LA NUEVA APUESTA DE LA TELEVISIÓN PÚBLICA NO LLEGA SIQUIERA AL 7% DE SHARE

‘Hablando claro’, el último ejemplo en TVE sobre cómo espantar a la audiencia

Lourdes Maldonado y Marc Calderó empeoran los ya de por sí pobres registros de Jesús Cintora y Ion Aramendi

Marc Calderó y Lourdes Maldonado.
Marc Calderó y Lourdes Maldonado.

TVE es, actualmente, la némesis del Rey Midas.

Si el mítico monarca convertía en oro todo lo que tocaba, en la cadena pública logran todo lo contrario.

Todo proyecto que ponen en marcha tiene garantizado el fracaso más estruendoso.

El último ejemplo lo conforma el programa presentado por Marc Calderó y Lourdes Maldonado en los mediodías de lunes a viernes.

‘Hablando claro’ ha dejado sin habla a los prebostes de la pública.

Y es que su estreno ha supuesto un nuevo bofetón a la hora de acudir a evaluar las audiencias.

El equipo de José Manuel Pérez Tornero, presidente de RTVE, había depositado muchas esperanzas en este proyecto y para ello no dudó en recurrir a dos figuras externas, una de Mediaset, Calderó y la otra una ex de Antena 3 y Telemadrid, Maldonado.

Sin embargo, en lo que ha sido el debut oficial de ambos presentadores, su cuota de pantalla no ha llegado siquiera al 7%, un 6,8%.

Hay quien por los pasillos de la televisión pública ya hace chascarrillos sobre los últimos nombres de los programas del mediodía en TVE.

Cuentan con mucha sorna algunos empleados que «se ha pasado de no tener ‘Las cosas claras’ a ‘Mejor contigo’….pero en otra cadena y ahora a ‘Hablando claro’, en TVE lo tenemos negro para retener a la audiencia».

El temor no es ya verse superado ampliamente por los grandes transatlánticos que navegan por las aguas de Antena 3, ‘Espejo Público’ y de Telecinco, ‘El Programa de Ana Rosa’, sino que cadenas de menor empaque, autonómicas inclusive, acaben dando el ‘sorpasso’ a TVE en esa franja horaria.

Tanto es así que no son pocos los que recuerdan que a Mariló Montero, con buenos datos de audiencia, se la puso de patitas en la calle por cuestiones que, evidentemente, tenían muy poco que ver con su desempeño profesional y sí más por meter a los amiguetes de turno.

Lo que sí está claro es que en la pública no saben a qué carta quedarse y cada cambio que realizan en ese tramp horario es una auténtica ‘carnicería’ en materia de audiencia.

Si con Jesús Cintora no se alcanzaron los datos deseados, menos espectadores se consiguieron con Ion Aramendi, pero mucho peor lo es todavía ese ticket que forman Marc Calderó y Lourdes Maldonado, a los que también les tocó la china de tener que debutar antes de tiempo por mor del fallecimiento de la Reina Isabel II de Inglaterra.

Ahí la cadena obtuvo en esa franja más del 10% de audiencia, pero básicamente porque eran muchos los espectadores interesados en todos los actos programados por la muerte de la monarca británica.

Acabado ese foco de interés informativo, la audiencia huye despavorida de ‘Hablando claro’.

Máxime si además se nota en demasía el sectarismo político que sigue imperando en esos programas.

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído