La socialista culpó al sueño del lapsus en su ‘tweet’

La ministra González Laya no se entera y confunde las banderas de Italia y México en plena cumbre Sánchez-Conte

La representante de Asuntos Exteriores confundió los símbolos patrios de ambos países en una de sus publicaciones en redes sociales

La ministra González Laya no se entera y confunde las banderas de Italia y México en plena cumbre Sánchez-Conte
Arancha González Laya PD

Arancha González Laya protagonizó un vergonzoso ‘lapsus’ en su cuenta de Twitter.

La ministra de Asuntos Exteriores confundió la bandera de Italia con la de México.

A pesar de ser iguales en los colores, el escudo en la bandera de México hace que sea fácilmente diferenciable con respecto a la nación europea.

La equivocación de la ministra ocurrió en un ‘tweet’ para dar la bienvenida a la delegación italiana a España, que participa en una cumbre bilateral que no se celebraba desde el año 2014.

Con una fotografía de la catedral de Palma de Mallorca de fondo, Arancha González Laya ha saludado a las autoridades de la república italiana, que han llegado con retraso, con un “Bon día” en catalán.

Esa expresión la ha acompañado de un “hoy en Palma de Mallorca para la cumbre” y las banderas de ambos países. Sin embargo, realmente, ha puesto al lado de la española la mexicana.

Horas después, la propia ministra de Exteriores rectificó en su mismo perfil de Twitter con otro mensaje: «Decididamente … la noche ha sido corta y se nota… disculpas». En este ‘tweet’ sí que ha puesto la bandera de Italia al lado de la española.

Esta reunión de alto nivel, que se desarrolla en el Palacio Real de La Almudaina, pone de relieve, según el Ejecutivo, “la excelente relación entre ambos gobiernos”.

El presidente Pedro Sánchez, anfitrión en la cita, se ha llevado hasta Mallorca a los vicepresidentes Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera, así como a los ministros González Laya, Margarita Robles, Fernando Grande-Marlaska, Yolanda Díaz, Reyes Maroto, Luís Planas y José Luís Escrivá. Una delegación numerosa que pone de relieve la importancia que le da Sánchez a Italia.

Fuentes de Moncloa señalan que “la confluencia de intereses de ambos países se ha puesto de relieve en los últimos meses ante los retos de la pandemia, cuando ambos Gobiernos han defendido al unísono la necesidad de una respuesta europea ante la crisis económica y social derivada de la emergencia sanitaria”.

De hecho Sánchez y su homólogo italiano, Giuseppe Conte, lideraron las negociaciones en el seno de la UE.

Otros ‘lapsus’ socialistas

Isabel Celáa también tuvo un ‘lapsus’ en mayo de 2020.

La ministra de Educación utilizó una mascarilla KN95 para evitar un posible contagio de COVID-19. Irónicamente, es el mismo modelo del material que entregó, gratuitamente, Isabel Díaz Ayuso a los madrileños. Sí, ese que despertó una oleada de críticas del PSOE y Podemos.

La titular de Educación, olvidándose de los disparates de su partido, apostó por protegerse con un modelo tipo FFP2. Así quedó demostrado en las imágenes tomadas en la sesión de control al Gobierno en el Senado el pasado martes 12 de mayo de 2020.

En abril de 2020, el ‘desliz’ lo vivió el propio Pedro Sánchez.

El líder del PSOE afirmó que Almería y Cádiz son provincias limítrofes. Un lapsus que llenó las redes sociales de ‘memes’.

La periodista de Canal Sur Noticias, Carmen Torres, sólo le preguntó si los habitantes de una provincia que se encuentre en una fase superior a las de las provincias limítrofes podrían desplazarse por estas provincias. Sin embargo, la respuesta cambió por completo la organización geográfica de Andalucía. Al menos, en la mente de Pedro Sánchez.

“Efectivamente si por ejemplo…Almería y la provincia de Cádiz. Si usted vive en Almería y está en la fase dos y Cádiz está en la fase tres, pues lógicamente no podrá transitar de Almería a Cádiz a disfrutar de los servicios tan fantásticos que tienen en Cádiz”, explicó Pedro Sánchez.

Las provincias limítrofes son aquellas que limitan unas con otras, por lo que es complicado que Almería y Cádiz puedan ser puestas como ejemplo de limítrofes, ya que entre ambas, se encuentran las provincias de Granada y Málaga.

No es la primera vez que Pedro Sánchez sufre una equivocación de grandes magnitudes. En octubre de 2019, el líder del PSOE también mostró dificultades para encontrar cuáles eran las diferencias entre el jamón serrano y el ibérico.

Una oportunidad que tomó al vuelo Carlos Herrera para explicárselo en su programa de radio.

«Extremadura es una de las mecas del jamón ibérico, como lo es Huelva, como lo son Los Pedroches, como lo es Guijuelo… y se ve que alguien le dijo (uno de estos storytellers): ‘Oye, mira, presidente, los aranceles pueden afectar al jamón, entonces habría que decir, hombre, que los productos españoles tal y que cual». Y va Sánchez y dice que cuando vino el presidente chino comió jamón serrano extremeño».

Añadía Herrera:

«Vamos a ver, Sánchez, el jamón extremeño, yo no dudo que efectivamente habrá jamón serrano extremeño, pero el jamón competitivo que comió el chino si fue extremeño, que pudo ser de Huelva o de Guijuelo, fue jamón ibérico».

Y remachaba con un cursillo exprés de diferentes tipos de jamón:

«¿Qué diferencia hay entre el jamón serrano y el jamón ibérico? Pues que el jamón serrano es de cerdo blanco, cerdo estabulado que come piensos. ¿Y es parecido al ibérico? Pues hombre son primos lejanos. Ojo, hay buen jamón serrano en España, como en Teruel. El serrano es más salado y menos calórico, de un color así rosáceo. El ibérico es un cerdo autóctono de España que come bellota cuando hace montanera, bellota o hierbas y todo lo que le eches, y el otro come pienso».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído