Las omisiones pautadas de la cadena pública

Rubalcaba se hace con el control de TVE censurando el ‘caso Bono’ “con premeditación y alevosía”

Alberto Oliart ya no pinta nada en RTVE

El PP ha vuelto a denunciar la manipulación «con premeditación y alevosía» por parte de TVE. Ni Faisán, ni ERE en Andalucía. Y si algo se cuenta es casi por accidente. Por no hablar del caso Bono que, directamente, no existe para la cadena pública -aunque quizá no lo conocen porque en la Corporación La Gaceta está vetada-. Y aunque el PP tiene razón, lo cierto es que no puede reprochar demasiado, pues ellos tampoco han plantado cara al asunto como debieran.

El caso es que toda esta manipulación se debe a que Alberto Oliart parece que ya no pinta nada en RTVE y allí quien maneja los hilos es Rubalcaba, lo cual tampoco suena raro dado el gusto del triministro por estar en todas las salsas.

El PP denunció ayer que el Ejecutivo y el PSOE, comandados ambos, según apuntan, por el vicepresidente primero del Gobierno, han convertido TVE en un instrumento más de su estrategia de partido. Tras realizar un minutado de las informaciones negativas que afectan a los socialistas y a los populares, Génova dice estar en condiciones de acusar a la Corporación de «minimizar» los escándalos del PSOE mientras que inflan la cobertura dada a los problemas del PP.

Algo que en RTVE se apresuraron ayer a desmentir indicando en un comunicado que la «pluralidad» y la «profesionalidad» es lo que rige en sus informativos. Entre otros ejemplos, el secretario de Comunicación, Carlos Floriano, incluyó el del patrimonio del presidente del Congreso.

«Es un caso de manipulación obvio. TVE no ha dado ni una sola información, cuando se trata de temas muy graves», apuntó ayer. Ni en estos meses previos en los que La Gaceta y otros medios han informado sobre sus bienes ni la semana pasada, cuando se admitió a trámite la querella contra Hípica Almenara, de la que es propietario Bono. Se trata de una censura aplicada «con premeditación y alevosía», según el dirigente popular. Junto con el portavoz del PP en la comisión de control de RTVE, Ramón Moreno, Floriano acusó a la Corporación de «malversación de fondos públicos» por destinar un dinero estatal a cubrir las necesidades del partido de Gobierno.

Así, denunciaron que casos como el Faisán o los ERE de Andalucía han merecido en los distintos informativos de la cadena 13,25 y 21,05 minutos, respectivamente, entre el 5 y el 25 de febrero, mientras que los trajes de Francisco Camps han ocupado 29,05. Y asuntos que alcanzan los titulares en todos los medios privados, para la cadena privada no tienen interés.

El miércoles, por ejemplo, no se mencionó que un ex consejero de la Junta de Andalucía cobraba la jubilación desde la fecha de su nacimiento. Los insultos del PSOE, como «la peste» que le dedicó Rubalcaba a Esteban González Pons, tampoco tienen cobertura y las luchas por la sucesión de Zapatero tampoco, que según el PP quedó claro cuando TVE no cubrió la reaparición pública de María Teresa Fernández de la Vega apoyando a Carme Chacón.

Originalmente publicado en La Gaceta.

 

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído