Julia Navarro

Un paso adelante de América y esta vez en Venezuela

Un paso adelante de América y esta vez en Venezuela
Julia Navarro. PD

El resultado de las elecciones en Venezuela es contundente: el chavismo ha perdido la mayoría en la Asamblea Nacional y la oposición reunida en la Mesa de Unidad Democrática se convierte así en la principal fuerza política. Hasta el presidente Maduro no ha tenido más remedio que reconocer la derrota.

Ahora comienza el futuro si es que Maduro y los suyos aceptan realmente el resultado de las urnas. Y en este momento no puedo dejar de pensar en tantos y tantos venezolanos exiliados que he ido encontrándome en los últimos años durante mis viajes por América Latina. En Panamá, Costa Rica, Colombia, Méjico, Chile… allí estaban intentando salir adelante, luchando por sobrevivir y soñando con el día en que poder regresar a Venezuela.

Gente corriente que un día decidieron que no podían más y decidían irse de su país para poder respirar en libertad y por miedo al régimen chavista.

Lo cierto es que el chavismo ha constituido un gran fracaso porque no solo no ha arreglado los problemas de desigualdad que desde hace décadas sufre la sociedad venezolana sino que ha sumido el país en una quiebra económica y moral, restringiendo libertades y dividiendo a la sociedad en dos mitades a punto de convertirse en irreconciliables.

Imagino que en estos momentos para todos los exiliados se vuelve a abrir una puerta a la esperanza, es decir, a la posibilidad del regreso a su país.

Pero las cosas no van a ser fáciles. La hasta ahora oposición tendrá que ser muy prudente con los pasos que vaya a dar para no enfurecer al tigre que no es otra cosa que el chavismo. Algunos de sus dirigentes ya han señalado que uno de los primeros objetivos será lograr la reconciliación entre los venezolanos.

También es de esperar que una de las primeras decisiones de la nueva Asamblea Nacional sea la de adoptar las medidas necesarias para que los presos políticos recobren la libertad. Pero no solo los presos políticos, también la sociedad entera que ha vivido bajo el acoso del chavismo.

Habrá que ver cómo gestiona su triunfo la Mesa de Unidad Democrática que engloba a los principales partidos de oposición, al tiempo que el presidente Maduro gestiona a su vez la derrota del chavismo que representa.

El resultado de las elecciones ha sido un paso adelante en la recuperación de la democracia y la libertad. Ojalá que nada ni nadie lo trunque.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído