REPASO A LOS DESPROPÓSITOS DE LA PRESIDENTA DE LA COMUNIDAD DE MADRID EN LA TELEVISIÓN PÚBLICA

La desmemoriada Cifuentes se queja del trato que le da una Telemadrid que ella misma entregó al enemigo

Despidos con cajas destempladas de tertulianos, masajes al podemita Espinar y suculentos contratos con el entorno de Ignacio Escolar

La desmemoriada Cifuentes se queja del trato que le da una Telemadrid que ella misma entregó al enemigo
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (PP). EF

¿Y todavía tienes el valor de responsabilizar a Telemadrid, Cristina? Mejor échate a ti misma la culpa por haber dejado entrar al enemigo abriéndole de par en par las puertas

Es de cajón y lo que vale para una guerra también vale para el día a día. Ya lo dice el clásico que al enemigo, ni agua.

Pero Cristina Cifuentes, que se cree la más guay del lugar, decidió, una vez consiguió la Presidencia de la Comunidad de Madrid, meterle mano a Telemadrid y hacer del ente una espacio donde imperase la pluralidad… la pluralidad de la izquierda progre.

Y claro, cuando llevas más de un mes aguantando la presión del ‘mastergate‘, ahora todo son quejas del maltrato que le brinda su propia televisión, reproches en privado y en algún desayuno con periodistas.

Quizá, Cristina, tal vez es necesario que te hagamos un repaso a vuelapluma de los despropósitos que has cometido a lo largo de tus casi tres años de mandato y como has ido entregando Telemadrid a quienes te esperaban con los cuchillos afilados y, por supuesto, no iban a jalearte por ponerles alfombra roja (Israel García-Juez: «Telemadrid me ha vetado de sus tertulias a petición de Podemos»).

DESPIDO DE PRESENTADORES INCÓMODOS PARA CIFUENTES

El 27 de agosto de 2015, por sorpresa, Cifuentes daba orden de fumigar el programa ‘Más Madrid’, presentado por Alfonso Rojo (REPORTERO DE GUERRA: La historia, los secretos, los vicios y las virtudes de los corresponsales).

La idea era ‘despolitizar’ la cadena autonómica madrileña y el primer paso era darle un giro de 180 grados al programa de tertulia política y hasta cambiarlo de nombre. Por supuesto, ahora campan a sus anchas los podemitas de turno y tertulianos de la cuerda morada, que es lo que le molaba a Cifuentes –La vieja guardia de Telemadrid ‘despolitiza’ la cadena a un mes de las elecciones catalanas y a cuatro de las generales-.

Con Ana Samboal, en el primer cuatrimestre de 2016, decidió hacer algo similar, apartarla de las cámaras para que hiciese lo que, por ejemplo, se conoce en TVE como hacer pasillo. Claro, tener ideas y criterio propio e independiente no debía gustarle en exceso a Cifuentes –Cristina Cifuentes aparta a Ana Samboal de ‘Diario de la Noche’ y la pone a ‘hacer pasillo’-.

LA NUEVA TELEMADRID ES EN REALIDAD ‘TELE ESPINAR’

Un año y pico después, concretamente el 14 de noviembre de 2016, los espectadores asistían, en pleno escándalo de la VPO de Ramón Espinar, a la entrevista-masaje más bochornosa al podemita.

En más de once minutos de conversación, no tuvo que responder ni a una sola pregunta sobre el escándalo de su piso (‘Tele Espinar’, de risas con Errejón y Rita Maestre: «Nos gusta mucho más esta Telemadrid que la de antes»).

Ni Isabel González ni Manuel Muinelo, presentadores del informativo de la TV madrileña, llegaron ni a mencionar en ningún momento la polémica que ha perseguido a Espinar desde que la SER hiciese pública su operación especuladora con una vivienda protegida. La ‘nueva’ Telemadrid decían –Fin del misterio: la nueva Telemadrid consiste en masajear a ‘black’ Espinar-.

TERTULIANOS A LA CARTA… A LA CARTA PODEMITA, CLARO

Cifuentes, que se cree la más ladina al otro lado del Manzanares, creyó que si le daba pábulo y coba a los Cintora, Irago, Berlín o Escolar iba a tener un trato más suave, que se podría criticar al PP, pero que a ella la iban a dejar a un lado.

Sólo hay que ver lo que estos ‘amigos’ de la ‘Khalessi‘ han dicho sobre la presidenta regional para entender que, antes de ser estómagos agradecidos, su misión principal es provocar la caída del PP y de Cifuentes.

Y si encima les proporcionas tu propio altavoz mediático, pues ya tal, que diría Mariano Rajoy –Los tertulianos de izquierda que chupan en Telemadrid mientras masacran a Cifuentes por falsificar un máster-.

Israel García-Juez denuncia que la «nueva» Telemadrid le vetó tras las presiones ejercidas por Podemos.

Según afirma a Periodista Digital en conversación telefónica, a principios del pasado mes de diciembre de 2017, le echaron de la tertulia ‘Buenos Días Madrid’ y de todos los programas ‘por criticar a Podemos y decir la obviedad de que muchos de sus dirigentes carecen de preparación‘.

REGALOS EN FORMA DE CONTRATOS AL PUÑALADA TRAPERA DE ESCOLAR

La presidenta regional bebe los vientos por Ignacio Escolar, al que no ha dudado en elogiar su labor periodística pese a reconocer sus diferencias en algunas ocasiones –Así se derretía Cristina Cifuentes con su admirado ‘apuñalador’ mediático: «Todo mi cariño, Nacho»-.

Por supuesto, con Escolar y su entorno, venga a hacer concesiones y dádivas varias, metiendo a la exmujer, al hermano para que al final el resultado sea recibir la puñalada trapera del director de eldiario.es y que te despelleje día tras día desde hace un mes con el máster de la polémica –Cifuentes premió a su ‘apuñalador’ Nacho Escolar con un suculento contrato en la podemizada Telemadrid-.

¿Y todavía tienes el valor de responsabilizar a Telemadrid, Cristina? Mejor échate a ti misma la culpa por haber dejado entrar al enemigo abriéndole de par en par las puertas.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído