La Xunta paga las juergas en La Habana de altos cargos de Cultura y de los de Nunca Máis

La Xunta paga las juergas en La Habana de altos cargos de Cultura y de los de Nunca Máis

Francisco Galván.- Las aguas bajan turbias en la Consellería de Cultura de la Xunta de Galícia, que controla la nacionalista del BNG, Anxella Bugallo, al salir a la luz unas facturas en las que se muestran que se pagaron con fondos público unos 400 mojitos en la Feria del libro de La Habana. Ron y mucho más. Ignacio López Chavez, portavoz de cultura del PP de Galicia, exige que se depuren responsabilidades. «La Conselleira de Cultura mintió al Parlamento», denuncia, y recuerda que a los de Nunca Máis también se los llevaron de juerga.

– ¿Han denunciado ustedes que la Xunta subvenciona mojitos gratis?

Nosotros no lo denunciamos, esta es una factura que la Consellería de Cultura pagó durante los gastos de la organización y celebración de los actos de la Habana. En los gastos en los que la Consellería reconoce que son más, porque las cuentas no son exactas son de casi un 1.300.000 euros.

– ¿En qué gastaron ese dinero?

Este dinero lo gastaron en cosas muy diversas, según parece. Viendo la factura, lo gastaron en la organización de esa recepción en la cual pusieron 400 mojitos y 96 refrescos. Pero nosotros nos queremos centrar en otro tema es sobre todo en la falta de rentabilidad comercial que estos despilfarros de la Consellería de Cultura tuvo para Galicia.

Se gastaron, según ellos, 1.300.000. Sabemos que son más, hay facturas que no están incluídas en esa cantidad y podrían llegar al 1.500.000 o 2.000.000 de euros y la rentabilidad que tuvo en Galicia es de 17.000 euros. Todo esto se hizo de una manera oculta, se quiso ocultar al Parlamento de Galicia las facturas, la gestión económica y ahora vemos el por qué de ese ocultamiento de las facturas con el pago de los mojitos.

– ¿Han ocultado facturas?

Han ocultado facturas, han enviado alguna como ésta de los mojitos, pero queremos todas las facturas, porque sabemos que seguro que salen más irregularidades. Algunas ya la reconocieron El propio Director General de Cultura de la Xunta dijo que habían cometido errores en la gestión. El problema de esto es que los errores en política se resuelven con dimisiones, pero aquí nadie ha dimitido a pesar de los errores que se hicieron en la gestión. Porque los contratos y adjudicaciones se hicieron sin expediente, sin concurso, sin cumplir los procedimientos legales, se adjudicaron a dedo. A parte de esto siguen ocultando información al Parlamento y encima vemos que gastar casi dos millones de euros en la feria de La Habana es un gasto desproporcionado porque la feria de La Habana no tiene repercusión comercial.

Además se ocultó toda la documentación y se sigue ocultando facturas y expediente, y han existido grandes irregularidades en la tramitación, que han reconocido la propia Consellería de Cultura . Exigimos por tanto responsabilidades y transparencia. Y que los fondos públicos se gasten de otra manera, porque que vayan a La Habana 250 personas y se gasten 2.000.000 de euros haciéndolo de manera irregular y encima diciendo que todo ha sido un éxito, cuando las ventas a Cuba no son ni la centésima parte de lo que se gastó en Cuba.

– ¿Quiénes fueron los elegido para viajar a la Feria del Libro de la Habana y por qué?
Según la Consellería hubo un comité de selección. Aparte de las que tendrían que ir que son los editores y escritores fueron el Director General -viajó tres veces en dos meses-, también viajaron los cuatro delegados de las cuatro provincias gallegas, viajaron encima candidatos del Bloque, candidatos a las municipales del 2007 como Elena Torres Blanco. Llevaron también a personas vinculadas con el movimiento Nunca Máis. Y después también invitaron a un gran número de escritores, editores, asociaciones culturales hasta la Real Filarmonía de Galicia al completo que son 55 personas.

Hemos identificado a muchas de esas personas pero la Consellería se ha negado a dar la relación de personas que invitaron a la Feria de La Habana. Es decir, fue una desproporción absoluta a una feria en la que Galicia no obtuvo rentabilidad económica ninguna. No es una feria comercial.

– ¿Una gran juerga a cargo del erario público?

Simplemente fue un medio de exhibir la Consellería de Cultura y de mostrar y viajar al Caribe altos cargos, amigos y afiliados que de otra manera no hubieran viajado. En resumen, una cantidad desproporcionada para una feria de esas características. En la relación de ferias que existe en el libro del Ministerio de Cultura no aparece este feria, porque no tiene interés comercial. Un solo dato, gastaron más en las dos semanas de Feria de la Habana que en todo el año 2007 en el fomento de la lectura.

– Las estancias en suites de los mejores hoteles de la capital cubana o los viajes de avión en clase preferente por importe de 2.350 euros. ¿No han escatimado en gastar dinero público?

Tenemos las facturas de los hoteles y de las facturas. Desde luego, hay jerarquías porque hay facturas de habitaciones de cerca de 200 euros la habitación, mientras que otras vienen por 40 y 30 euros las habitaciones. Se gastó una cantidad desproporcionada en hoteles, tenemos la confirmación de que no nos han enviado la factura de todos los hoteles. Afirman que han gastado 150. 000 euros en hoteles y sin embargo nos faltan facturas de hoteles. Dicen que han gastado 80.000 euros en viajes pero nos falta todavía la relación de viajes porque no sabemos cuántas personas han viajado y tenemos facturas inconexas, facturas en las que no aparecen la relación de personas que asistieron.

Hay una cosa muy curiosa el Director General que viajó a Cuba 3 veces en 2 meses, resulta que apareció una factura de hotel en La Habana de 15 días, y también apareció una factura en la que había vuelto a España durante esas fechas, es decir, se habían pagado habitaciones cuando no estaba en Cuba, estaba en España. Cuando se le preguntó por eso el dijo que no había estado en ese hotel, lo cual es extraño, y que no les había dado tiempo a anular esa factura.

Estaba, pero no estaba…

El caos organizativo era tal que según él se pagó 15 días una habitación de hotel en Cuba sin que él fuese a ese hotel. La factura estaba autorizada por el propio Director General. La situación caótica que se vive es tremenda, pues los nacionalistas que afirman proteger y divulgar las industrias culturales gallegas, resulta que la producción de estos conciertos era una empresa alemana. Fueron casi 10 millones de pesetas, es cierto que los socios son gallegos, pero la empresa tributa en Alemania. Y todo esto lo hicieron de manera irregular. Tuvieron sin expediente y adjudicándolo a dedo. El despilfarro, la desproporción de los gastos, la ocultación al Parlamento y encima las continuas irregularidades exigen algún tipo de responsabilidad por parte de la Consellería.

¿Es la primera vez que ocurre algo así?

No es la primera vez. Hace dos años organizó un programa que se llama la Cultura Circula, que costó casi dos millones de euros y fue un desastre. Incluso contrataron a la empresa del hermano del Conselleiro de Indutria, una empresa que se había creado días antes, y le adjudicaron contratos por valor de 180.000 euros. Las irregularidades para favorecer a familiares y amigos es continua en la Consellería de Cultura y la ocultación de datos también.

– ¿Qué acciones políticas tienes ustedes preparadas?

Nosotros estamos debatiendo que iniciativas llevar al próximo pleno, hemos presentado iniciativas y preguntas y además hemos denunciado en la prensa. También creemos que se pueda llegar a examinar las cuentas, porque si hay tantas irregularidades a lo mejor hay que fiscalizar las cuentas. Pero lo que estamos haciendo en insistir en que queremos todas las facturas, no sólo las que ellos quieren elegir, que ,manden también los expedientes de contratación, y por último que asuman responsabilidades políticas de todo esto, y por eso hemos pedid que venga la Conselleira a dar explicaciones.

¿Van a pedir la dimisión de la Conselleira?

Ya la hemos pedido la del Director General, pero la Conselleira también tiene que asumir responsabilidades. Porque ellos incluso engañaron al Parlamento por las cifras que dieron y diciendo que los expedientes estaban todos correctos. Y un político que engaña al Parlamento no puede seguir en política.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído