No tienen inteligencia, ni ideas, ni mecanismos, ni voluntad

Manuel del Rosal: «Un montón de datos y un montón de muertos»

Manuel del Rosal: "Un montón de datos y un montón de muertos"

Otra cosa no, pero datos tenemos un montón” Pedro Sánchez “dixit”

Y muertos – hablando en su jerga superficial y vana – otro montón, señor presidente

Esta frase vacía, superficial, vana, sin médula; más propia de un adolescente que de un presidente de gobierno, es la primera verdad que Pedro Sánchez ha dicho desde que está en política, y puede que en toda su vida.

En efecto no tienen nada salvo datos que, a saber, si son ciertos. Pedro Sánchez y su gobierno no tienen nada, están vacíos, son como odres que solo contienen aire.

No tienen inteligencia, ni ideas, ni mecanismos, ni voluntad, solo las maquinaciones de Iván Redondo para mantenerse en el poder sin escrúpulos… y datos, datos que luego utilizan para ocultar esa falta de todo lo que hace a un presidente ejercer de presidente y a un gobierno ejercer de gobierno.

Dicen que Harry Truman trigésimo tercer presidente de Estados (1945 – 1953) tenía sobre la mesa de su despacho en la Casa Blanca una placa con la leyenda: “Aquí se detienen los problemas” Truman asumía que él, como máximo responsable del país, era el que, de alguna manera, debía parar y solucionar los problemas en última instancia. El máximo problema de España y, derivado de él todos los demás, es que, en el despacho presidencial de Pedro Sánchez en la Moncloa, en su mesa, la placa con leyenda dice esto: “Aquí empiezan los problemas”. ¿Cómo puede funcionar un país en el que el principal problema es su presidente? Truman aceptaba su responsabilidad, Pedro Sánchez no ha asumido su responsabilidad en nada de nada, ni la va a asumir. Esos más de 50.000 muertos, esos rebrotes brutales, esos cientos de miles de contagiados, no son responsabilidad de Sánchez ni de su gobierno ¡pobrecitos míos! Son responsabilidad de los ciudadanos que no entendemos la magnífica labor de Illa, Simón y, por supuesto, Pedro. Y a las puertas de la apertura del curso escolar, sin nada en las alforjas de este gobierno de pesadilla, con las cabezas del presidente y de sus ministros vacías de ideas, nuestros niños se enfrentan a la aventura de ir a la escuela sin saber si a la vuelta a casa de ese día de clase, ya llevarán el contagio del coronavirus.

Yo, por mi edad, no tengo hijos en edad escolar, si tengo nietos; pero los nietos son responsabilidad de sus padres. Y si yo tuviera hijos en edad escolar, priorizaría su salud sobre todo lo demás; no me importaría el riesgo de una sanción administrativa por no llevarlos al colegio. ¡Cómo pueden encerrar en el espacio reducido de una clase a niños de primaria sin las mínimas garantías! O con las garantías de un gobierno que no ofrece ninguna confianza, que son garantías de papel pintadas con acuarela que, al primer soplo del coronavirus, serán reducidas a la nada.

“Otra cosa no, pero datos tenemos un montón” Es la frase con la que Pedro Sánchez a abierto el curso político tras unas vacaciones de cinco estrellas mientras los españoles asistíamos perplejos a los rebrotes y él, tumbado en la hamaca como un sátrapa, se bronceaba sin importarle ni los rebrotes ni los españoles.

“Otra cosa no, pero datos tenemos un montón” Y muertos, señor presidente, más muertos, más contagiados y más rebrotes que datos. Esa frase es el paradigma de la vacuidad de su mente, del vacío intelectual que posee, de su indiferencia hacia los problemas reales de España y los españoles. Esa frase dice a las claras que España y los españoles estamos en manos de una persona superficial, hueca, frívola, insustancial, trivial … para desgracia de España y los españoles.

Nos lo merecemos porque libremente lo hemos votado.

Manuel del Rosal

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído