José Cavero – Todas las batallas del PP.


MADRID, 25 (OTR/PRESS)

En la presente etapa de euforia postelectoral por la que atraviesan algunos dirigentes del PP, tras haber conseguido un escaño más, pero crucial, en las elecciones gallegas, y tras «tocar poder» por virtud de su apoyo al PSE en Euskadi, parece que está poniéndose en marcha la orden de que todo vale para desgastar y, en su caso, derribar al Gobierno.

Por supuesto, la crisis y sus efectos siguen siendo la primera causa de críticas de los populares al Gobierno de Zapatero, en particular las cifras de parados, y el hecho de que todavía se adviertan muy escasamente los efectos de las medidas adoptadas por el Ejecutivo. Se produce, sin embargo, en esta materia, un cierto repliegue después de haberse escuchado unos primeros augurios de que el final de la crisis puede estar ya muy próxima y empieza a verse una cierta luz, aún difusa y confusa, al final del túnel. Se teme en algunos ámbitos del PP el momento en que empiece a superarse la crisis y se recuerde que el PP no arrimó el hombro ni tiró del carro, ocupado sólo en criticar y culpabilizar al adversario político…

Pero, de momento, el PP y sus estrategas buscan y encuentran otras razones para la crítica y un eventual deterioro del Gobierno. Por ejemplo, con la sorprendente iniciativa de recurrir ante el Tribunal Constitucional los Presupuestos Generales del Estado de 2009. Montoro admite que los recurre «por oportunidad política» y por considerar que están basados en previsiones macroeconómicas desfasadas y falsas. Cabe sospechar que los presupuestos de todos los Estados del Mundo Mundial adolecen, este año, de idénticos desfases y falsedades en los datos. La crisis trajo consigo algunos «corrimientos de tierra» no previstos, ni siquiera previsibles…

El PP también ha hecho suya la batalla contra la vicepresidenta de la Vega por causa de su voto en una localidad valenciana. Alega que la inscripción en aquel censo no estaba conforme a los plazos que establece la ley, algo que niega el Gobierno. El PP combate en primera línea contra el anuncio de la ministra Chacón de que las tropas españolas en Kosovo abandonarán este enclave, hoy república independiente, en los próximos meses. Y esta posición se mantiene pese a haberlo reclamado con insistencia y tras manifestarse perfectamente de acuerdo con ese abandono que ahora apadrinan Chacón y Zapatero.

Con anterioridad, el PP ha mantenido un combate «a muerte» contra el «enemigo Garzón». Por supuesto, el PP también se ha puesto al frente de la manifestación contra el futuro «aborto libre», del brazo del Episcopado y hasta si procede, de las cofradías de Semana Santa. El PP también se alinea con la campaña del «lince episcopal», y en contra del empleo del preservativo para evitar el Sida… También se ha puesto al frente de la manifestación de los murcianos en favor del Trasvase del Tajo-Segura, que el Estatuto de Castilla-La Mancha da por concluido en 2015.

El PP no tiene inconveniente en aliarse con el PNV o con CiU en el Congreso, siempre que se trate de combatir iniciativas del Gobierno y de dejar en soledad al grupo socialista. Y a pesar de que el mismo PNV o la misma Convergencia estén siendo combatidos en Euskadi por otros intereses… «Cuando peor, mejor», parece el eslogan que hoy aplican a diario los populares…

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído