REPORTAJE PD/ LOS MANTEROS REGRESAN A GRAN VÍA

Carmena permite que los manteros vuelvan al centro tras el falso veto de expulsarlos por Navidad

La alcaldesa tenía una fecha pensada para terminar de controlar a los manteros instalados en el centro.

La venta ambulante ilegal vuelve a tener protagonismo en una de las arterias más importantes y emblemáticas de la capital. El veto de la alcaldesa Manuela Carmena, se produjo tras el estreno de la «nueva Gran Vía«, con órden directa del Ayuntamiento de expulsar al top manta.

El Consistorio envió nada menos que a 139 agentes, a la zona de refuerzo para que se dedicaran exclusivamente a evitar esa práctica.–La distensión de Carmena con los manteros se le vuelve en contra: los comerciantes de uñas y ellos la llaman racista–

Pero lo que no sabíamos es que la alcaldesa ya tenía una fecha pensada para terminar de controlar a los manteros ilegales instalados en el centro. Y así es, desde el día de Reyes, coincidiendo con el fin de la campaña de navidad, el control policial es minoritario y finalmente los manteros han regresado.–Rita Maestre prueba su propia medicina: manteros irrumpen al grito de «¡racista, racista!»–

Periodista Digital se ha trasladado a la emblemática calle y ha podido comprobar el escaso control policial y la instalación de puntos de venta ilegal repartidos por Gran Vía. Los grandes afectados por estos puntos de venta ambulante son los comerciantes de la zona, que afirman tener una clara competencia desleal que les supone grandes pérdidas económicas.

 

COMPETENCIA DESLEAL Y VENTA ILEGAL

Tras la llegada de las rebajas, el top manta ha vuelto a las calles del centro. Aunque algunos dueños de los comercios nos reconocen que nunca se marcharon, iban de calle en calle, es decir, Gran Vía, Preciados, Sol y en los aledaños de la Plaza Mayor.

«Para nosotros que el top manta vuelva a las calles sin presencia policial es lo peor que nos puede pasar. Es una competencia desleal que nosotros no podemos controlar y vemos que el Ayuntamiento favorece antes a ellos que a nosotros. Los que tenemos negocios , tenemos que pagar nuestros impuestos y tenemos familias que mantener», nos comenta Paco, dueño de un comercio cerca de la Plaza Mayor.

«Lo que hace el Ayuntamiento es teatro. En navidad, hubo menos manteros porque la policía controlaba todo el día, ahora han vuelto y para nosotros es una ruina. Queremos que el Consistorio nos de soluciones reales y acabe con la venta ilegal, es bochornoso», señalaba Carmen, encargada de una casa de costuras en el centro.

La principal reclamación de los pequeños comerciantes es que las administraciones, deben ponerse manos a la obra para dar salida a un conflicto que no parece resolverse. El top manta en la capital ha generado una sensación de profundo malestar por la impunidad de Manuela Carmena y su equipo de gobierno frente a estas mafias ilegales.

«Ahora por la mañana hay menos manteros, pero a partir de las 12:30 esto es una auténtica locura. Por la tarde y por la noche ocupan las calles, se ponen en fila y parece ser que la policía hace oídos sordos. En el tiempo que llevo aquí, que son bastantes años, nunca he visto que la policía les quitase la mercancía, es tremendo», afirmaba Jose, dueño de un establecimiento en la calle del Carmen.

El portavoz de la Confederación Empresarial de Madrid-CEOE, Francisco Aranda, reconoce los problemas de «degradación» que genera esta práctica que, además de «generar un clima de inseguridad ciudadana», transmite «una imagen nefasta de la ciudad» para todos los que visitan Madrid, pese a que el turismo es la primera industria de la ciudad.

Paloma de Marco, portavoz de la Asociación de Comerciantes de Preciados, Carmen, Arenal y Adyacentes (Apreca), critica el dispositivo policial del concejal de Seguridad, Javier Barbero y de Carmena: «De poco sirve si no les ordena que se marchen e impiden esas prácticas».–Espinar ‘reaparece’ para defender a los manteros y atacar al Corte Inglés y las grandes superficies tirando de bulos y demagogia–

Los comerciantes piden a Manuela Carmena que esta medida esté durante todo el año y no solo en navidad. Reclaman al Ayuntamiento de Madrid que tome medidas serias, con los manteros ilegales y que se dediquen a eliminar la actividad criminal de las mafias y la ilegalidad de la venta de productos falsificados. La conclusión de comerciantes y organizaciones es la misma: «El centro de la ciudad no puede convertirse en un espacio de impunidad»

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído