EL DIRECTOR DEL CENTRO COORDINADOR DE ALERTAS Y EMERGENCIAS SANITARIAS AVISÓ DE QUE HABÍA UN 53% DE CONTAGIOS LOCALES, DATO QUE INVALIDABA LA CELEBRACIÓN DE LAS MARCHAS FEMINISTAS

Simón, acorralado: el epidemiólogo de Sánchez supo 72 horas antes que la coartada para celebrar el 8-M era falsa

Salvador Illa también se cubrió de gloria advirtiendo de los riesgos de las concentraciones un 6 de marzo de 2020, pero poniéndose de perfil ante los actos del Día de la Mujer

Simón, acorralado: el epidemiólogo de Sánchez supo 72 horas antes que la coartada para celebrar el 8-M era falsa

No hay por donde cogerlos, aunque todo el pueblo español espera que la Justicia ponga a buen recaudo a Sánchez, Simón, Illa y compañía.

Carlos Cuesta, subdirector de Okdiario, cuenta este 21 de junio de 2020 una de esas informaciones que harían arder las calles en cualquier país que se precie de exigir responsabilidades a sus dirigentes.

No es el caso de España donde, día tras día, se van conociendo nuevos datos de la gestión del Gobierno socialcomunista durante la pandemia por el coronavirus y, sin embargo, nada parece suceder, judicialmente hablando.

Pero igual la baraka de la tropa de Pedro Sánchez empieza a torcerse.

Por lo pronto, al director del Centro Coordinador de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, le ha estallado un escándalo mayúsculo que terminará con él en los tribunales.

Simón se enfrenta a una querella por no haber activado las alarmas y evitar, entre otros actos, la manifestación del 8 de marzo de 2020 por las calles de Madrid y otras ciudades españolas.

El 5 de marzo de 2020, es decir 72 horas antes de las marchas feministas, el nivel de contagios locales era del 53%, un dato suficiente para suspender ese evento como ya había sucedido días antes con el congreso evangélico, tratando de evitar que se mezclasen en ese simposio religioso personas de países potencialmente peligrosos por la evolución de la pandemia.

Lo verdaderamente grave es que el propio departamento dirigido por Fernando Simón desmontó involuntariamente la coartada del Gobierno con la que esgrimía seguir con el 8-M : el Centro de Alertas había comunicado a Sánchez tres días antes del 8-M que más de la mitad de los contagios eran ya internos, no procedentes del extranjero. Por lo tanto, se debía haber actuado igual con la Iglesia Evangélica que con el 8-M.

Los datos plasmados en los Análisis Epidemiólogos del CCAES hasta el 8 de marzo reflejan los siguientes repartos de casos entre contagios locales e importados: el 20 de febrero, hubo 2 casos importados y, a esas alturas, no había casos nacionales.

EL ALGODÓN Y LOS PORCENTAJES NO ENGAÑAN

El 28 de febrero, de los 17 casos analizados, 15 (83%) fueron importados y 3 (17%) locales. El 2 de marzo, de los 33 casos analizados, 20 (61%) importados, 13 (39%) locales. El 3 de marzo: de los 57 casos analizados, 29 (51%) importados; 28 (49%) locales. Y el 5 de marzo cambia el reparto: de los 107 casos analizados, 47% fueron importados; y el 53% locales.

El Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ha asegurado, en reiteradas ocasiones, que desconocía la gravedad del avance del coronavirus en España antes del 8-M.

Pero cada vez son más las evidencias de que su argumentario es radicalmente falso. De hecho, el propio ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su reunión ante la Unión Europea el 6 de marzo de 2020 reconoció literalmente las siguientes expresiones

La situación es preocupante y entraña un riesgo serio, no debemos subestimarlo.

Sin embargo, haciendo bueno el catecismo socialcomunista de decir una cosa hoy y cambiarla al día siguiente o a las pocas horas, dos días después era él mismo quien lo subestimaba y su Gobierno permitía todas las manifestaciones feministas a lo largo y ancho de la geografía nacional.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído