"Quiere tener ingresos, tener ingresos, tener ingresos, tener ingresos...."

‘El País’ desvela una grabación secreta que deja como un trapo a Ignacio González

"Y le digo: Nacho, tranquilízate, pasa desapercibido"

'El País' desvela una grabación secreta que deja como un trapo a Ignacio González
Ignacio González. CM

Y se preguntan ambos por qué no alquilan su lujoso y polémico chalé de Marbella por lo "menos por una cuestión de imagen"

Lo desvelaba este sábado 30 de abril de 2017 el diario El País: «Edmundo Rodríguez Sobrino, principal testaferro de Ignacio González en la Operación Lezo, reprochó en varias ocasiones al expresidente madrileño su obsesión por el dinero».

En una de las ocasiones lo hizo durante una conversación que mantuvo con María Fernanda Richmond, exdirectora financiera del Canal de Isabel II y en la actualidad en prisión y que fue interceptada por los agentes de la UCO de la Guardia Civil.

La conversación fue en el restaurante La Chamartina de Madrid, el 4 de octubre pasado, y refiriéndose a la situación patrimonial de Ignacio González, Rodríguez Sobrino afirma:

«Él se equivoca, ya cada vez que hablo con él le digo lo mismo. Siempre le doy el mismo consejo, él quiere tener ingresos, tener ingresos, tener ingresos, tener ingresos…. Y le digo: Nacho, tranquilízate, pasa desapercibido».

Richmond, por su lado, indica a Rodríguez que la situación patrimonial de González «no aguanta justificaciones», a lo que su interlocutor responde:

«Uno de los posibles ingresos del expresidente es el dinerillo B que haya por ahí, y que [lo] vaya sacando para una cena, pa un no sé que, pa tal».

Richmond destaca que el expresidente de la Comunidad de Madrid tiene una hija en la universidad privada y dos empleadas de hogar y que el diario La Razón le paga unos 4.500 euros al mes por sus colaboraciones, dinero insuficiente para sostener el lujoso modo de vida que mantiene el matrimonio formado por Ignacio González y su esposa, Lourdes Cavero.

Y se preguntan ambos por qué no alquilan su lujoso y polémico chalé de Marbella por lo «menos por una cuestión de imagen».

Según la investigación del caso Lezo, Cavero ha dispuesto, por otra parte, de dos cuentas bancarias en el ING Belgium de Bélgica que no declaró a la Agencia Tributaria española y por las que se han interesado los investigadores de la Operación Lezo. Ninguno de los dos ha declarado cuentas en el extranjero.

El juez Eloy Velasco, instructor del caso Lezo, está convencido, y así lo revelan grabaciones telefónicas que airea El País, que su tren de vida y lujo «desorbitado no se justifica» en los poco más de 4.500 euros que el expresidente recibe por su trabajo como colaborador del diario La Razón.

Los investigadores han pedido información a las autoridades belgas sobre las dos cuentas que Cavero «ha mantenido abiertas en el Reino de Bélgica de manera velada». No obstante, los agentes tienen dudas de que sean estas las utilizadas por el matrimonio para ocultar el abultado patrimonio del que hacen gala pese a las advertencias de sus allegados.

Los rendimientos de esas cuentas, según los agentes, pueden tener relación con ingresos de Cavero derivados de un cargo que ocupó hasta 2015 en Bruselas en el Consejo Económico y Social Europeo (CESE). El juez va a enviar comisiones rogatorias a diferentes países en busca del dinero que sospecha esconde el matrimonio por cobro de comisiones en paraísos fiscales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído