EL COLECTIVO PIERDE TODO EL DINERO RECOGIDO DE UNA RECAUDACIÓN REALIZADA EN INTERNET

El desplume de Fanny ‘La Vegana’: de descubrirse su trabajo como escort a perder todo el dinero mientras su granja cae en picado

"Me siento responsable de esta falta de apoyo"

El desplume de Fanny 'La Vegana': de descubrirse su trabajo como escort a perder todo el dinero mientras su granja cae en picado

El colectivo animalista ‘Almas veganas’ vive un momento complicado desde que saliera a la luz que Fanny, el rostro más visible del grupo, es prostituta de lujo.

Esta asociación feminista saltó a la fama en 2019 al acusar a los gallos de violar a las gallinas. Un año más tarde, la portavoz del santuario asegura que están sufriendo una bajada de apoyo desde que se hiciera viral «su trabajo».

A través de un vídeo compartido en redes sociales, Fanny confiesa que están viviendo «una época muy difícil» y que se siente «responsable» de esa falta ayuda. El colectivo ha perdido todo el dinero que habían recogido de las donaciones en una recaudación que tenían abierta en Internet desde hace unos meses.

«Me siento responsable de esta falta de apoyo. Se han dado de baja madrinas, socias, han dejado de llegar donaciones puntuales, ha bajado bastante la venta desde la web. Me sabe muy mal», lamenta Fanny.

«Siempre nos hemos posicionado a favor de la lucha de los trabajadores sexuales. Soy trabajadora sexual y orgullosa totalmente«.

La activista relata que en diciembre del año pasado se quedaron dos personas solas y que tienen unos gastos de más de 2.500 euros al mes, entre pagar las tierras, comidas, veterinaria y gestoría.

Según Fanny, el único trabajo que le ha pedido estar el máximo horas posibles en el santuario es la prostitución, «el único que me ha permitido salvar almas que ahora mismo no estarían vivas», añade.

«Es muy difícil mantener este espacio. Necesitamos vuestro apoyo, hay muchísimos gastos y mucho trabajo por hacer«, explica la responsable del santuario. ‘Almas Veganas’ ha perdido todos los donativos debido a un error suyo: «No supimos gestionar la petición de la web de la campaña y automáticamente se devolvieron todos los donativos. Teníamos en esa cuenta 3.400 euros que servían para ayudarnos a pedir una hipoteca para salvar las tierras del santuario».

En el vídeo, Fanny asegura que es muy importante «vuestra ayuda». «Nosotres soles no podemos», añade.

«Ahora mismo tenemos unas cincuenta vidas pero si tuviéramos el apoyo suficiente podríamos albergar trescientas vidas».

En un vídeo anterior, Fanny dice que «la han cagado» y que la campaña se ha quedado a cero, porque la web le pedía hacer unas gestiones «que no han conseguido».

 

Fanny, de feminista defensora de los animales a prostituta de lujo

El pasado mes de septiembre salió a la luz que la líder del colectivo animalista ‘Almas veganas’ es Úrsula, escort de lujo.

Ella misma salió entonces a reconocer en un vídeo su alter ego como «trabajadora sexual», a razón de unos 3.000 euros por fin de semana. Bajo el nombre de Úrsula, se promociona en internet como «muy sensual e intensa».

En su descripción en la página web afirma que «si quieres transportarte a un mundo diferente, lleno de placeres, yo soy la mujer ideal para conducirte hasta él».

Esta extrabajadora en mataderos de animales destaca entre sus especialidades: «Besos, Cubana, Eyaculación corporal, Fantasías, Sexo oral natural, Lésbico, Lluvia dorada, Masajes, Striptease, Tríos, Club intercambio, Ducha erótica…».

Subraya en el mismo portal que «los caballeros que me conocen dicen de mí que mi conversación es inteligente y divertida y que en la intimidad soy la amante que todo hombre ha soñado alguna vez con tener en su lecho. Créeme: conmigo vivirás una intensa experiencia que te hará olvidar tu vida cotidiana y que te conducirá a un terreno exótico y diferente. Deja volar tu imaginación… conóceme».

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Cristina López Mantas

Cristina López Mantas (1994) es graduada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, redactora de política en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído