LAS COSAS DE LOS RICOS, GUAPOS Y FAMOSOS

Jorge Javier Vázquez: «Estoy pensando en dejar el alcohol, a veces tengo unas lagunas de memoria tremendas»

"No quiero "nuncas" en mi vida"

Jorge Javier Vázquez: "Estoy pensando en dejar el alcohol, a veces tengo unas lagunas de memoria tremendas"
Jorge Javier YT

El carismático y siempre polémico presentador Jorge Javier Vázquez no se muerde la lengua ni le faltan palabras para calificar y describir la actualidad mediática.

Su blog en la popular Revista Lecturas es una fuente constante de información paralela o complementaria a la que los medios ortodoxos contemplan, siempre tamizado desde la ágil “pluma” de Vázquez.

En esta ocasión no es para menos:

«No quiero «nuncas» en mi vida»
Cada vez paso más tiempo sin beber alcohol. Con mi ex, bebíamos a diario y lo disfrutábamos muchísimo. Cuando nos separamos, me dije que para qué, y no me costó renunciar al alcohol. Estoy pensando en dejarlo definitivamente, pero si hay una palabra que detesto es “nunca”. No quiero “nuncas” en mi vida.

 

«Lagunas de memoria tremendas»
Cada vez bebo menos porque no me sienta bien. Porque, además, este verano me hice unos análisis muy exhaustivos y me salió que no metabolizo bien el alcohol, de ahí que a veces tenga unas lagunas de memoria tremendas. Mis amigos se creen que les miento, pero si yo bebo una noche, al día siguiente no me acuerdo de muchas cosas.

 

«He vivido momentos mágicos»
Cada vez hay más estudios que avalan que lo de la copa de vino al día no solo no es bueno, sino que es malísimo. Pero es que yo, gracias al alcohol, he vivido momentos mágicos, almuerzos memorables, noches divertidísimas, puestas de sol preciosas, encuentros sexuales inauditos, conversaciones intensas. También almuerzos terribles, noches dignas de olvido, amaneceres asquerosos, polvos deleznables y charlas perfectamente olvidables.

 

El duelo de dejar atrás una parte de la vida
Mi psicóloga dice que todos estos pensamientos que me vienen a la cabeza tienen que ver con un duelo, con dejar atrás una parte de mi vida. Puede ser. Puede ser que me resista a decir adiós a esa etapa que yo asocio con la juventud. Con la que juventud que bebe, porque luego hay otra que no bebe y que no beberá jamás. Porque no toda la gente bebe y no tiene por qué hacerlo. Es más: ahora ya no bebo en los sitios por aburrimiento. Directamente no voy o me largo.

 

«Perder el miedo»
Pero yo he bebido y creo que lo seguiré haciendo. Cada vez menos, porque ya no me sienta bien y porque no me gusta despertarme con dolor de cabeza. Pero no digo yo que de vez en cuando me apetezca brindar con mis amigos porque estamos vivos. Y si me hacen fotos, qué le vamos a hacer. Cuando uno se reconcilia con uno mismo se pierde el miedo a que los demás te vean cómo eres o cómo puedes llegar a ser.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído