LA MINISTRA DE IGUALDAD CONSIDERA LAS MIRADAS VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

Pérez-Reverte arroja a Irene Montero su ridículo manual feminista: «Tenemos fanáticos y oportunistas respaldados por millones de imbéciles»

"Toda la sociedad occidental se sume en una simpleza sin precedentes en sus treinta siglos de memoria"

Pérez-Reverte arroja a Irene Montero su ridículo manual feminista: "Tenemos fanáticos y oportunistas respaldados por millones de imbéciles"

El escritor Arturo Pérez-Reverte -muy crítico en redes sociales- volvió a la carga este 28 de septiembre de 2020 apuntando a la última estupidez de la ministra Irene Montero que considera acoso sexual las miradas, bromas e insinuaciones y ya las cuenta como violencia contra la mujer.

En un artículo publicado en la editorial Zenda, el académico apunta a que «mirar a una mujer de modo lascivo (…), aunque no abra uno la boca, también es ejercer violencia contra ella«, según el departamento que dirige la titular de Igualdad.

Por ello, Reverte considera que «no suena extraño que 11.688.411 españolas mayores de 16 años, según la asombrosamente precisa cifra que maneja el citado ministerio, se hayan sentido víctimas de acoso sexual en algún momento».

Y satirizando sobre el asunto apunta a «una verdadera hecatombe» y añade que «con esa cantidad de mujeres violentadas el ministerio de Igualdad se queda corto«. Por ello, cree que para él «son muchas más».

«Que levante la mano la que alguna vez no se haya sentido mirada con lascivia. O más de una vez. A los varones, como es bien sabido, no los mira lascivamente nadie en absoluto. La lascivia es cosa de hombres«.

Por ello, ha citado el libro El síndrome Woody Allen, escrito por Edu Galán, en el que apunta sobre por qué Woody Allen ha pasado en diez años «de ser admirado maestro cinematográfico a execrable apestado y artista prohibido».

«Plantea puntos dignos de reflexión sobre el infantilismo maniqueo, la fiebre neopuritana y políticamente correcta en que se sumen la democracia, la sociedad y la cultura occidentales, o lo que va quedando de ellas».

De ese modo, Reverte ha asegurado que esto «no se trata sólo de la izquierda». «A falta de argumentos intelectuales serios, echando las redes en los caladeros de lo elemental y fácil, toda la sociedad occidental se sume en una simpleza sin precedentes en sus treinta siglos de memoria«, incide.

«Pobre de quien se atreva a contradecirlos; a no ofenderse como es la nueva obligación»

El escritor ha explicando que «se exige sumisión a un nuevo canon moral de un infantilismo y simpleza aterradores. Se habla de cordones sanitarios, de espacios seguros». Y continua afirmado que «las universidades, antaño motor del pensamiento, se han convertido en sanedrines de corrección política donde se reemplaza la razón por la emoción y el debate por la ignorancia, con alumnos felices de cantar a coro y profesores acojonados o cómplices».

Por ello cree que «nunca se masacró a la disidencia con tanta saña ni con tantos medios» y que el mundo hoy pertenece «a los ofendidos y a los grupos de presión que los controlan» y «mostrarse ofendido es garantía de integración social.

«En realidad siempre hubo dictadores –obispos, ayatolás, espadones–, pero antes lo eran tras imponerse con las armas, la religión o el dinero. Ahora lo hacen con los votos de una sociedad que los aplaude y apoya. Pobre de quien se atreva a contradecirlos; a no ofenderse como es la nueva obligación. Tenemos, a fin de cuentas, los amos que deseamos tener: fanáticos y oportunistas respaldados por el pensamiento infantil de millones de imbéciles«, concluye.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído