la hemorragia de corrupción que padece el PP desde hace meses, tapando la necrosis popular con manipulaciones y calumnias. O sea, calumnia que algo queda».

Fueron tapadera de los mayores desmanes del Gobierno de Felipez González. Si por ellos hubiera sido, nada hubiera visto la luz. De la misma forma que ahora hacen con el ‘eslabón perdido’ del felipismo, de lo que se trata es de machacar al medio que se atreva. Todo pasa y todo queda…

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído