El líder de los republicanos se mofa del expresidente fugado y lo cubre de improperios

El mal de ojo que echa Junqueras por las esquinas del penal: «¡Puigmamón!»

Los presos de ERC y del PDeCAT se esquivan en prisión y apenas coinciden en la necesidad de abandonar a su suerte a Puigdemont

El mal de ojo que echa Junqueras por las esquinas del penal: "¡Puigmamón!"
Oriol Junqueras TW

No habla con los presos del PDeCAT, pero sí lo hace habitualmente con el que está considerado el preso más peligroso de toda Cataluña

Se lo cuentan a ‘El Español’ varios funcionarios de la prisión de Lledoners, y la información, que no tiene desperdicio, sirve para ver cómo andan las cosas entre los de ERC y PDeCAT por mucho que se afanen en pintarlo todo de color de rosa, o de amarillo según se tercie. (El embrujado preso negro que le ha prometido a Junqueras arreglarle lo del ojo en un pispás).

El líder de los republicanos, Oriol Junqueras, echa pestes contra quien le dejó en la estacada, el inefable Carles Puigdemont, al que llama «Puigmamón» sin cortarse un pelo de la barba.

Grita este nombre como un poseso por los pasillos de la cárcel. «Este tío está loco» es uno de sus comentarios más habituales del republicano.

Los insultos de Junqueras, según el medio citado, no resultan tan extraños si se tiene en cuenta que, según varios funcionarios de la prisión, los presos del círculo del PDeCAT y de ERC ni siquiera se hablan.

«Si ves a los presos del procés en el módulo, y no sabes quiénes son, pensarías que ni se conocen. Ves a Oriol Junqueras en una mesa, comiendo con delincuentes comunes, y a Rull y Turull por otro lado, en otra mesa, sin mirarse. En realidad, con el que más se mueve Junqueras es con Raül Romeva [también de ERC]. Es con el que más rollo tiene»,

dice uno de los funcionarios.

Según el relato de aquellos que han compartido módulo con los presos del procés, el séptimo en liza es un Jordi Cuixart convertido en la Suiza de la guerra entre ambas facciones independentistas. «Cuixart se ha mimetizado a la perfección con el entorno de la prisión. Lo ves con mallas y es imposible distinguirlo del resto de presos comunes. Recibe la visita de su pareja y de otras amigas, y eso parece ser todo».

«Para que te hagas una idea, Junqueras no habla con los presos del PDeCAT, pero sí lo hace habitualmente con el que está considerado el preso más peligroso de toda Cataluña por todos los funcionarios de prisiones de la comunidad. No sería raro que la dirección le hubiera pedido a ese preso que protegiera a Junqueras»,

detalla uno de los trabajadores de la prisión.

Inda se carcajea de Sardá por defender la reunión de Iglesias con Junqueras: «Ve y ponte la coleta»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído