Blanqueo de capitales, tráfico de influencias, malversación de fondos...

¡Se acabó lo que se daba! Meten a Granados en prisión por formar parte de una «organización criminal»

Le acompaña el empresario David Marjaliza: lo habría beneficiado en materia de contratación pública y urbanismo

¡Se acabó lo que se daba! Meten a Granados en prisión por formar parte de una "organización criminal"
El exsecretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, a su salida del juzgado. EFE

"Es titular de algunas de las cuentas de las que las autoridades suizas han informado que existe sospecha de blanqueo de capitales agravado"

El juez Velasco ha enviado a prisión a Francisco Granados y al empresario David Marjaliza por formar parte de una «organización criminal» desarticulada con la ‘Operación Púnica’.

CUENTAS

El magistrado atribuye a Granados los delitos de blanqueo de capitales, organización criminal, contra la Hacienda Pública, tráfico de influencias, cohecho, malversación de fondos, prevaricación y fraude.

La resolución judicial detalla que el ex número dos del PP madrileño es «titular de algunas de las cuentas de las que las autoridades suizas han informado que existe sospecha de blanqueo de capitales agravado».

INDICIOS

El juez considera también que existen indicios de que a lo largo de su carrera pública el ex dirigente ‘popular’ habría beneficiado a Marjaliza y a otros empesarios como José Luis Huerta en materia de contratación pública y urbanismo, de forma que tomó parte en «una red de tráfico de influencias que ha utilizado también en beneficio propio».

Negó el cobro de comisiones y la cuenta suiza
La decisión del juez llega después de Granados negase el cobro de comisiones a cambio de haber mediado en la adjudicación de contratos públicos. También aseguró que la cuenta de Suiza que se le atribuye es del empresario David Marjaliza.

EXPLICACIONES

El ex número dos de Aguirre explicó que abrió una cuenta en Suiza en 1996 porque su agente se cambió de banco pero en el año 2000, un año después de su elección como alcalde de Valdemoro, la cedió a Marjaliza y recuperó los 320.000 euros que tenía en este depósito.

Según su versión, el banco no le dejó cerrar la cuenta y le pidió que llevara a otro titular, para lo que eligió a Marjaliza.

El dinero ‘blanqueado’ volvía como exportaciones
Pero, ¿cómo funcionaba en realidad la trama? Los fondos que Granados y su socio Marjaliza presuntamente obtenían del cobro de comisiones no se quedaban mucho tiempo en Suiza. Según apunta la investigación, en las cuentas suizas se realizaron multitud de operaciones con el objetivo de que los fondos volvieran a España «blanqueados».

Así, en estas cuentas constan numerosas operaciones de compraventa de activos financieros, divisas y transferencias internacionales de capital a otros países en América, tanto en euros como en dólares. «Las investigaciones realizadas han permitido cerrar el círculo de la operativa de blanqueo en la que el dinero colocado en Suiza, retorna después a España tras pasar por varios países bajo la apariencia de diversas operaciones de exportaciones», apunta el magistrado Velasco.

El ‘chivato’, en libertad

En cuanto al resto de implicados en la trama, el juez ha dejado en libertad con comparecencias mensuales al guardia civil José Manuel Rodríguez Talamino, «responsable de la filtración» que hizo a Granados sobre la instalación de un vídeo de vigilancia en las inmediaciones de la empresa de Marjaliza. Este chivatazo puso «en grave riesgo la investigación» y dificultó «severamente» la marcha de la misma, según el auto.

El magistrado también ha dejado en libertad a los empresarios Víctor Manuel Ortega Martínez y José Manuel Casado del Castillo, que tendrán un plazo de diez días para prestar sendas fianzas de 6.000 euros. Según el auto, ambos habrían mediado en varios pagos de 70.000 euros para lograr la adjudicación a Cofely de un contrato de eficiencia energética por parte del Ayuntamiento de Collado Villalba, por valor de 39,4 millones de euros.

Para la materialización de estos cohechos se habría preparado un sistema de facturas falsas entre las empresas de Marjaliza y Cofely por «servicios no prestados» en el marco del contrato investigado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído