¡QUÉ PENA!

¡QUÉ PENA!

Les encantan las bellotas:

La encina es un buen árbol para los cerdos;

También la Política para los lerdos,

-Sinónimo de quienes, de palabrotas,

En vez de tomar acuerdos,

Saciándose la boca, se ponen las botas-;

 

Los que en español también se llaman guarros,

Puercos, marranos, cochinos,

Y otros tíos y sobrinos,

Por socavones y barros,

De la vil Política llevan los carros,

Cargados de desatinos;

 

Las bellotas de la encina

Son buenas, como también es su madera,

Hecha leña de propina

Para el lar y la cocina,

Quitándonos del cuerpo la friolera

Y el alma calentando … ¡y de qué manera!;

 

La Política es lo mismo,

Pero al revés: entre ésta y aquella,

Media un profundo abismo:

El de una terca y perpetua querella

Entre los que hociquean y hozan en ella,

Y quienes están en ella por altruismo…

 

 

Esto es lo que hay, almuerzo, comida y cena,

Todos los días … La Política … ¡qué pena!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído