ÓSCAR CAMPS, RETRATADO

El mayor autozasca del siglo: el fundador del Open Arms critica «la deleznable» portada de El Mundo tras llenar su Twitter de cádaveres en el Mediterráneo

Son muchos, normalmente afines a sectores políticos y periodísticos afines a Pedro Sánchez, que se cabrean con las crudas portadas de El Mundo.

El mayor autozasca del siglo: el fundador del Open Arms critica "la deleznable" portada de El Mundo tras llenar su Twitter de cádaveres en el Mediterráneo

Puede que sea uno de los mayores autozascas de la década. O puestos a exagerar, del siglo. Porque la cosa tiene miga.

Nos la sirve en bandeja la cuenta ‘Mejores Zascas‘ y tiene como protagonista a Óscar Camps, fundador del Open Arms, y uno de los últimos en apuntarse a criticar la línea editorial de El Mundo por su contundente portada de este 15 de abril de 2020.

El diario de Paco Rosell está siendo, sin duda, el rotativo impreso de la prensa española que más se está afanando en mostrar los estragos de la crisis del coronavirus con toda su crudeza, lo que le está valiendo no pocas críticas. Como todo el mundo tiene una opinión, y Twitter hace creerles que la misma interesa al resto de la humanidad, no son pocos los que salen por las redes sociales a dar lecciones de ética y de periodismo.

El fundador del Open Arms no tuvo problemas en declarar que la primera plana del diario El Mundo de este 15 de abril de 2020 le parecía «deleznable» por mostrar la foto de una doctora y una enfermera certificando la muerte de un hombre en un piso de Valencia después de recibir una muerte por asfixia.

El contratiempo para el susodicho vino cuando varios usuarios le han encontrado cómo compartía en el pasado las instantáneas de los inmigrantes ahogados en el Mediterráneo. Una doble vara de medir que le hace preguntarse a algunos porque esos cadáveres no hay problema en mostrarlos para concienciar de su problemática mientras que no se puede enseñar el rastro de muerte y destrucción que deja el coronavirus.

Maestre, otro como Oscar Camps

Retratado queda igualmente Antonio Maestre, que en el pasado adjuntaba las imágenes de niños muertos tras bombardeos de la OTAN en Afganistán pero ahora da la chapa con no se qué de la deontología. Pero no le hemos dado el titular de la nota porque ya bastante está recibiendo estos últimos días.

Críticas a El Mundo por sus portadas sobre la dureza de la pandemia

Sea como fuere, no es la primera vez que El Mundo impacta con alguna de sus portadas.

El hecho de publicar la fotografía que titularon ‘La gran morgue de hielo‘ y que mostraba cientos de ataúdes dispuestos sobre el Palacio de hielo les valieron innumerables críticas, sobre todo de los sectores, políticos y periodísticos, más cercanos a Pedro Sánchez, que pretenden esconder el inmenso desastre que ha sido su gestión.

Carlos Herrera, sin embargo, fue uno de los que la defendió: «Las fotografías no muestran detalles truculentos ni violan la intimidad de ningún fallecido. Algunos usan el argumento peregrino de que eso es politizar el dolor, pero esa imagen no se puede hurtar a la opinión pública porque forma parte de la realidad de la pandemia. No se puede deshumanizar a las víctimas, meterlas en un saco o contarlas a granel. Son españoles con nombres y apellidos, son familias rotas, son historias interrumpidas de manera abrupta.»

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído