La mamarrachada coincide con la denuncia de la APM a Podemos por presionar a varios periodistas

Los podemitas atacan a Periodista Digital con nocturnidad y alevosia: «Los medios difaman, los nazis apuñalan»

Luego saldrán los Wyoming y Buenafuente de turno a partirse la caja con los Iglesias y compañía

Los podemitas atacan a Periodista Digital con nocturnidad y alevosia: "Los medios difaman, los nazis apuñalan"
El ataque sufrido en PD. PD

Las cámaras de seguridad han grabado a los facinerosos pegando sus patéticas amenazas en la cristalera exterior de la redacción de Periodista Digital

Son cobardes en el más extenso sentido de la palabras. Su odio a los medios que no les bailan el agua está más que acreditado, pero como con argumentos sólidos pueden luchar, prefieren el ataque sórdido y de madrugada.

La redacción de Periodista Digital amanecía este 11 de marzo de 2017 con una pancarta que rezaba así:

Los medios difaman, los nazis apuñalan

Este ataque viene a coincidir con la denuncia que el 6 de marzo de 2017 realizaba la Asociación de la Prensa de Madrid sobre las presiones, coacciones y amenazas de diverso pelaje que Podemos estaba ejerciendo sobre varios profesionales de los medios de comunicación –La lista negra de periodistas que han sido intimidados por los chavistas de Podemos-.

Como bien decía el 9 de marzo de 2017 Isabel San Sebastián en su tribuna de opinión en ABC:

Doy por hecho que las amenazas existen. No lo he dudado ni un instante, entre otras cosas porque yo misma las he sufrido cuando, estando en Telemadrid, el hoy senador podemita Ramón Espinar exigía en las redes sociales «una campaña de bullying permanente contra Hermann Tertsch e Isabel San Sebastián», o cuando el mismísimo «macho alfa» pedía a sus seguidores que le buscaran «declaraciones inaceptables» de mi persona y algunos otros interlocutores susceptibles de polemizar con él en un programa de televisión.

He padecido igualmente a la jauría que, instigada desde cuentas bien conocidas, se desata en twitter en cuanto consideran atacados sus dogmas. Vocean, insultan, tratan en vano de ofender, pero no matan. No disponen de pistoleros dispuestos a pegar un tiro en la nuca, como era el caso de ETA. Y ni siquiera ETA logró acallar a la prensa libre. No consiguió doblegarnos ni tampoco taparnos la boca.

Por supuesto, siempre estará luego la panda de bufones de la corte podemita dispuesta a hacer el mamarracho en las televisiones para no sólo ponerse del lado del coaccionante, sino además ridiculizar a quienes han puesto negro sobre blanco las amenazas de los podemitas.

Y para ejemplo, dos botones, Wyoming –Wyoming, otro de los listillos que se toma a coña las presiones de Podemos a periodistas: «Esta noticia ha cobrado una dimensión desproporcionada»– y Buenafuente, dos elementos que no dudan en mostrar su sensibilidad con la causa podemita –Buenafuente se burla de la denuncia de la APM y cuestiona la existencia del acoso podemita a los periodistas-.

Además, siempre habrá quien le haga el trabajo sucio a Podemos. Y si no vean como Ignacio ‘PreEscolar’ y el diario Público pueden poner en solfa el trabajo, la trayectoria y la acreditada valía de alguien como Victoria Prego -‘Objetivo Victoria Prego’: Podemos la pone en la diana con la ayuda de Escolar y Público-.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído