NO ME EXPLICO, PUES, MINISTRO …

NO ME EXPLICO, PUES, MINISTRO ...

 

Ha sido en Vallecas: no había

Mejor sitio para empezar la guerra

Esa sórdida jauría

De Rojos, con la manía

De al bienestar en Madrid darle tierra,

Cuando el ir a las urnas llegue el día;

 

Es el barrio donde el huevo,

Que ha incubado el pérfido arpía,

-Que aquí fue el mancebo

Del Derecho, y hoy el nuevo

Amo en el Guadarrama de la hipocresía-,

Eclosiona, fiel cogiendo su relevo,

 

Con el odio a flor de piel,

Esa cruel reata de puercos-espín,

Que, sin mesa ni mantel,

Pero el rencor a granel,

Al mensaje de VOX ansía darle fin,

Con la voz en grito: ¡Guerra sin cuartel!;

 

La libertad de expresión,

¡Leche!, cuando las cosas vienen mal dadas,

Acaba en un montón

De insultos, y al mismo son,

A falta de argumentos, ¡sí!, de pedradas,

Soñando estar en la Plaza de Colón;

 

Como todo ha sucedido

Con el tal Marlaska cerrando los ojos,

Y quien ha sido agredido

Le ha roto el tejido,

Raído, con el que arropa a los Rojos,

El Ministro, como siempre, se ha subido,

 

Mirando a otro lado,

Presto al Monumento al Ángel Caído,

Y sin haberse inmutado,

Ni haberse encomendado

A Dios, su respuesta a fuego ha esculpido,

Echándole la culpa al empedrado:

 

De lo de Vallecas, no haga caso la gente,

Pues la Guardia que mandó era suficiente;

Si para tanta hambre de ira había víveres,

Lo que pasó en Vallecas, ¡qué!, … ¿eran títeres?;

No me explico, pues, Ministro, … ¡mil perdones!,

Que para eso … ¡si que haya tenido cojones!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Lo más leído